Revista Recre@rte Nº6 Diciembre 2006 ISSN: 1699-1834      http://www.iacat.com/Revista/recrearte06.htm

UNA PRESENTACIÓN SOBRE EL SISTEMA DE CREATIVIDAD DE EDWARD DE BONO

 

John Sedgwick

 

        ¿Cómo funciona el cerebro humano? ¿Cómo aprendemos a hablar, andar, conducir un coche? Más allá de estas habilidades mentales básicas, ¿Cómo es que somos los “hacedores de herramientas” e inventamos? ¿Cual es el proceso mental de sacar a luz una idea verdaderamente nueva? Finalmente, ¿Podemos aprender y ayudar a otros a aprender, a ser más creativos?

 

        Edward de Bono ha considerado estas preguntas y escrito extensivamente sobre ellas. Hoy, intentaremos entender la naturaleza de sus respuestas, lo que podría llamar: ‘Lógica De Bono’. Para hacer esto, tendré que llevaros hacia atrás para ver el mundo en el que De Bono creció y se educo. Llegó desde Malta en los años 50 y estuvo matriculado en la Universidad de Oxford en Inglaterra. Estaba interesado en psicología pero, debemos recordar que la psicología aun estaba bajo la influencia de la escuela behavioristica. El behaviorista basaba su investigación y sus pruebas en la creencia de que la psicología tenía que ser llevada a cabo de manera científica, tan rigurosamente como cualquier otra ciencia. Mantenían que, ya que no se podía ser científico sobre algo que no se puede medir, entonces toda investigación aceptable tenía que llevarse a cabo bajo condiciones controladas en un laboratorio. Pichones en cajas, ratas en laberintos. Se montaban experimentos y se llevaban a cabo pruebas, y si era necesario se volvían a llevar a cabo, para conseguir unos resultados similares. Esa era la psicología del día. No intentaba responder a las preguntas propuestas al principio de este ensayo y eran estas las preguntas que fascinaban a Edward De Bono. Estudió medicina no para ser un médico si no para ser investigador. Recibió un Ph.D. en Medicina y su área de investigación era el cerebro humano. Después de licenciarse fue Profesor Visitante en la Universidad de Harvard, y durante unos años tuvo varios puestos en el mundo académico. Pronto tuvo que irse del mundo clásico universitario de la investigación y publicación para poder forjar una manera diferente de mirar el pensamiento. De Bono buscaba un acercamiento practico al pensamiento que pudiera beneficiar a todo el mundo. Esto no iba con la manera de pensar en las universidades en aquel momento.

 

¿Cómo puede ser útil el pensar sobre el pensamiento? ¿Las personas pueden de verdad aprender a pensar? El pensamiento como tema seguía siendo el dominio de los filósofos. El pensamiento como habilidad, como el proceso básico del uso del cerebro para crear nuevas ideas y resolver problemas no formaba parte del dogma educativo aceptado. De Bono entendía la maquinaria del cerebro al igual que cualquiera y creía apasionadamente que éramos capaces de usarlo de manera mas eficaz de lo que estábamos haciendo. Ya que cada uno de nosotros tenía uno de estos maravillosos cerebros en nuestra cabeza, y si nos tocaba a cada uno usarlo y continuar con nuestras vidas, entonces, deberíamos estar haciendo todo lo posible para que la adquisición de habilidades de pensamiento sea una importante parte de nuestro crecimiento y desarrollo. De Bono creía que no todo el mundo tendría las mismas capacidades mentales, de la misma manera que no todo el mundo tendría la misma fuerza física pero, ya que los músculos pueden mejorar con el tratamiento adecuado, las técnicas de pensamiento también pueden mejorar con la educación adecuada. Creía que si se podían proveer ‘herramientas y técnicas’ practicas para incrementar la habilidad que tienen las personas para pensar de una manera mas eficaz, mas creativa, y si ese proceso era construido con el entendimiento de la naturaleza física del cerebro, entonces deberíamos proceder rápidamente para que todo el mundo tuviera la habilidad de pensar de esa manera. La prueba si era valido, o una metodología científicamente fiable, podría esperar. La única prueba que necesitaba, o quería,  De Bono era que el proceso tenía de hecho éxito a la hora de incrementar la habilidad de las personas para pensar.

 

        Como se imaginarán, a principios de los años 60, este acercamiento lo le gano muchos amigos en la comunidad académica, ni tampoco en la comunidad educativa. Los educadores creían que estaban construyendo mejores mentes haciendo que los jóvenes memorizaran grandes pasajes en latín o de Shakespeare. Creían que el cerebro, como un músculo, necesitaba ejercicio. El paradigma yacente en el sistema educativo era de lógica e instrucción cuidadosa del pensamiento modelado. Los mayores en la sociedad dejaban en herencia la sabiduría acumulada, a través del sistema escolar, a la siguiente generación. El estilo no había cambiado en los últimos 500 años. De hecho, por aquel entonces, los antiguos griegos aun tenían una fuerte influencia sobre el sistema educativo en Inglaterra, ya que la lógica y el análisis secuencial se consideraban como principios irrebatibles del pensamiento “correcto”. Este es el muro con el que Edward De Bono tuvo que enfrentarse cuando empezó a hablar sobre técnicas para pensar cretinamente.

 

        De Bono, por lo tanto, prefirió llevar su enfoque lejos de las universidades y escribió para el público en general y la comunidad empresarial. Fue uno de los primeros escritores que popularizo la noción de que el cerebro no es una esponja que chupaba toda la información y la escupía cuando la necesitaba, es mucho mas orgánico. Lo vio como un sistema de modelos que se desarrollan a medida que el niño va creciendo y se expone a estímulos externos. Es orgánico en el sentido de que le lleva años desarrollarse y esta siempre aprendiendo. Un cerebro estará constantemente cambiando a medida que nuevos ‘inputs’ lo alcanzan desde el medio ambiente o se hacen nuevas conexiones desde la memoria mientras la persona esta viva. Una de sus contribuciones clave en la literatura del momento fue declarar que el cerebro es por naturaleza muy poco creativo. Repitió esta declaración varias veces y de diferentes maneras y molesto a muchas personas. Para entenderle a él y a su sistema, debemos entender lo que quería decir con esto.

 

        De Bono explica, con ejemplos y ejercicios, que el cerebro es relativamente fácil de modelar. Es decir, con una serie de simples actividades podemos “enseñarles” a nuestros cerebros a llevar a cabo un conjunto de respuestas. Puede que lleve años conseguir un conjunto muy complejo como un idioma modelado en nuestro cerebro, o puede que lleve tan solo semanas aprender a conducir un coche. En cualquier caso, todo lo que podemos hacer es una acumulación de conjuntos de modelos que hemos desarrollado a lo largo de los años y de los cuales dependemos todos los días. Lo más interesante del cerebro que es fácilmente modelado es que una vez que esos modelos se han desarrollado es muy difícil que el cerebro responda de manera diferente a la que lleva modelada dentro. Utiliza la ilustración del recorrido natural del agua. Una vez que has construido un conjunto de tuberías que guían el agua fuera de tu tejado y lejos de tu casa, no seria natural esperar que la próxima vez que el agua caiga sobre tu tejado, que hiciera otra cosa mas que seguir el modelo establecido por las tuberías que has construido. No puedes pedirle al agua que vaya cuesta arriba o de lado, no esta en la naturaleza de las leyes que gobiernan a los objetos. De la misma manera, una vez que has modelado un cerebro para que produzca un conjunto de respuestas, es difícil, él diría que imposible, conseguir que el cerebro fluya fuera de ese modelo y llegue a una nueva idea. Eso significa que le es imposible al cerebro fluir hasta una solución creativa de un problema, o encontrar con facilidad una nueva invención. El cerebro es fundamentalmente no creativo, por diseño. Por consiguiente, si quieres tus modelos para rutinas cotidianas pero, también quieres ser creativo para inventar, o solucionar problemas, entonces debes aprender dos maneras de pensar. La nueva manera de pensar fue lo que él desarrollo y llamo, el Pensamiento Lateral.

 

        Comenzó a hablar sobre el Pensamiento Lateral a finales de los 60 y lo presento como un sistema de pensamiento que era diferente al pensamiento vertical. Defendió que el pensamiento ordinario, o vertical, era lógico, sistemático e invariablemente seguía los modelos en el cerebro. Así no podía llegar a ninguna nueva idea ya que el modelo estaba formado y los pensamientos solo repetirían y reforzarían el modelo. El pensamiento vertical era muy importante en nuestras vidas cotidianas. No tenia que ser reemplazado por el pensamiento lateral si no que el pensamiento lateral se ofrecía como una manera diferente de pensar que era complementaria. Fue diseñado para ayudar a romper modelos y llegar a una parte de vuestros cerebros en la que se podría hacer nuevas conexiones, y por lo tanto, tener ideas nuevas y verdaderamente creativas. Utilizo la analogía de que el pensamiento vertical era como cavar un agujero y cavarlo cada vez mas profundo. El pensamiento lateral era como cavar en un sitio, y después cambiar y cavar en otro, y mas tarde cavar en otro. Si buscas una idea nueva, probablemente la encontraras con el pensamiento lateral y no con el vertical.

 

        Su primer libro importante titulado Lateral Thinking no fue leído por muchos y no llegó a ser muy conocido en Inglaterra hasta que publicó su segundo libro, Mechanism of Mind. Llevó al lector a través de lo racional, explicando por que al cerebro se le daba tan bien mantener los modelos y como por lo tanto estaba tan mal dotado para ser creativo. Con la publicación de este volumen recibió mas reconocimiento. Gracias a los medios de comunicación y sus conferencias llego a ser conocido como el hombre que tenia técnicas que ayudarían a las personas a ser mas pensadores mas creativos. Fue una idea atractiva para el publico en general, para empresas, pero aun no era aceptada por la comunidad académica. De Bono, empeñado en llegar a personas que él creía podrían beneficiarse de su manera de pensar, escribió dos programas para enseñar a pensar. El mas comprensivo era la serie de 60 lecciones publicadas para la clase por una organización que él estableció llamada the Cognitive Research Trust (Co.R.T.). Los detalles del Co.R.T. Thinking Program han sido explorados en los talleres. Simplemente añadiré que esta serie de actividades para la aula, completas con notas para el profesor, han tenido mucho éxito en el mundo entero. Se ha utilizado en Inglaterra, Canada,USA y Australia y se ha traducido a varios idiomas, incluyendo el español. El gobierno venezolano ha adoptado el programa para todas sus escuelas. Las 60 lecciones proporcionan herramientas eficaces, fáciles de usar y fáciles de recordar, para que niños de 9 años en adelante desarrollen su poder para pensar. El pensamiento creativo y las herramientas para el pensamiento lateral son parte de este programa pero, el conjunto entero cubre todas las áreas del pensamiento: percepción, organización, sentimientos, análisis, juicio, creatividad y solución de problemas. Una edición revisada esta disponible y una edición americana también.

 

        El segundo empuje que él tomó para hacer llegar su mensaje fue en el sector empresarial para el que publicó, Lateral Thinking for Managers. También tuvo mucho éxito promocionando sus conferencias. Tiene una manera única de hablar mientras usa el proyector. El público tiene palabras y fotos al mismo tiempo. Sus conferencias lo llevan alrededor del mundo. Como escritor también ha sido prolífico. Durante los años 70 y 80 produjo mas de un  libro por año.Muchos formaban parte de la psicología popular de auto mejora, y los demás tenían poco material nuevo para sus lectores habituales.

 

        En los últimos años, De Bono ha establecido un  programa sólido sobre el pensamiento que se encuentra en el libro: The Six Thinking Hats (Los seis Sombreros del Pensamiento). Yo he explorado esto en los talleres y puedo decir que el enfoque en este programa es proporcionar a individuos y líderes de grupo el vocabulario y las estructuras que ayuden a sacar el mejor pensamiento posible. El programa está ahora bajo licencia en norte América e individuos pueden ser formados y conseguir un certificado para utilizar este método y dar este curso a otros.

 

        Por último, me gustaría mencionar sus esfuerzos para ayudar a las organizaciones a ser más creativas. Por lo menos dos libros merecen la pena ser mencionados aquí: Opportunity Search y Serious Creativity. En ellos presenta los motivos por los que a las compañías no se les da bien ser creativas y ofrece directrices para construir una infraestructura en sus organizaciones para ser creativas.

 

        La creatividad según la Lógica De Bono, no es un acontecimiento fortuito, puede ser el resultado de un intento deliberado de encontrar una idea nueva y relevante. No existe un método 100% que garantice una idea brillante cada vez sin embargo, existen técnicas validas para provocar al cerebro, individual o en grupo, a que haga nuevas conexiones, y posiblemente saque a luz ideas creativas. De Bono tiene un dicho: “La provocación es para la creatividad lo que el análisis es para la verdad”. Creo que significa que para llegar a la verdad se acepta que tendremos que analizar la situación cuidadosamente. Para llegar a la idea creativa tendremos que provocar al cerebro categóricamente. Creo que De Bono también añadiría que el pensamiento creativo es tan solo una parte del espectro del pensamiento que el cerebro debe llevar a cabo. Un pensador altamente hábil tiene una ‘caja de herramientas’ muy grande, llena de herramientas buenas que él o ella ha aprendido a usar bien. Ese pensador esta preparado para pensar de la manera que requiere la ocasión. Esto es practico, es para todos, es razonablemente simple de hacer y, sobre todo, este método consigue los resultados deseados.

 

Traducido por María Casal y Julio Fernández

 

3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.

               > Master profesional (abierto a todos)
               > Master Académico (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2007. Encuentros Creadores. Escuela de verano de la Creatividad.    www.micat.net