Revista Recre@rte Nš7 Julio 2007 ISSN: 1699-1834      http://www.iacat.com/Revista/recrearte07.htm

 

La madre es una sombra acostada a los pies

Pablo Mora

 

 

Parábola de la madre

 La madre es una sombra,
¿lo sabes?
La madre es una sombra acostada a los pies.

         Al alba,
cuando la luz dorada apenas ilumina,
una criatura aún endeble y vacilante,
la sombra que acaricia sus pies
es larga inmensamente.

         Y, a cada vacilante traspiés de la criatura,
con zozobra mortal
la sombra se estremece.

         Luego el sol va subiendo. El niño se hace hombre.
La sombra se acurruca a sus pies.
Se diría
que la vida de la una se trasfunde en el otro;
y se agota la madre, mientras el hijo crece.

         Cuando el sol brilla en el cenit para el héroe,
erguido en la extensa planicie que le adula
exigua, humilde, pobre,
nadie observa la sombra achicada a sus pies.

         Pero a veces también la luz, la vida, el sol,
las sonrisas de dicha se abaten al ocaso.
El soplo formidable enflaquece.
La cabeza del héroe,
la cabeza robusta que coronaron rosas
desmaya mudamente, exangüe de voluntad.

         Y la sombra imperceptible que nadie tomó en cuenta,
en una exaltación desesperada
se hace de nuevo enorme, se envuelve sobre el hijo,
se hincha y vivifica, fiera, rabiosa y trágica.
Y, cuando el héroe muere, la sombra se hace noche.

Antonio Arráiz. (Lara, Venezuela)

 

 

www.iacat.com

www.micat.net

www.creatividadcursos.com