Revista Recre@rte Nº5 Junio 2006 ISSN: 1699-1834                     http://www.iacat.com/revista/recrearte/recrearte05.htm

LA ESCUELA COMO PRINCIPAL
GENERADORA DE  LA CREATIVIDAD

 

Dra. C. Maria Nela Barba Téllez.

                            

Síntesis Curricular:

Maria Nela Barba Téllez, Doctora en Ciencias Pedagógicas, Master en Educación, Profesora auxiliar y coordinadora académica del Centro de Estudios de didáctica universitaria  de las tunas.  Ha tutorado varios trabajos de Pre y Postgrado en la temática de creatividad, y publicado diversos artículos en revistas nacionales y extranjeras.

 

Resumen:

En el artículo se realizan reflexiones en torno al impacto de la   creatividad en la conformación de los valores culturales. Se asume que la creatividad no puede desarrollarse de forma espontánea, esta debe ser guiada, orientada en interacción dialéctica con los requerimientos sociales; lo que quiere decir, que la creatividad se desarrolla bajo las condiciones de un proceso formativo, el cual es comunicativo por su esencia, considerando que todas las influencias educativas que en el mismo se generan, a partir de las relaciones humanas que se establecen en el proceso de actividad conjunta, se producen en situaciones de comunicación. Se hace énfasis en la necesidad de buscar alternativas que potencien al máximo el desarrollo de la creatividad en la familia, en la comunidad y en el propio accionar de maestros y alumnos para que las instituciones educativas se conviertan en laboratorios de aprendizaje cultural. A partir de los postulados principales de la Teoría Histórico-Cultural de L.S. Vigotsky y sus seguidores, se recomiendan una serie de requisitos a considerar para estimular el desarrollo de la creatividad en aras de lograr un mundo mejor.

                                             


INTRODUCCIÓN

El vertiginoso avance de la ciencia y la tecnología imponen cada día mayores demandas al intelecto humano y en consecuencia a la estimulación de la creatividad, precisamente si se tiene en consideración que la misma permite que los hombres asuman un nivel superior de actuación  dirigido a la búsqueda de caminos y soluciones a los problemas que plantean la necesidad de un afianzamiento de las conquistas del socialismo  y su perfeccionamiento.  Por ello estimular su desarrollo desde las edades más tempranas constituye una necesidad social.

 

Uno de los  propósitos de este trabajo es reflexionar sobre el impacto de la creatividad en la conformación de los valores culturales.

 

La creatividad es un problema social indisolublemente ligado al desarrollo humano, por lo que  no  se puede analizar al margen  del desarrollo del propio hombre,  ni de las condiciones de vida y educación en que este se desarrolla. Cualquier análisis de la creatividad que tenga que ver con los factores que inciden en ella, las fuerzas que la mueven, así como las condiciones en que se realiza, debe tener en cuenta la teoría marxista del desarrollo del hombre, la cual parte de que el hombre es, ante todo, un ser social y su relación con otras personas son las premisas más importantes en su desarrollo como personalidad.

 

Existen tendencias como la del conductismo, que reconocen el importante papel que desempeña el medio  social, pero lo analizan desde el punto de vista metafísico, al considerar que este influye  sobre el niño, al igual que el medio biológico sobre los animales.

 

Las propias investigaciones realizadas aún dentro de las mismas concepciones  pusieron de manifiesto muchas de sus inconsistencias y en medio de estas contradicciones surge una teoría más completa y abarcadora: La teoría del desarrollo histórico-cultural en la que se integran de forma peculiar lo biológico, y lo sociocultural. Desde esta posición, se asume que la creatividad no puede desarrollarse de forma espontánea, esta debe ser guiada, orientada, en interacción dialéctica con los requerimientos sociales, lo que quiere decir, que la creatividad se desarrolla bajo las condiciones de un proceso formativo, el cual es comunicativo por su esencia, considerando que todas las influencias educativas, que en el mismo se generan, a partir de las relaciones humanas que se establecen en el proceso de actividad conjunta, se producen en situaciones de comunicación.

 

Las reflexiones  anteriores  permiten afirmar que la creatividad no nace con el niño, sin embargo el niño al nacer trae un potencial creativo el cual viene determinado en gran medida por la riqueza estimuladora del medio sociocultural en que este se desarrolla.

 

Por todo lo anteriormente planteado la educación no puede aspirar a satisfacer las necesidades y exigencias de la formación de las nuevas generaciones al margen del desarrollo de la creatividad  y no puede aspirarse  al desarrollo de la misma al margen de lo que en este sentido hacen las instituciones educativas conjuntamente con la familia y la comunidad. De ahí que el proceso de desarrollo  de la creatividad y de cualquier otro proceso inherente al desarrollo humano no se da divorciado de la época, ni de la sociedad en que se vive, ni de la realidad concreta en que se enmarca la vida del sujeto.

 

Las reflexiones anteriores y las nuevas exigencias de la sociedad cubana a  la formación del hombre que ella necesita para defender las conquistas del socialismo y preservar la riqueza de su cultura, trazan pautas para el reconocimiento  de la creatividad  como un modo  de actuación necesario para defender la cultura del entorno en el  momento histórico en que  vive.

 

El proceso de masificación de la cultura,  al  que convocó el Comandante en Jefe en el Congreso de la UNEAC,  exige de la escuela cubana contemporánea darle tratamiento a la educación de la creatividad,  de los  valores, de la cultura, de ahí que la misma ha incluido en su proyecto el programa audiovisual, el cual es una vía para la preservación de la identidad nacional y hacer valer el derecho a acceder a la auténtica diversidad de la cultura desde la escuela, como centro promotor cultural más importante de la comunidad.

 

En una institución educativa no se puede hablar de cambios, transformaciones e innovaciones si no se asume la dirección  creativa. La dirección creativa para su desarrollo requiere de determinadas condiciones, entre ellas están:

- Estilo potenciador de la creatividad.

- Conocimiento y aplicación de los métodos de trabajo creativo.

- Participación activa, reflexiva y valorativa de todos los sujetos implicados.

 

La dirección creativa se corresponde con las exigencias de la política educacional cubana, al tener como objetivo el desarrollo institucional en la búsqueda de la calidad, y al ser su  esencia  el desarrollo de las personas y de su cultura general integral; esto exige el desarrollo de la creatividad, a  nivel  estructural y procesal.

 

La dirección creativa vista como cultura tiene como objetivo el desarrollo institucional en la búsqueda de calidad, siendo la creatividad y su desarrollo a todos los niveles  lo que propicia que la escuela  se convierta en un verdadero laboratorio de aprendizaje cultural, para lo que se requiere del perfeccionamiento continuo del diseño,  de un ambicioso plan de investigación y de un sistema integral de capacitación.

 

Las instituciones educativas de todos los niveles deben ofrecer alternativas para que los proyectos educativos potencien el desarrollo de la creatividad en todos los factores educativos: Escuela, familia, comunidad, lográndose mediante la participación y comunicación entre estos factores el rescate de la identidad cultural, tradiciones, y costumbres.

 

¿Cuál es el papel que le corresponde a la escuela como generadora de la creatividad?

A la escuela le corresponde implicar a los alumnos, a la familia y a la comunidad en el proceso de masificación de la cultura.

 

El logro de esta implicación, requiere de nuevos niveles de creatividad, el diagnóstico de la creatividad, debe ser el punto de partida del maestro,  para lograr los fines propuestos.

 

En el diagnóstico  se deben tener en cuenta determinados elementos, entre ellos:

¨      El contexto cultural donde se desarrolla el niño y las influencias culturales que del mismo emanan.

¨      El modo de actuación cultural del niño que expresa su sentido de identidad y pertenencia a su entorno

¨      La estimulación a la búsqueda de nuevos conocimientos relacionados con su entorno cultural.                   

 

Todo ello requiere de una correcta orientación y planificación de acciones que permitan el crecimiento personal y creativo de estos factores, promoviendo entre ellos una real sensibilización con las acciones o proyectos a ejecutar, para que no se conviertan en elementos de freno  o resistencia a su desarrollo.

 

En este sentido, se pudieran citar entre otros a:

·        Los talleres para familias encaminados a ejercitar la apreciación artística de diversas obras como la literatura, las artes plásticas, la música, la danza, el teatro, cine y vídeos.

·        Los talleres para familias encaminados a la producción artística de diversas manifestaciones como la literatura, las artes plásticas, la música, la danza y el teatro.

·        El montaje de exposiciones con los resultados de los talleres de producción artística.

·        Debates y charlas acerca de la calidad de las tele- clases con aquellas familias que no tienen vínculo laboral.

·        El diseño de folletos divulgativos por parte de los escolares sobre actividades artísticas, culturales e históricas tanto de la comunidad, el país como de orden universal.

·        Visitas a exposiciones, museos, galerías, teatros, bibliotecas y plazas.

·        Organización de círculos de interés en correspondencia con las tradiciones artísticas y económicas de la comunidad.

·        Los simposios socioculturales en la comunidad con la participación de artistas y creadores para discutir fortalezas y debilidades de la comunidad.

 

Estas, entre otras acciones dirigidas por la escuela como centro promotor de cultura, más importante de la comunidad, pueden servir de vía para reconocer el valor educativo de la creatividad. [1]

 

La escuela cubana al asumir el método materialista dialéctico y el enfoque histórico cultural en la interpretación de los fenómenos relativos al hombre, como fuente epistemológica fundamental, asume que la creatividad es un problema educacional, que está estrechamente relacionado con la formación de los valores y de la cultura, que su desarrollo depende de la riqueza estimuladora del medio sociocultural, el cual debe potenciar modos de actuación en los educandos dirigidos a crear,  enriquecer y  preservar la  cultura. La escuela como centro  promotor cultural más importante de la comunidad, debe potenciar la educación en las tradiciones de su entorno, para que estas a su vez enriquezcan la creación de nuevos valores de la cultura, y es allí, precisamente, donde radica el valor educativo de la creatividad. [2]

 

El niño desde pequeño debe estar en contacto directo  con su entorno cultural, para que sienta la  necesidad de conocerlo, de buscar nuevos conocimientos relacionados con este entorno y utilizarlos, consolidando su   sentido de pertenencia al mismo y su  identidad cultural, es por ello que la escuela  está llamada a jugar un papel fundamental en la educación y desarrollo de la creatividad,  de los valores y de la cultura de forma general. [3]

 

Se elevará la calidad educativa, si en la institución  se genera un estilo de dirección potenciador de la creatividad que influya en la familia, en la comunidad y en el accionar de maestros y alumnos, lo que garantizará que la escuela se convierta  en un  verdadero laboratorio de aprendizaje cultural.

 

Las reflexiones anteriores, están dirigidas a que se comprenda que la creatividad tiene un valor educativo insoslayable, si queremos transformar  la escuela como agente principal  en la formación de las nuevas generaciones hay que potenciar la creatividad de forma intencionada y planificada, ampliar sus aristas hacia el área educativa y no limitarla solamente al intelecto, al proceso de enseñanza aprendizaje, o a la esfera artística, porque la creatividad es un problema que se inserta en la sociedad, en la cultura y en la vida de forma general en dependencia de  las influencias educativas que se generan en el contexto sociocultural y esas influencias educativas deben ser   dirigidas por la escuela con un estilo potenciador de la creatividad, por eso la escuela está llamada a descubrir su verdadero valor educativo  para poder  estimular su desarrollo   en la familia, en  la comunidad y en el accionar de maestros y alumnos y de esta forma lograr un mundo mejor.


 

 

[1] Barba Téllez, María Nela. La narración oral: alternativa didáctica para estimular la creatividad en los escolares. Tesis en opción al grado científico de doctora en ciencias pedagógicas.  Camagüey. 2003.p13.

 

[2] Barba Téllez, María Nela. La narración oral: alternativa didáctica para estimular la creatividad en los escolares. Tesis en opción al grado científico de doctora en ciencias pedagógicas.  Camagüey. 2003. P. 15

 

[3] García Bargado, Martha. La estrategia visual: una vía para estimular producciones plásticas creativas en niños procedentes de vía no institucional. Tesis de maestría. Camagüey.2003. p.34

 

 

 

BIBLIOGRAFIA

§          Alvarez, C.:  La escuela en la vida.  Colección Educación  y     Desarrollo.  Ed. Varela, La Habana, 1992.

§          Barba Téllez , María Nela. La narración oral: alternativa didáctica para estimular la creatividad en los escolares. Tesis en opción al grado científico de doctora en ciencias pedagógicas.  Camagüey. 2003

§          Betancourt   Molejón, Julián. Teorías y prácticas sobre creatividad y calidad. Editorial Academia. La Habana, 1992.

§          -----------------------------------------´(Et al). La creatividad y sus implicaciones. Editorial Academia. La Habana, 1993.

§          Castro Ruz, Fidel. Discurso pronunciado por el  primer congreso nacional de educación y cultura. Ciudad de la Habana, abril de 1971.

§          Bravo, E. Los círculos creativos de calidad. Editorial Reona.Lima, 1992.

§          Colectivo de autores: La actividad pedagógica profesional. ICCP, MINED. La Habana.

§          Colectivo de autores del Grupo Pedagogía del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas. Principales categorías de la pedagogía como ciencia. Folleto, 1997.

§          Colectivo de autores. Seminario  nacional para el personal docente. Folleto, 2000.

§          García Bargado, Martha. La estrategia visual: una vía para estimular producciones plásticas creativas en niños procedentes de vía no institucional. Tesis de maestría. Camagüey.2003

§          García Rámis J. Valle Lima. A y Ferrer López M.A. Autoperfeccionamiento docente y creatividad. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 1996.

§          González Rey, Fernando. Comunicación, personalidad y desarrollo/ Fernando González Rey.—La Habana: Ed. Pueblo y educación, 1995.—139p.

§          Sorín Mónica. Creatividad. Editorial Labor Barcelona, 1992.

 

3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.

               > Programa profesional (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net