Revista Recre@rte Nš7 Julio 2007 ISSN: 1699-1834      http://www.iacat.com/Revista/recrearte07.htm

 

EL EQUIPO GANADOR DE LA INNOVACIÓN
(Un enfoque didáctico)
Carlos Peña Rodríguez – Socio Principal de Gerencia Creativa Ltda.
cpr@vtr.net
 

Es bien aceptado el hecho de que en la naturaleza y más  precisamente en el ecosistema cada especie tiene un rol bien definido con características importantes para el desarrollo y permanencia  de cierta actividad.  En la naturaleza humana existe también este reparto de roles.  Existen personas que tienen más habilidades y se desenvuelven con mayor comodidad en Ciencias Exactas, otros en las Ciencias Sociales y otros en las Artes.

Profesionalmente dichas personas según su orientación vocacional se inclinarán hacia el estudio de diferentes carreras: Ingenieros, Abogados, Contadores, Psicólogos, Pedagogos, Médicos, Diseñadores, Actores, Músicos,  Técnicos etc. 

¿Donde se encuentran todos estos profesionales, técnicos, supervisores, y trabajadores en general?  Todos estos  trabajadores de variadas profesiones y oficios y muy entendidos en sus respectivas áreas de conocimiento, se encontrarán trabajando unidos y en pos de alcanzar un objetivo común en las organizaciones y empresas.

Dada sus particulares características, los trabajadores tendrán mayores fortalezas en determinadas áreas, es decir, en “sus áreas”, es allí donde serán mucho más efectivos y eficientes  ya que su “formación profesional” les permitirá “desde su trinchera”, realizar un aporte más significativo para la organización.

 

La Empresa es como un equipo de Fútbol

Un ejercicio quizás muy didáctico para entender “el ambiente empresarial”, es tomar como ejemplo un equipo de fútbol donde existen diferentes puestos  en su organización en la cancha.

Por supuesto que el arquero es quién esta mejor preparado para “trabajar en el arco”, un delantero “tendrá el arco en su mente” para hacer los goles en cuanto encuentre la oportunidad propicia, un defensa detendrá de la mejor forma los avances del equipo rival, un medio campista  será quien tenga las mejores condiciones para retener el balón y para crear  y habilitar con pases llenos de intención a sus compañeros delanteros.  Así es, cada uno en su función avanzando o retrocediendo, atacando o defendiendo, sin embargo; pese a sus características funcionales tan diferentes, todos ellos tendrán un objetivo común muy claro: JUGAR A GANAR EL PARTIDO y poner en el cumplimiento de este objetivo, lo mejor de cada uno de sus integrantes.  Es decir, aportar desde sus respectivos puestos, “jugársela”, “mojar la camiseta”, también deberán poseer una “actitud ganadora”, motivación al logro de los objetivos.

De motivar, dirigir, orientar y controlar que el objetivo se cumpla se encargará el Entrenador del equipo, él cumple esta importante y fundamental función.  Él debe tener muy claro el objetivo y la estrategia a aplicar dependiendo del actuar del equipo rival.  El entrenador debe conocer a cada uno de sus jugadores y saber en que puesto y circunstancias rinden mejor, si actúan bien bajo presión para que el todo, que es el equipo se potencie y pueda obtener resultados increíbles.  También el Entrenador debe conocer a sus “rivales”, detectar las fortalezas y debilidades de cada puesto para evaluar y elegir a sus jugadores más indicados para enfrentar con mayor probabilidades de éxito, cada partido.  Cada partido será diferente en todo sentido.  El Entrenador no está en el fragor mismo del partido, ya que el dirige desde fuera de la cancha.

Dentro de la cancha,  deberá haber un líder, alguien que debido a sus condiciones personales – más que funcionales- tenga la capacidad de motivar, arengar y dirigir al resto de sus compañeros al triunfo. Nos estamos refiriendo por supuesto al “Capitán del Equipo”

El Capitán asignado por el Entrenador será el “Líder Formal” del equipo, el que tiene la “jineta” o brazalete en su brazo, el que tiene la autoridad que le proporciona su cargo.  Sin embargo, dentro de la cancha puede existir también  “otro líder”, aquel que por su personalidad, temperamento, simpatía o “garra” para enfrentar cada partido, reta de forma espontánea a sus compañeros cuando no aportan o descuidan sus funciones, los protege, los calma, etc. .   Este líder, es un Líder Natural y lo más importante, será que “ambos líderes” estén correctamente alineados en el objetivo principal que será ganar el partido y llevar a su equipo a jugar cada partido como si fuese el último.  De esta forma, de seguro tendrán muchas posibilidades de otorgar un gran espectáculo a los espectadores,  complacer y hacer saltar desde sus asientos a sus hinchas y a base de todos estos esfuerzos y actitud, ganar campeonatos, es decir serán Campeones.

Si me permiten quisiera hacer un paralelo entre lo futbolístico y lo empresarial, presentando una breve comparación:
          


FÚTBOL                                                                      EMPRESA     

 

Equipo                    Empresa

Jugador                                                   Trabajador
Equipo Rival                                              Competencia
Capitán del Equipo                                    Líder Formal (Jefe)
Entrenador                                               Gerente
Público                                                      Clientes
Hinchas                                                     Clientes cautivos
Delanteros                                                Vendedores
Arquero                                                     Unidad de Control
Defensas                                                   Unidades de Apoyo
Medio campistas                                        Creativos
Campeonato                                               Mercado
Árbitros                                                    Organismos Fiscalizadores
Campeón                                                     Líder
Pelota                                                         Producto o Servicio
Gol                                                             Venta

 

Por supuesto que debe haber miles de otras comparaciones, como asimismo, otras tantas interpretaciones.  Les dejo ese desafío.


¿Qué tiene que ver todo esto con la Innovación?

El Fútbol es un deporte muy conocido por todos y muy difundido a nivel mundial.  La FIFA  - Federación Internacional de Fútbol Asociado- tiene más países asociados que las Naciones Unidas por lo que se puede intuir que es un deporte conocido por gran parte del planeta.

Un Equipo de Fútbol debe innovar partido a partido, realizar variaciones en su juego, ya que las fórmulas no pueden repetirse en demasía, ya que los equipos rivales (competencia) conocerán su actuar predecible y estarán mejor preparados para enfrentarlo con altas posibilidades de éxito.   Por lo tanto, nuestro equipo debe sorprender con cambios en su formación, con la aplicación de nuevas jugadas o, dejando libres a los “creativos”.

El Fútbol es un deporte colectivo que ejemplifica muy bien lo que sucede en las organizaciones o empresas. Si alguien quisiera analizar con mas detalle este aspecto, de seguro, cada puesto en el fútbol, podría constituir un manual por si mismo, analizando su símil en los puestos de trabajo o funciones en las organizaciones.

Convengamos -en forma simplificada- a la Innovación como: El proceso de transformación y materialización de las Ideas en nuevos productos y servicios que salen al mercado ó, modifican los procesos internos de las organizaciones.

La innovación no es algo espontáneo que ocurre al azar.  La innovación es un proceso consciente  para el cual se prepara la organización y tiene como finalidad, diferenciarse en forma positiva de la competencia.  Para que la Innovación ocurra, no basta solamente con Ideas, ni siquiera si son buenas o muy buenas.  La Innovación toma cuerpo y verdadera dimensión cuando las Ideas son analizadas, evaluadas, revisadas, enriquecidas e implementadas.    Si alguna de las ideas sale airosa de este proceso de evaluación (“racionalización”) y es factible de materializarse y transformarse en el nuevo producto o servicio percibido en la mente creativa, entonces y sólo entonces viene el proceso de implementación y salida al mercado de este nuevo producto o servicio, así estamos innovando y lo más importante, que esto sea reconocido por el mercado.

 

LOS DOS HEMISFERIOS DE LA INNOVACIÓN

Sobre  el proceso de Innovación, podríamos señalar que está dividido en dos grandes zonas, la de la Inspiración y la zona de la Transpiración o mejor dicho, si tomamos como ejemplo los hemisferios del cerebro, es posible llegar a decir que: El proceso de la Innovación comienza con el lado derecho del cerebro (creatividad) ya que todo parte por la generación de ideas creando por supuesto, un ambiente propicio para que este importante proceso se lleve a cabo con libertad y sin restricciones a priori.  Esta primera etapa de la innovación puede asimilarse a millones de espermatozoides en búsqueda del óvulo que permita la fecundación para generar una nueva vida que para efectos de esta comparación sería la creación de un nuevo producto o servicio.  Una vez que se haya generado la materia prima de la innovación que son las ideas, vendrá la segunda etapa que corresponderá al análisis y selección de aquellas ideas que más se ajustan a los objetivos de la organización.  En esta segunda etapa, se debe actuar con el lado izquierdo del cerebro (analítico), es decir con la parte racional que nos permita analizar y evaluar para luego discernir y seleccionar las mejores ideas para ser implementadas.
Si bajo este prisma que contempla para el proceso de Innovación  dos etapas claramente definidas, es decir la etapa creativa (Ideas) y la etapa analítica (Evaluación y Selección de Ideas), podemos deducir que la innovación depende de la colaboración de dos tipos de personas o profesionales, aquellos eminentemente creativos y aquellos más racionales y analíticos.  Estamos hablando de la participación de todo el personal de la organización en el proceso de Innovación.

Una exitosa gestión de la Innovación debe contemplar la participación de todos los trabajadores de la organización o empresa ya que los creativos  o mayores generadores de ideas, necesitarán de todo el resto de la organización para concretar dichas ideas, transformándolas en nuevos productos que salen al mercado y se vendan con éxito.  Todo el personal de la empresa será importante en el proceso de Innovación, sean estos trabajadores de producción, administración, servicios o ventas en todos los rangos jerárquicos debe haber un claro e internalizado compromiso con la Innovación.  Para lograr un verdadero éxito en este proceso, el compromiso genuino y reconocible de manera ejemplar debe estar dado por la máxima autoridad jerárquica de la empresa u organización, el resto de los trabajadores se comprometerá con el proceso solo si ve que sus superiores predican con el ejemplo.  La motivación y la preparación para el cambio serán esenciales para lograr un real éxito.

El esfuerzo de cada uno de los trabajadores ocupando los dos hemisferios del cerebro logrará  posicionar a su empresa en un sitio relevante y encontrarán la diferenciación tan importante y necesaria en un mundo absolutamente competitivo y cada día más pequeño. Estaremos implementando una cultura de la innovación.

Como en nuestro símil entre el Fútbol y la Empresa, todos somos importantes a la hora de innovar, desde el arquero hasta el delantero, somos parte del mismo equipo y todos tenemos claro que, cuando salgamos a la cancha, saldremos ¡A GANAR!.

 

 

www.iacat.com

www.micat.net

www.creatividadcursos.com