Revista Recre@rte Nº5 Junio 2006 ISSN: 1699-1834       http://www.iacat.com/revista/recrearte/recrearte05.htm

INVESTIGAR EN EDUCACIÓN: FUNDAMENTOS, APLICACIÓN Y NUEVAS PERSPECTIVAS

PRESENTACIÓN DE LA OBRA

Agustín de la Herrán Gascón
(coordinador de la obra)

 

Herrán, A. de la, Hashimoto, E., y Machado, E. (2005).
Investigar en Educación: Fundamentos, aplicación y nuevas perspectivas.
Madrid: Dilex (681 pp.) http://www.dilex.es/dilex.php

 

 

La investigación científica bien hecha puede ser una de las actividades humanas más nobles y trascendentes. La nobleza y trascendencia que les son propias convergen en los objetos de estudio, los campos de investigación y en el modo de hacer, así como en una serie de características orientadoras de su desarrollo útil.

 

En cualquier ámbito, el modo más aceptado de producir conocimiento de la realidad es el método científico. Lo anterior no quiere decir que el método científico no sea susceptible de lecturas, profundizaciones y consecuentes formas diversas de adecuarlo  o incluso de desarrollarlo. Es más, la diversidad de enfoques epistemológicos garantizan en mayor medida su utilidad primera, en función de la enorme riqueza investigadora posible. Y los mismos enfoques son cuestionables desde su raíz. Esta observación se hace especialmente pertinente en campos altamente complejos como la Educación. Así, el método científico puede conjuntar, según los requerimientos de la investigación y la formación del investigador/a, análisis con síntesis, inducción con deducción, teoría con crítica, pensamiento convergente e imaginación, eficiencia y autocrítica, enriquecimiento epistemológico y mejora social posible. En pocas palabras: ciencia y conciencia, rentabilidad y posible evolución humana.

 

En cuanto a las características orientadoras de su desarrollo, podríamos destacar la duda inherente al conocimiento, el rigor en el procedimiento, la honestidad en la memoria, la expresión y difusión, y el anhelo humanizador en la intención. Y presidiéndolo todo, a modo de epítome y realce, causa y referencia última, la complejidad de conciencia. No es éste el momento de analizarlos, ni siquiera de detenernos en ellos. Queremos en este caso, tan sólo sugerirlos. Sugerirlos y decir que, cuando los objetos de estudio son de naturaleza educativa, aquellas características pueden nutrir la reflexión pedagógica y ser más útiles, en la medida en que ayudan a comprender y transformar la realidad social, contextuada o amplia, de un modo fundamentado y sólido.

 

¿Cómo articular la investigación desde los grupos paradigmáticos e incluso más allá de ellos? La respuesta a esta cuestión ha tomado forma de texto plural, a su vez compuesto por tres aportaciones complementarias que integran las tres partes de esta obra:

 

En la Primera Parte, titulada “CÓMO INVESTIGAR DESDE LOS TRES PARADIGMAS DE LA CIENCIA”, el Dr. Ernesto Hashimoto analiza la compleja tarea de diseñar y desarrollar proyectos y procesos de investigación en cualquier área del conocimiento, con especial referencia a la educación, desde los tres paradigmas consensuados. Estructura su aportación en cuatro capítulos: En el capítulo 1 se responde mediante un análisis de dimensiones investigativas a la cuestión “¿Por qué investigar?” Posteriormente se aplica esta cuestión a la educación. En el capítulo 2 se ofrecen dos partes: un ordenado recorrido a través de “Imágenes históricas de las concepciones de la ciencia”, y un estudio pormenorizado de las diferencias entre paradigmas científicos. El capítulo 3 se centra en el “Método científico”, detallando sus elementos principales, las clases de métodos y las etapas del método científico. El capítulo 4 se dedica finalmente a la “Elaboración de los proyectos de investigación” según los paradigmas de la ciencia. La planificación de la investigación se contempla tanto desde una perspectiva macroplanificadora como microplanificadora, analizando de cada una de ellas los procesos y los productos según los diferentes paradigmas. Dentro del análisis del proceso microplanificador el autor se detiene en la construcción de los elementos del protocolo según los diferentes paradigmas. El capítulo termina con unos ejemplos proyectos de investigación (productos de proceso microplanificador dentro de cada unos de los paradigmas) aplicados al ámbito educativo.

 

En la Segunda Parte, TRANSFORMACIÓN-ACCIÓN E INVESTIGACIÓN EDUCATIVA”, el Dr. Evelio Machado, afronta con  rigor la  crítica  científica  de  la investigación educativa como instrumento de transformación social, desde el convencimiento de que la educación es un pilar social para la reflexión y el cambio fundamental en el actual estado de crisis. La aportación del profesor Machado apuesta por una acción transformadora, y a esta pretensión orienta su trabajo, que organiza en cuatro apartados: En el capítulo 5 se realiza un análisis y a clarificación conceptual en la que destaca la propuesta de uso de posición teórico-metodológica en lugar de paradigma, como aportación del autor. En el capítulo 6 se presentan los sustentos y principios de la “Transformación-Acción”, desde una posición teórico-metodológica dialéctico-materialista. En el capítulo 7 se profundiza en los postulados teórico-metodológicos de la “Transformación-Acción”, procediendo a la discusión, polémica, redefinición o ejemplificación de dichas ideas. Finalmente, el capítulo 8 se detiene en la aplicación de la “Transformación-Acción” considerando las fases del ciclo lógico del conocimiento científico, desde una concepción metodológica: el Aprendizaje Basado en la Solución de Tareas (ABST).

 

En la Tercera Parte, “NUEVAS PERSPECTIVAS Y RETOS DE LA INVESTIGACIÓN EDUCATIVA”, el Dr. Agustín de la Herrán revisa los paradigmas científicos y educativos consensuados y propone fundamentos epistemológicos para el diseño, desarrollo e investigación de una educación centrada en la conciencia. Organiza su texto en siete capítulos: En el capítulo 9 se revisa una serie de conceptos y premisas metodológicas. En el capítulo 10 se analizan los paradigmas científicos y en el capítulo 11 se examina su incidencia en el conocimiento pedagógico, que adopta la forma de paradigmas consensuados. En el capítulo 12 se sintetiza la posibilidad de su convergencia, bien dialéctica, bien mediante el emergente Paradigma de la Complejidad. En el capítulo 13 se presentan claves del Paradigma Complejo-Evolucionista, único paradigma que, hasta el momento, podría surgir desde la Educación y el Paradigma de la Complejidad. En el capítulo 14 se definen una serie de coordenadas útiles para orientar la investigación supradisciplinar. Y en el capítulo 15 se analiza críticamente el alcance de los corros egocéntricos de investigadores y su repercusión en la creación científica en Educación.

 

En síntesis, “INVESTIGAR EN EDUCACIÓN: FUNDAMENTOS, APLICACIÓN Y NUEVAS PERSPECTIVAS” aparece como trilogía epistemológica variada y portadora de novedades posiblemente útiles, cuya relativa diversidad converge en el anhelo de facilitar la tarea del investigador, estudiante o docente de la Educación, al tiempo que pretende ser capaz de comunicarle una dosis importante de inquietud por el conocimiento y materia para la reflexión, el debate y la posible evolución de la investigación educativa.

 

3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.

               > Programa profesional (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net