Revista Recre@rte Nº5 Junio 2006 ISSN: 1699-1834       http://www.iacat.com/revista/recrearte/recrearte05.htm

DROGADICCIÓN EN LA ADOLESCENCIA, POLÍTICAS DE ACCIÓN Y MODELOS EDUCATIVOS DE PREVENCIÓN:

estudio comparativo entre estudiantes de la red de enseñanza media de porto alegre – rs – brasil

 

 

SÍNTESIS  DE LA TESIS  DOCTORAL

 

 

Autor: Elizabeth  Remor  Krowczuk

Director:   Dr. David De Prado Díez

 

 

UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

facultad de ciencias dE  La educación

departamento de métodos y técnicas de investigación en

ciencias dEL  COMPORTAMIENTO Y DE LA educación

Santiago de Compostela- España

2004


 

INTRODUCCIÓN

 

         El estudio de la drogadicción en la adolescencia, objeto de investigación de esta tesis, está centrado en la elucidación e interpretación de este período de desarrollo biopsicosocio-cultural que muestra al ser humano inmerso en una crisis existencial.            

         El consumo disfuncional de drogas es el reflejo de la gran crisis vivida por el hombre actual interactuando en una sociedad capitalista salvaje estresante, estimuladora de un consumismo desenfrenado, y promotora de comportamientos impulsivos, adictos, narcisistas y perversos desprovistos de valores morales, éticos y de fraternidad humana.

 

         El consumo de drogas ilícitas se transformó en una preocupación mundial debido a las proporciones asumidas por el problema del aumento de la producción, del tráfico y del uso indebido. Se trata de un flagelo humano que está presente en todos los sectores de la sociedad que afecta terriblemente la salud y la propia vida de millones de personas, principalmente jóvenes en plena fase de su desarrollo físico-emocional, y adultos jóvenes en plena edad reproductiva, educacional y productiva para contribuir al desarrollo social, político, económico, cultural de la sociedad.

 

         Los cuadros de abuso y dependencia de alcohol y otras drogas se caracterizan por una forma particular de relación de los seres humanos con tales sustancias químicas que poseen una acción definida sobre el sistema nervioso central (SNC) y, consecuentemente sobre el psiquismo. El hombre, en actitud individual o grupal, por rito, placer, socialización o ante situaciones de crisis existencial, ha consumido algún tipo de droga natural, teniendo como fin alterar la percepción de la realidad externa e interna, y poder enfrentar corajudamente las exigencias y situaciones de estrés en la vida cotidiana.

 

         Para la ciencia los síndromes relacionados con el abuso y dependencia de sustancias psicoactivas deben ser vistas como un fenómeno multifactorial que lo describe como biopsicosocial, considerando que el problema tiene profundas raíces en la personalidad del adolescente, en su familia y en el mundo que lo cerca (contexto microsocial y macrosocial) La comprensión del fenómeno uso de drogas “toxicomanía” envuelve factores relacionados a los tres vértices involucrados: la persona, el producto/sustancias y el medio ambiente.

 

         Pocos fenómenos sociales se revisten de tan grande complejidad como es el uso de drogas. Varios estudiosos se han envuelto a identificar grupos con determinadas características de comportamiento manifiesto en la infancia, que serían predecesores de involucrarse con drogas en la adolescencia.

 

         A partir del final de la década del ochenta las investigaciones publicadas sobre levantamientos epidemiológicos realizados tanto en nivel internacional como en Brasil revelan que el consumo de drogas ha aumentado entre los jóvenes de 10 a 19 años, estudiantes de la red de enseñanza fundamental y media, y entre adultos jóvenes en edad reproductiva (30 años)

 

         En Brasil es preocupante el aumento del consumo de sustancias psicoactivas lícitas y el problema de la difusión de las ilícitas/ no institucionalizadas entre la juventud de todos los sectores de la sociedad. El país presenta profundas desigualdades sociales y económicas,  factores  de riesgo o predeterminantes al uso y dependencia a las drogas lícitas e ilícitas, utilizadas para rellenar el vacío existencial de las necesidades básicas humanas, o bien como, el vacío existencial causado por la falta del amor paterno. La droga seduce porque puede llenar este vacío existencial de la falta del padre “falo” organizador, aunque temporalmente ilusorio.

 

         Este hecho ha movilizado a profesionales de las áreas de las ciencias de la salud, de la educación, ciencias sociales y humanas para, que en un esfuerzo conjunto con otros sectores de la sociedad, inviertan en investigación, mismo con parcos recursos, y promover debates sobre el consumo de multidrogas politoxicomanías”. El problema de la oferta versus la demanda de las drogas, y el aumento de la violencia tanto intrafamiliar como urbana, vienen siendo los temas predominantes en los debates, cuyo objetivo principal es alcanzar medidas de reducción de la oferta-control del tráfico y medidas de prevención al inicio del uso y consumo abusivo de drogas.

 

         Históricamente el gobierno brasileño esbozó y presentó en 1988 y 1994 algunas directrices para una política nacional de prevención al uso de drogas en las escuelas a través del Ministerio de Educación y del Deporte - MEC, pero con reducidos recursos financieros dificultando su plena operabilidad y obtención de resultados menos preocupantes. El entonces Consejo Federal de Entorpecentes /COFEN en 1998 fue transformado en Consejo Nacional Antidrogas /CONAD, siendo la secretaria ejecutiva /SENAD competente para la aprobación de la Política Nacional Antidrogas/ PNAD (1998-2003); normar, evaluar la gestión de recursos, el desempeño de los planes y programas, e integrar al Sistema Nacional Antidrogas - SISNAD a los órganos congéneres de los Estados, Distrito Federal y Municipios, apoyar y fortalecer los Consejos Estatales y Municipales de Estupefacientes, para hacer efectiva la política de prevención al consumo de drogas.

 

         En Brasil el precario conocimiento científico sobre las tendencias al uso de distintas substancias psicoactivas institucionalizadas y no institucionalizadas por la juventud y población adulta impulsó a los profesionales involucrados directamente con el síndrome de adicciones a invertir en la realización de investigaciones epidemiológicas, clínicas, farmacológicas, sociológicas y antropológicas con intento de conocer el problema de las drogas y sus raíces. Inicialmente conocer la realidad escolar de la enseñanza primaria y secundaria de la red pública y particular brasileña, viendo la formación de un banco de datos sobre el tipo de consumidor de drogas lícitas e ilícitas, para evaluar la extensión del problema drogas entre los jóvenes y adultos y, para fundamentar futuras acciones en el área de prevención, tratamiento y de recuperación de dependencia química.

 

         Por considerar que el estilo de vida de la familia y de la colectividad (profesores, amigos, grupo de iguales, sociedad) son modelos referenciales interiorizados desde la infancia hasta la adolescencia, presupone que estos modelos son factores preponderantes en la adopción y manifestación de estilo de vida individual saludable de valoración de la vida y/ o de procesos autodestructivos como en el caso de la drogodependencia.

 

         Estilo de vida es manifestación de actitudes y comportamientos resultantes de modelos referenciales interiorizados inconscientemente a lo largo del proceso de desarrollo del individuo desde el nacimiento hasta la edad adulta. La manifestación de conductas disfuncionales biopsicosocio-económica-cultural y religiosa de un individuo resultan de la interacción de diversos factores personales (dimensión psicológica) y ambientales (microsocial y macrosocial). Tales manifestaciones revelan valores, creencias, hábitos de consumo saludable y/ o patológico que  nortean elegir su forma/ estilo de vivir.

 

         A través del estudio del Estilo de Vida (de los padres y de ellos mismos) manifestado por el adolescente, buscamos descubrir los factores de riesgo (en nivel individual, microsocial, macrosocial) determinantes que configuran el cuadro revelador de la drogadicción en la adolescencia, y analizados e interpretados a la luz del psicoanálisis.

 

         El estudio está estructurado en cuatro partes y su presentación subdividida en diez capítulos, retratando el planeamiento teórico metodológico con los resultados de los estudios sobre Configuración Histórica Contextual de las Drogas: farmacología y aspectos globales, políticas y legislación, epidemiología, modelos de prevención en el mundo y en Brasil; la Configuración de la Adolescencia: valores, potencialidades y factores relacionados al consumo de drogas; la Metodología, el Análisis e interpretación de los resultados del estudio de campo, concluyendo con las consideraciones finales donde se destacan los principales resultados alcanzados sobre Estilos de Vida y conocimiento de los factores de riesgo  o predeterminantes del consumo de drogas, identificados al diagnosticar y revelar los perfiles de las figuras parentales (padres y madres), de los adolescentes y del profesor; la síntesis del Brainstorming de las indicaciones de los adolescentes sobre el tema “drogas de uso lícito e ilícito” y las sugerencias señaladas que nortearan a la elaboración del Modelo Holístico de Prevención propuesto.

 

 

OBJETIVOS

 

         Nuestra opción por el tema drogadicción en la adolescencia posibilitó descubrir, a través del análisis del Estilo de Vida de los padres y del propio adolescente, indicadores de factores de riesgo (nivel individual, microsocial y macrosocial) o predeterminantes del consumo de substancias psicoactivas entre los estudiantes de enseñanza media de la ciudad de Porto Alegre-RS-Brasil; Diagnosticar y revelar los perfiles de las figuras parentales (padre y madre), de los adolescentes y del profesor; Mostrar la descontextualización de las políticas de acción y modelos de prevención al uso y abuso de drogas referidos en programas educativos de prevención escolar; y Presentar un Modelo Holístico de Prevención al uso y abuso de drogas para las escuelas de la red de enseñanza pública y privada de la ciudad estudiada.

 

 

 MÉTODO

 

         La muestra estudiada se constituye de mil cuatro (1004) adolescentes, 462 del sexo masculino y 542 del femenino, estudiantes de enseñanza media de ocho (8) escuelas de la red estatal seleccionadas intencionalmente; 524 estudiantes de cuatro (4) escuelas de la red pública (Grupo A) y 480 pertenecen a (4) cuatro escuelas de la red privada (Grupo B) de la ciudad de Porto Alegre-RS-Brasil. La edad de los sujetos se situó entre catorce (14) y veintiún (21) años. El Instrumento utilizado fue el Cuestionario sobre el Estilo de Vida para estudiantes, que es el cuerpo principal de la investigación, estructurado en dos partes: cuestiones cerradas y cuestiones abiertas (grandes categorías predefinidas para el TI o Brainstorming), para mensurar las variables de influencias intraindividuales y socioambientales, y análisis de contenido (cuestiones abiertas), interpretación y construcción de enunciados organizados y presentados en cuadros descriptivos, con las (8) categorías predefinidas y (54) categorías emergentes.

 

         La metodología de análisis del estudio de campo fue de carácter cuantitativo con Técnicas de Estadística Descriptiva (media y porcentual) y cualitativo descriptivo e interpretativo asentada en el Análisis de Contenido (Bardin, 1977; Krowczuk, 1988) del material obtenido a través de la Técnica de Torbellino de Ideas (Prado,1995) o brainstorming a partir de las (8) grandes categorías predefinidas, teniendo como referente teórico el Psicoanálisis.

 

 

RESULTADOS 

 

         Los resultados obtenidos en este estudio sobre estilo de vida de los padres y del propio adolescente con respectivos perfiles de las figuras parentales, de los adolescentes y del profesor y, los factores de riesgo identificados con influencia en la dinámica del uso y abuso de substancias psicoactivas son los siguientes:

 

 

1        PERFIL SOCIO -ECONÓMICO, PSICO-EDUCACIONAL, ESTRUCTURA Y COMPOSICIÓN FAMILIAR, Y ESTILO DE VIDA DE LOS PADRES DE LOS ADOLESCENTES CONOCIENDO SUS VALORES, ACTITUDES, HÁBITOS, OCIO Y TIEMPO LIBRE, CREENCIAS, ESTILO DE RELACIONES, CONOCIMIENTOS Y HÁBITOS DE CONSUMO DE DROGAS

 

         La edad de las figuras parentales (n= 967 padres y 993 madres) osciló de 32 a más de 72 años. De la muestra estudiada, 88,31% de las madres estaban con la edad de 36 a 51años, y 84,26% de los padres con la edad entre 40 a 55 años. En lo que se refiere al nivel de escolaridad, 53,36% de los padres y 46,51% de las madres tienen formación universitaria - curso superior completo.

         En lo que se refiere a la profesión y situación laboral funcional, 48,24% de padres y madres tienen un contrato de empleo estable, y 29,55% son trabajadores autónomos, profesionales liberales, comerciantes e industriales propietarios. La renta familiar de 88% (n= 472 padres y 477madres) de los padres de estudiantes de escuelas del Grupo B (red privada) es superior a $ 1.200 dólares, y se sitúan en el mismo nivel 44% (n= 495 padres y 516 madres) de los padres de los estudiantes del Grupo A (red pública). En lo que se refiere al nivel socioeconómico, predominan familias situadas en las clases sociales alta, media alta y media. En lo que se refiere a creencias y religión, 73,49% de padres y madres son católicos.

         Con relación al contexto residencial, las familias residen en barrios ubicados en las zonas norte, sur, este, sudeste y central del municipio de la ciudad de Porto Alegre -RS; áreas bien urbanizadas, con buena infraestructura (saneamiento básico, energía eléctrica, transporte, servicios de salud, seguridad pública, áreas verdes de recreación, parques, plazas, clubes culturales y deportivos)

         En lo que se refiere a la actitud psicoeducacional de las figuras parentales, 87,52% de padres y madres se muestran interesados, actualizados, tienen conocimientos e información suficientes para establecer un buen diálogo y adoptar actitudes educativas de prevención al uso de drogas junto a los hijos. No obstante se ha demostrado, solamente 50% de los padres y madres dialogan, pero cuando aparece el problema de adicción en la familia.

         Las reacciones, actitudes adoptadas y comportamientos manifiestos por los padres y madres delante de los hijos adolescentes usuarios de drogas ilícitas, que hicieron uso /consumo experimental, o uso regular y los dependientes fueron predominantes actitudes manifiestas de agresión física, castigo / punición, restricción a la libertad, corte de dinero, amenaza de denuncia a la policía, expulsión de casa. Otras reacciones y sentimientos de los padres/ madres fueron evidentes como: expresión de rabia, de culpa, impotencia, angustia, baja autoestima (desestima), superprotección, indiferencia, actitud social permisiva “hacerse ciego”, “vista gorda”, delante de la conducta impulsiva y drogadicta del hijo (a). Manifestaciones que revelan la utilización de múltiples mecanismos defensivos como negación, proyección, identificación, disociación y racionalización, inconscientemente refuerzan la conducta adicta, autodestructiva del hijo (a), al contrario de ayudarlo a cambiar su estilo de vida. Apenas un 2,71% de padres y madres buscan auxilio terapéutico en servicios especializados.

         Los estudiantes del Grupo A y del B manifiestan que las figuras parentales deben tener un elevado grado de conocimiento sobre los efectos de las drogas lícitas e ilícitas; necesitan capacitación a través de cursos de formación para profundizar conocimientos científicos y aprender a utilizar abordajes psicopedagógicas afectivas y efectivas; mejorar la comunicación, mantener a los hijos ocupados y una monitoria constante pautada en valores dirigidos la opción por hábitos y actitudes saludables de valoración de la vida. Los padres deben mejorar la integración con la escuela y participar de acciones concretas dirigidas a la prevención primaria y secundaria al uso y consumo disfuncional de substancias psicoactivas por preadolescentes y adolescentes.    

         Con relación a la estructura y composición familiar, predominan familias nucleares (padre, madre e hijos), la media es 2 a 3 hijos; 74,10% de los adolescentes son hijos de matrimonios de unión estable con papeles familiares definidos, y 22,70% viven en familias de padres separados/ divorciados. Con edades entre los 8 a 11años de estos adolescentes ocurrió la mayor concentración de separación de los padres. Ocupan en la estructura familiar la posición de hijo primogénito, 37,33% de los adolescentes del presente estudio.

         En cuanto al estilo de vida de las figuras parentales (padres y madres) predominan los que ocupan su tiempo libre y de ocio con prácticas de actividades habituales regulares las que más valorizan son: ver TV y vídeos 88,31% de los padres y 90,44% de las madres; lectura, escuchar música, practicar algún tipo de ejercicio y deporte; reunirse con amigos/ vecinos; pasear, viajar. Las madres dedican su tiempo libre y de ocio con más intensidad y frecuencia a la jardinería, al cultivo de plantas, frecuentan más cines, teatros, shopping e iglesia/ templo para orar. Los padres con más intensidad y frecuencia practican deportes y frecuentan el club social, que las madres. Cuando se comparan los estilos de vida, valores y hábitos regulares manifestados por la población parental estudiada, conviene destacar que son los padres y madres de los adolescentes de las escuelas del Grupo B (red privada) de clase social alta y media alta que presentan mayores porcentajes de diversos hábitos y actitudes más saludables dirigidos al buen nivel de salud física, mental y espiritual, lo que no ocurre con los padres y madres de los adolescentes del Grupo A (red pública) pertenecen a la clase media.

         En lo que se refiere a los hábitos de consumo de drogas lícitas e ilícitas de las figuras parentales (n= 967 padres y 993 madres), el perfil epidemiológico obtenido de los que consumían con frecuencia regular las sustancias psicoactivas: alcohol (892) 92,24% padres y (807) 81,27% madres; tabaco (359) 37,13% padres y (300) 30,21% madres; medicamentos de diferentes grupos con prescripción y automedicación 20,74% de padres y 25,81% madres; psicofármacos ansiolíticos, hipnóticos y barbitúricos 21,29% padres y 30,21% madres; analgésicos 59,77% padres y 69,39% madres; jarabes (codeína) 46,53% padres y 53,38% madres. De las drogas ilícitas usaron en su juventud, alguna vez en la vida (47) 4,86% padres y (28) 2,82% madres. En cuanto al tipo de sustancias psicoactivas, las más consumidas fueron cannabis (marihuana), cocaína, lanza perfumes, heroína, LSD y morfina. Con relación a la frecuencia de uso, fue evidente ser superior el porcentaje de padres y madres de adolescentes de las escuelas del Grupo A (públicas) que hicieron uso experimental, social y disfuncional cuando jóvenes, pero no fue significativa la diferencia, al compararse los porcentajes de padres de estudiantes del Grupo B (red privada) que hicieron uso experimental y social/ fines de semana.

         El perfil de padres y madres policonsumidores de drogas licitas quedó evidente que son modelos de actitudes y comportamiento de riesgo, inconscientemente impulsan motivaciones para el consumo experimental u ocasional, y también la conducta drogadicta de hijos preadolescentes y adolescentes.

         En cuanto al estilo de relaciones de las figuras de parentales con profesores y dirección de la escuela, para los adolescentes quedó evidente que entre la autoridad  parental son las madres las que demuestran mayor compromiso con todo lo que se dice respecto a su desarrollo biopsico-socio-cultural y educacional. Consideran importante la participación de la familia en Programas de prevención al consumo de drogas y otras cuestiones valoradas que envuelven la educación y condiciones del ambiente escolar 46,85% de padres y 52,47% de madres. Las figuras parentales de los estudiantes del Grupo B son los que más dialogan y van a reuniones en la escuela para tratar de mejorar las condiciones físicas, sanitarias y psicopedagógicas, cuando se comparan a los padres y madres de los adolescentes del Grupo A.

 

2        PERFIL SOCIO-ECONÓMICO-CULTURAL-EDUCACIONAL –PSICOLÓGICO Y ESTILO DE VIDA, VALORES, CREENCIAS, MOTIVACIONES Y SU RELACIÓN CON EL USO Y ABUSO DE DROGAS, GRADO DE CONOCIMIENTO, AUTOCONCEPTO DE IMAGINACIÓN CREADORA, PERFIL CREATIVO Y POTENCIAL DE CREATIVIDAD DE ADOLESCENTES

 

         La edad de los adolescentes de ambos sexos (n= 1004), oscila entre 14 a 21 años. De la muestra estudiada, son 85,50% estudiantes del sexo masculino (462), y 86,91% del sexo femenino (542), situados en la faja de edad entre 15 a 17 años. La predominancia de adolescentes de etnia /origen europea, descendientes de familias emigrantes de países de idioma latino y germánico 70,31%; nacidos en la ciudad de Porto Alegre-RS 83,64%; solteros 98,52%; dependientes económicamente de la familia 83,39%; trabajan 16,61%; situados en buen nivel socioeconómico pertenecen a las clases sociales alta, media alta y media; creen y practican la religión católica 46,84%, y son ateos 39,69%.

         En cuanto al nivel cultural y educacional de los estudiantes de enseñanza media (secundaria) es bueno, con un desempeño escolar entre bueno a excelente 58,78% de los chicos y chicas. Con una  historia de fracaso escolar u reprobación, 27,07% de los sujetos ocurrido entre los 15 y 16 años, y  atribuido a situaciones de ansiedad; baja autoestima (desestima); inadecuación del currículo y sistema de enseñanza; falta de creatividad; contenidos disonantes de la realidad y, de los intereses y motivaciones del adolescente. Las motivaciones para estudiar van dirigidas a alcanzar aspiraciones personales: tener una profesión, ingresar y cursar en una universidad, tener cultura general, mejorar la comunicación, fortalecer las relaciones interpersonales, ampliar conocimientos dirigidos a obtener mejor calidad de vida y éxito profesional.

         Las relaciones interpersonales (afectivas y amistad) de los adolescentes con el grupo familiar (padre, madre, hermanos), colegas, amigos y grupo de iguales, y con los profesores y dirección de la escuela revelan varias modalidades de vivencias afectivas como el humor, las emociones, los sentimientos, afectos y pasiones.

         En las relaciones interpersonales con las figuras parentales (padre y madre) 56,31% de los adolescentes (n= 1004) consideran existir un excelente clima de confianza, aproximación y apoyo en la relación entre padres e hijos. Las actitudes demostradas en la relación paterna y materna para con los hijos, lo que los adolescentes más valoran (positivas) son: confianza y amistad, demostración de amor, respeto y autoridad, liberalidad y afectividad. Las actitudes parentales generadoras de resentimientos que desaprueban (negativas) son: desconfianza y desvalorizar/ depreciar, desamor, agresiones verbales, maltrato físico, violencia sexual, sufrir humillación delante de personas, constreñimiento y vergüenza de la ignorancia cultural de los padres. Predominan madres que frecuentemente demuestran actitudes de extrema intolerancia, descontrol emocional y ambivalencia que afectan la autoestima (autorrechazo, autoinculpación, desestima) del adolescente. Los padres en menor porcentaje tienen actitudes más rígidas y comportamiento manifiesto de desamor, desconfianza y despreciador. Las figuras parentales (padres y madres) que hicieron uso experimental, y consumieron regularmente drogas ilícitas en su juventud, y actualmente tienen problemas de dependencia a las drogas como alcohol, tabaco y psicofármacos, asumen actitudes de bajo control social, ausencia de la ley del padre, inconscientes de la conducta adictiva y dobles mensajes con grave repercusión sobre el estilo de vida elegido por el hijo adolescente carente de una adecuada autoestima y necesarias habilidades sociales para poder desarrollarse en la vida.  

         En las relaciones interpersonales con hermanos (hombres y mujeres) 51,35% de los y las adolescentes consideran existir entre buen y excelente clima de amistad, apoyo, confianza y complicidad en las relaciones fraternas. Las actitudes manifiestas de los hermanos de mayor valor son demostraciones de: lealtad, confianza y amistad, alegría, amor, inteligencia y creatividad, auxilio en la solución de problemas, responsabilidad, estabilidad emocional. Las actitudes que desaprueban son demostraciones de: desconfianza, inseguridad (desestima) y nerviosismo. Los hermanos desempeñan papel importante en el desarrollo emocional y consolidación de la propia identidad del adolescente.

         En cuanto al sexo existe diferencia en los trazos de carácter de la personalidad masculina (hermanos) descritos con relación a la femenina (hermanas) Los adolescentes de este estudio evidencian como trazos negativos de la personalidad de los hermanos (hombres): la pereza/ perezoso, irresponsabilidad, la mentira, deslealtad, uso de drogas, desprovisto de buenos hábitos de higiene, educación y finura. Los trazos positivos son: guardar secreto/ sigiloso, respetar la privacidad, menos excluyente, ser menos egoísta, no hacer chismes/ intrigas, no ser celoso. En la personalidad de las hermanas (mujeres), los trazos evidenciados como negativos son: chismosas, no respetar la privacidad, revelar secretos, muy egoístas, más excluyente, más celosas, desprovistas de educación y finura. Los trazos positivos son: menos perezosas y ociosas, más responsables, mienten menos, poco desleales, usan menos drogas, tienen buenos hábitos de higiene.

         En las relaciones interpersonales con los colegas de la escuela (clase /turno) 88,10% de los adolescentes consideran que existe entre buen y excelente clima de afecto y amistad entre ellos y compañeros. Los adolescentes de ambos sexos estudiantes del Grupo A y B (n= 1004) emiten un autoconcepto, o sea, indicadores de tener una autoestima alta y/ o desestima (ausencia u baja) muy semejante referida al tipo de relación establecido con colegas de clase/ turno de estudio, amigos y grupo de iguales.

         En cuanto a la autoestima descrita a partir de su escala de valores de como los compañeros los ven y evalúan (sentimientos, actitudes), los adolescentes del sexo masculino (chicos) evidencian sus actitudes positivas ser persona alegre y comunicativa, amigo carismático, consejero, sabe escuchar/ oír (colegas, amigos). Las actitudes negativas apuntadas por los colegas son de ser chico/ persona orgullosa, agresiva, triste y deprimida. Las estudiantes del sexo femenino (chicas) destacan las actitudes positivas reveladoras de una autoestima positiva el hecho de considerarlas personas alegres, comunicativas y extrovertida, gran amigas, carismáticas, mejor consejera, más solicitadas, saber oír/ escuchar y comprenderlos, menos agresivas, más desinhibidas, poco tímidas, y reservadas. Las actitudes negativas manifiestas indicadoras de baja autoestima (desestima) ser chica/ persona con poca liderazgo (líder), orgullosas, más deprimidas, y tristes. Para los estudiantes del sexo masculino(chicos) las actitudes positivas consideradas cualidades reveladoras de tener autoestima positiva son mayor liderazgo (líderes), más reservados, menos orgullosos, menos tristes y deprimidos; las actitudes negativas indicativas de desestima son chicos poco consejeros, oyen/ escuchan menos (chicas), controlan emociones/ alegrías, poco carisma.

         Las manifestaciones de afecto presentes en las relaciones de amistad entre los y las adolescentes y compañeros de la escuela, quedó claro, que aunque elevado porcentaje de  chicos poseen muchos amigos, pero son las chicas que refieren tener pocos pero íntimos. Los y las adolescentes de los dos grupos de escuelas(A y B) emiten una evaluación referente a las actitudes manifiestas de los compañeros (as), y las interpretan de acuerdo con su escala de valores. En cuanto al sexo si se comparan, las adolescentes revelan tener mejor nivel de percepción y conciencia del decrecimiento de la presencia de valores imprescindibles a una convivencia psicosocial saludable y placentera en el ambiente escolar,  que el de los chicos.

         En las relaciones interpersonales con el cuerpo docente (profesores y dirección) 59,83% de los y las adolescentes consideran que existe un buen clima.

         En cuanto al autoconcepto emitido por los adolescentes con relación a sus actitudes y comportamiento manifiesto en la escuela para con los profesores y dirección la predominancia de estudiantes del sexo femenino (chicas) destacan las consideradas actitudes positivas como: demostración de mayor responsabilidad, dedicación, dinamismo, concentración en los estudios, disciplina, más alegres, espontáneas, afectivas, mayor autocontrol, poco agresivas, y mayor tolerancia. Los estudiantes del sexo masculino (chicos) en mayor porcentaje evidencian indicadores de baja autoestima (desestima), autoevaluaran destacando sus actitudes negativas para con los profesores, se consideran: perezosos, indolentes, indisciplinados, irreverentes, impulsivos, más agresivos, intolerantes, poco afectivos, más irresponsables. Los jóvenes con pobre autoconcepto  pueden recurrir al consumo de drogas como paliativo a esta percepción. La baja  autoestima, impulsa mas fácilmente los jóvenes a buscar refugio en el grupo de iguales y sintiéndose reconocido se adapta, puede tornarse dependiente del grupo y vulnerable a las presiones, factor de riesgo para uso de drogas.

         En lo que se refiere al estilo de vida de los adolescentes fue evidente la diferencia de comportamiento entre los sexos al administrar su tiempo libre y ocio. Los adolescentes del sexo masculino reproducen el mismo estilo de vida de los padres, de sus amigos y grupos pares, así como de figuras representativas en los medios de comunicación. Los chicos practican más deportes; frecuentan asiduamente club social; tocan instrumento musical y participan de bandas y/ o grupos musicales; prefieren conversar y estar en la calle con amigos. Las adolescentes del sexo femenino reproducen exactamente el mismo estilo de vida de las madres, algunos hábitos del padre, de sus amigas y grupos iguales, de profesores, así como de personajes jóvenes destacadas por los medios de comunicación. Predominan chicas que concentran actividades dirigidas a potenciar la autoestima y autoimagen física y social; mayor adquisición de bienes de consumo y cultura general; mantenerse actualizadas; mayor socialización y diversión; integración y comunicación familiar; ampliar y profundizar lazos afectivos y amistad con amigos y vecinos; viajes con la familia, turismo ecológico y cultural (con amigos, grupos de iguales); mejor equilibrio de salud física, mental y espiritual, cultivar la religiosidad y /o espiritualidad; estimular el potencial creativo, poético y artístico; compartir tareas domésticas y otros encargos familiares, se comparados a los hábitos del sexo masculino. Los y las adolescentes de las escuelas del Grupo A (red pública) tienen actitudes y comportamientos manifiestos muy semejantes a los del Grupo B (red privada), pero el que  diferencia es que concentran sus actividades culturales y deportivas ofrecidas por la asociación comunitaria del barrio y de acuerdo con el nivel socio-económico-educacional-cultural de sus familias y grupos de iguales.            

         En cuanto al perfil de consumo de drogas lícitas e ilícitas del total (n= 1004) adolescentes de ambos sexos estudiados, se evidenció que, hicieron uso con frecuencia   alguna vez en la vida, de las drogas psicoactivas: alcohol 87,22%; tabaco 38,55%; psicofármacos/ medicamentos 35,70%; cannabis/marihuana 79,39%; inhalantes /solventes 22,03%; cocaína 19,99%; alucinógenos 6,98%, y opiáceos 2,55% de los y las adolescentes. De la muestra estudiada, (311) 30,99% de los adolescentes consumieron drogas de uso ilícito alguna vez en la vida; fueron experimentadores de multidrogas 48,37%, siendo del sexo masculino (66) 45,83%, y femenino (85) 50,90%. Al comparar por grupo de escuelas, predominan adolescentes de las escuelas públicas (Grupo A) que presentaron comportamiento disfuncional de consumo, con relación a los de la red privada (Grupo B). La edad de la primera experiencia de uso de substancias lícitas e ilícitas se verificó mayor concentración entre los 13 a los 15 años (62,10% chicos y 70,11% chicas), pero el acceso ocurrió en edades bastante precoces entre los 4 y los 10 años. Compartieron sus primeras experiencias de consumidores de  bebidas alcohólicas con familiares y amigos; fumando cigarrillos y uso de drogas ilícitas con grupo de amigos. Los medios de oferta para el consumo de sustancias de uso lícito e ilícito son ambientes públicos (bares, discotecas, fiestas jóvenes, shows, conciertos) sin ninguna restricción legal. Cuando se comparan por sexo y tipo de drogas más consumidas, fue evidente ser mayor la proporción de las adolescentes (chicas) que hicieron uso en la frecuencia y patrón de consumo regular (uso diario) de tabaco 24,22%; de medicamentos y psicofármacos 41,52%. Los chicos en mayor proporción hicieron uso en la frecuencia y patrón (400 a 2000ml) de consumo regular de alcohol 76,41%. En el cómputo general, 87,22% de los adolescentes de ambos sexos vivieron cuadro de embriaguez, se ha embriagado con gran frecuencia (1 a  > 6 veces)  en la vida. En la preferencia de los y las estudiantes, las bebidas alcohólicas más consumidas son la cerveza, vino, whisky, coñac y cócteles. De los consumidores de drogas ilícitas, eran usuarios (88) 19,05% de los chicos, y (94)17,34% de las chicas; tenían problemas de dependencia física, psíquica y social (40) 27,78% de los chicos, y (31) 18,56% de las chicas. Los locales de fácil acceso y libre adquisición de drogas ilícitas  (cannabis, cocaína,  otras…) informaron ser principalmente en villas, en la escuela e inmediaciones de la residencia. Comentaron la práctica de tráfico de drogas (26) 18,06% de los chicos y (5) 2,99% de las chicas; la conducta delictiva en mayor porcentaje en el período de 1 a 2 años  fue (14)53,84% de los chicos y (4) 80% de las chicas.

         En cuanto a las motivaciones conscientes e inconscientes que impulsan la búsqueda de las sustancias, los adolescentes de ambos sexos indican más de un motivo para justificar el consumo de tabaco, alcohol, psicofármacos (automedicación) y “tóxicos”. En cuanto a las motivaciones sociales que impulsan, básicamente, los adolescentes al consumo de todos los tipos de substancias psicoactivas, en el orden de necesidad usan mucho más el tabaco para pasar el tiempo al ser comparado con el consumo de alcohol, psicofármacos y tóxicos. Las motivaciones experimentales en el orden de necesidades usan mucho más el tabaco y tóxicos para satisfacer la curiosidad de sus efectos mágicos; lo que lleva al consumo de alcohol y psicofármacos es para tener placer y divertirse con grupos de iguales en las actividades cotidianas. En cuanto a las motivaciones sintomatológicas que impulsan, básicamente, a los adolescentes a consumir cada tipo de droga, usan mucho más el tabaco y alcohol para calmar el nerviosismo, lo que lleva al consumo de psicofármacos “automedicación” es para adelgazar y el consumo de tóxicos es para dormir mejor. En relación a las motivaciones psicocognitivas que impulsan a los adolescentes a consumir drogas específicas, consumen mucho más el tabaco para no quedar angustiado; el alcohol es consumido para vencer la timidez, indecisión; lo que lleva al consumo de psicofármacos es para aumentar el desempeño escolar, en el deporte y ser más competitivo, y el consumo de tóxicos es para sentirse seguro y fuerte, vencer la frustración y timidez en cualquier situación de la vida cotidiana.

 

         Grado de conocimiento y/ o nivel de informaciones sobre o tema “ drogas”, referente a las substancias psicoactivas de uso lícito/ institucionalizadas e ilícito a las no institucionalizadas, los adolescentes de ambos sexos estudiantes de las escuelas del Grupo A y los del Grupo B, demuestran por el tipo de respuestas emitidas que poseen un grado de conocimiento, que es más del sentido común; que desconocen como las sustancias psicoactivas de los diversos tipos/ grupos actúan sobre el organismo y el Sistema Nervioso Central; que tienen necesidad de obtener informaciones científicas y no sólo del sentido común; que tienen gran interés que tal tema sea trabajado con mayor urgencia a lo largo de la formación educacional en la enseñanza fundamental y media. Justifican que necesitan de mayor conocimiento para poder dialogar, mantenerse bien informados con vistas a responder a la persuasión constante de la oferta de drogas, de la presión de amigos y grupos de iguales, así como poder intervenir como agente de prevención al uso y abuso de drogas lícitas e ilícitas junto a los grupos de iguales en su contexto escolar y en su comunidad residencial/ barrio.

 

         En cuanto al autoconcepto de imaginación creadora y percepción del potencial de creatividad, 87,36% de los adolescentes de ambos sexos de las escuelas del Grupo A y los del Grupo B (n= 1004) se consideran muy creativos e imaginativos. Los y las adolescentes que expresaron su potencial y cualidades creativas relacionan la influencia de factores personales (personalidad) y de las condiciones socioambientales (familia, escuela) favorables para el desarrollo y expresión de determinadas cualidades reveladoras del potencial creativo. La creatividad es evidente en los perfiles creativos /creadores en ambos sexos. Los adolescentes del sexo masculino se destacan más en las áreas: musical e instrumental; artes plásticas; informática; arte culinario; en el cognitivo arte poético y literario; área deportiva y lúdica; comunicación; diseño; confección y telar; arte dramático, conducta humana, danza, interpretación; composición de piezas, textos para teatro; en la científica mecánica; en el área de diversión y turismo; artes humorísticas e ilusionistas; canto; paisajismo; arte industrial-organizativo y el arte origami. Las adolescentes del sexo femenino se destacan con perfiles creativos: artes plásticas, arquitectura; arte culinario; poética y literaria; musical-interpretación y composición; confección y telar; confección y diseño; área informática (diseño gráfico, programas); danza, interpretación, teatro; área deportiva y lúdica; composición textos, piezas de teatro, cine; fotografía; en el área diversión y turismo. Los adolescentes de ambos sexos pertenecientes a las escuelas del Grupo A y las del Grupo B se revelan muy  talentosos, imaginativos y creativos, sólo discrepan en cuanto al porcentaje de sus cualidades creativas.

          Los adolescentes que se autoevaluaron sin cualidades creativas, sin imaginación proyecto personal de vida (11,26% de los chicos y 14,02% de las chicas), fue evidente la estrecha relación de escalada de consumo regular de múltiplas drogas de uso lícito (alcohol, tabaco y medicamentos) e ilícitas (marihuana, cocaína, alucinógenos, inhalantes aerosoles), baja autoestima; historia de fracaso escolar, ansiedad; victimización; conflicto en las relaciones  parentales (padres, madres) y con profesores.

 

 

3        PERFIL PSICOSOCIO-CULTURAL Y EDUCACIONAL DEL PROFESOR            

 

         La escolaridad de los profesores es bastante elevada, tienen estudios universitarios completo,  curso Bachillerato Superior, la mayoría además del grado tienen formación en nivel de especialización, en un porcentaje significativo tienen master y doctorado. En cuanto al perfil psicosociocultural  descrito por los adolescentes de ambos sexos estudiantes de las escuelas del Grupo A y los del Grupo B, los resultados reflexivos más destacados revelan que suceden actitudes y comportamientos manifiestos considerados anti-psicopedagógicos (negativos) en las relaciones interpersonales (profesor x estudiante) como: mal humor; agresividad; desconfiado; desafecto y rigidez; prepotente; orgulloso; egoísta; baja autoestima (desestima); distante e indiferente; desactualizado; poca cultura; desinteresado; sin creatividad. Las actitudes y comportamientos manifiestos de los profesores x estudiantes considerados satisfactorios (positivos) destacan: honestidad; buen carácter; sociable; receptivo; alegría; descontracción; afectivo; alta autoestima;  domina el área del conocimiento; buena cultura; creativo; estimula autoconciencia crítica; estimula el potencial de creatividad (estudiante); antiexclusión social y escolar de usuario de drogas.

 

         Los adolescentes revelan que los profesores y dirección de la escuela no están preparados para abordar las consecuencias del uso y consumo disfuncional de las sustancias psicoactivas por preadolescentes y adolescentes. Sugieren a los profesores, que para desarrollar programas educativos de prevención a las drogas además de poseer buen nivel educacional y social; necesitan conocer bien el contexto donde ocurre el fenómeno; y a través de programas de capacitación, autocapacitación actualizada de conocimientos científicos y metodología participativa (estudiante + profesor + padres/madres + otros especialistas + ex drogodependientes),y adopción por abordajes psicopedagógicos afectivos y efectivos, ser capaz de movilizar en los jóvenes actitudes y valores orientadores de su potencial creativo socio-afectivo en dirección a un estilo de vida saludable, donde la droga no ejerza poder de seducción, y entonces tenga auto control bajo su fascinación.

 

 

4        FACTORES DE RIESGO (NIVEL INDIVIDUAL, MICROSOCIAL Y MACROSOCIAL)

 

         Los factores de riesgo identificados como determinantes para el uso y abuso de substancias psicoactivas se destacan la conflictividad personal; inmadurez; baja autoestima y autoimagen corporal y social; ansiedad; depresión; victimización; estilo de vida irreverente (búsqueda de emociones, rebeldía); motivaciones sociales, experimentales, sintomatológicas y psicocognitivas del uso; edad del primer consumo; influencia de la conducta adictiva de los padres, de los lideres de clase, de los amigos y grupos de iguales, de los medios de comunicación y publicidad; estructura familiar deteriorada; sufrimiento psíquico; presencia de patología socio-familiar; pobre monitoria familiar; aislamiento y conflictos interpersonales en las relaciones familiares (padre, madre, hermanos), con los compañeros y profesores, insuficiente grado de conocimiento sobre consecuencias del uso, no tener religiosidad; estilo de vida de los padres/ madres hábitos y actitudes carencia de valores (psico-biológicos, morales, sociales, estéticos-intelectuales y transcendentes); estilo de educar antipsicopedagógico (padres/madres, profesores); falta de preparación de los padres y profesores al abordar las consecuencias del uso; ausencia de estímulos del potencial creativo; ausencia de proyecto de vida personal; fracaso escolar; exclusión social y escolar; marginalización; delincuencia; actitud social permisiva; bajo control social; ambiente micro y macrosociocultural rico (tráfico) oferta/ acceso; poder de adquisición de drogas; pertenecer a nivel socio-económico más elevado; ausencia de integración familia x escuela x líderes de la comunidad residencial; ausencia de planeamiento estratégico y coordinación de acciones integradas en la ejecución y evaluación sistemática de programas de prevención (primaria, secundaria) en el contexto microsocial y macrosociocultural; uso excesivo de mecanismos de defensa (familia, profesores, estudiantes, grupo de iguales, sociedad); comunicación de doble vinculo (doublé bind) padres y profesores; desigualdad social y económica; ausencia de una política pública para la juventud.

 

         Las políticas públicas vigentes refuerzan el aumento de desigualdades sociales, económicas y educacionales, se evidencia la inoperancia de la política nacional antidrogas, la adopción de modelos de prevención al consumo de drogas psicoactivas disonantes/ inadecuados a la realidad del contexto social, escolar y familiar y, un discurso social inoperante de los gobernantes (nivel Municipal, Estatal y Federal) del país, por desconsiderar los conocimientos (variables intraindividuales y socioambientales) generados por la investigación científica (epidemiológica, sociológica y clínica) y pronunciamientos de especialistas, educadores, padres y agentes sociales de la comunidad.

 

         La inexistencia de previsión de recursos económicos para: investigación de campo, implantación y desarrollo continuo de programas de formación (adolescencia y drogodependencias) para capacitación de distintos profesionales (médicos, enfermeros, asistentes sociales, psicólogos, educadores y áreas afines), para desempeñar acciones en programas de intervención preventiva multidisciplinar y multidimensional en departamentos del gobierno y respectivos servicios organizados del sistema socio-sanitario, desarrollar programas de formación de padres y profesores y otros agentes sociales para asesoramiento a la comunidad escolar en la elaboración de materiales psicopedagógicos y planeamiento de programas educativos de prevención al inicio del consumo de drogas lícitas e ilícitas han contribuido para la precocidad en el inicio de uso y del aumento preocupante del uso abusivo y de poliusuarios de drogas psicotrópicas entre la población de estudiantes de enseñanza fundamental y media en la mayoría de los estados del país.

          

         La profundización de conocimientos sobre “Configuración de la adolescencia”, y “Configuración histórico-contextual de las drogas”, subsidiaran conjuntamente con los resultados del estudio de campo “estilo de vida”, contextualizados bajo el enfoque teórico referencial del psicoanálisis la posibilidad de reconocer qué factores de riesgo (en nivel individual, microsocial y macrosocial) son predeterminantes para el uso experimental u social y conductas de drogadicción que aclaren las causas más probables de la “drogadicción en la adolescencia”. Los innumerables factores de riesgo presentes en el contexto del adolescente (familia, escuela, grupo de iguales, barrio/ comunidad y sociedad), y los resultados del análisis de contenido de las respuestas del brainstorming con las indicaciones y sugerencias de los estudiantes del estudio fueron fundamentales al elaborar y presentar el “Modelo Holístico de Prevención al Uso y Abuso de Drogas para Escuelas de la Red Pública y Privada de la ciudad de Porto Alegre-RS-Brasil”.

     

         El Modelo Holístico surge como referencia innovadora para que el sistema educacional con una coordinación central multidisciplinar pueda elaborar un plan estratégico de prevención, y la comunidad escolar organizada crear un grupo inicial de trabajo conjunto y participativo (padres y madres, profesores, profesionales de servicios sociosanitarios y agentes sociales de la comunidad) para elaborar un diseño de proyecto educativo preventivo de la escuela a partir del conocimiento /diagnóstico de la realidad del contexto social, escolar y familiar de la población estudiada; y los agentes de cambio, el grupo/ equipo de prevención pueda motivar, formar, integrar la familia x profesores x comunidad escolar alumnos x lideres jóvenes y agentes sociales de la comunidad residencial/ barrio  en lo programa de promoción   de las capacidades para valoración de la vida  con  acciones de participación sociocomunitaria y estrategias permanentes de intervención educativas creativas dirigidas a la prevención primaria y secundaria del uso y abuso de drogas lícitas e ilícitas en la adolescencia.

 

 

CONCLUSIONES

 

         Los resultados obtenidos por este estudio de carácter sociológico, epidemiológico sobre “Estilos de Vida de los padres y madres y de los propios adolescentes” con análisis interpretativo bajo el enfoque teórico referencial del psicoanálisis, contribuyó para ampliar conocimientos y entender este fenómeno multifactorial que es la “drogadicción en la adolescencia”, las interacciones que se producen en el sistema del uso de drogas (individuo, sustancia, contexto ) y los factores de riesgo y de protección que de él emergen considerados fundamentales para la presentación del “Modelo Holístico de Prevención al uso y abuso de drogas para las escuelas de la Red Pública y Privada de Porto Alegre-RS-Brasil” . 

 

LAS CONCLUSIONES MÁS SIGNIFICATIVAS DE ESTE ESTUDIO SON LAS SIGUIENTES:

               ♥ Los estilos de vida familiar y colectiva (profesores, amigos, grupos de iguales, y la sociedad) revelan un conjunto de valores, creencias, actitudes (sociales y afectivas) y hábitos de comportamientos manifestos en el cotidiano de las relaciones interpersonales ( formas de comunicación y dinámica familiar, cuerpo docente y grupo de iguales) que están impregnados de mensajes codificados y son modelos referenciales introproyectados inconscientemente desde niño, interpretados y seleccionados a lo largo del desarrollo biopsicossocial y reproducidos por los adolescentes de ambos sexos estudiantes del Grupo A (red pública) y los del Grupo B (red privada) al manifestar su propio estilo de vida.

 

             ♥ Los estilos de vida de la población parental (padres y madres) evidencian un buen patrón de hábitos (ejercicios, deporte, cultura, diversión, religión, relaciones, ecología humana) cultivados y practicados cotidianamente son considerados muy saludables. Ocupan su tiempo libre con prácticas regulares y fines de semana que están relacionadas a la escala de valores (psicobiológicos, morales, sociales, estéticos-intelectuales, transcendentes) revelados en las actitudes adoptadas para reducir el alto nivel de estrés, resultante de las adversidades presentes en el ambiente sociocultural (gran metrópoli) y situación socio-económica-política del país.

                 • El patrón de hábitos depende del grupo socio-económico que pertenecen y del nivel educacional-cultural y religiosidad de las figuras parentales (padres y madres) Los padres y las madre de los estudiantes del Grupo B de las clases social alta y media alta tienen un estilo de vida más diferente, practican hábitos más saludables que contribuyen al equilibrio de salud (física, mental y espiritual), lo que no ocurre con padres y madres de los adolescentes del Grupo A mayoría de clase media.

                 • Los hábitos de consumo de substancias psicoactivas perjudiciales a la salud, evidencian alta prevalencia de las figuras parentales que tienen consumo regular de alcohol, tabaco, medicamentos y psicofármacos por medio de la práctica automedicación y con prescripciones médicas. Los padres evidencian alta prevalencia de bebedores habituales en la frecuencia (fines de semana, fiestas y diario) y nivel (alto) de consumo de alcohol, y de fumadores de tabaco; y menor consumo de psiocofármacos, más alto de medicamentos (analgésicos y jarabes). Las madres evidencian alta prevalencia: de bebedoras habituales de alcohol en la frecuencia (fiestas y fines de semana), mas bajo nivel de consumo; alta en el consumo de psicofármacos (anfetaminas, benzodiazepnícos, hipnóticos) y medicamentos (analgésicos, jarabes, laxantes, minerales y vitaminas); menor de fumadoras de tabaco habitual entre 10 a 20 cigarrillos/ día. Las figuras parentales de los y las estudiantes del Grupo A y del B tienen comportamiento semejante en la dependencia del alcohol, tabaco, psicofármacos y medicamentos, pero difiere en la evolución del consumo, en la cantidad y preferencia del tipo de droga. Los padres y madres de los adolescentes ( chicos y chicas) del Grupo A (red pública) evidencian comportamiento disfuncional como consumidores compulsivos de alcohol y tabaco, y tienen autocontrol de psicofármacos y medicamentos,  y los padres y madres del Grupo B (red privada) son consumidores moderados de alcohol y tabaco, pero uso excesivo de psicofármacos y medicamentos.

                 • Las influencias de conductas adictivas parentales, asociadas a ellas en el ambiente sociocultural y bajo control social del alcohol, tabaco y medicamentos impulsa a los jóvenes a consumir drogas psicoactivas lícitas y seguir prácticas de conductas drogadictivas,son verdaderos rituales destructivos de la drogadicción, en edades muy precoces, como fue constatado en este estudio.

                 • El perfil psico-educacional parental (padres y madres) de los adolescentes de las escuelas del Grupo A y los del B que se involucran con el grupo de iguales usuarios de drogas “tóxicas” e hicieron uso experimental, y social/ o regular de drogas (marihuana, cocaína, opiáceos, solventes) fueron predominantes padres y madres que demuestran actitudes de intenso descontrol emocional, la existencia de patología socio-familiar, conflicto en las relaciones interpersonales familiar, ausencia de la autoridad paterna delante del hijo(a). Evidente es el estilo de educación y actitudes sociales  parentales, los mismos enterados de las actitudes y hábitos de consumo de substancias psicoactivas “lícitas/ ilícitas” revelan: actitudes de alta tolerancia, permisivas, bajo monitoramiento, despreocupación en la transmisión de valores, indiferencia, limitada conciencia moral de modelo de conducta tanática adictiva y, de dobles mensajes, con grave repercusión en el estilo de vida del hijo (a) con falta de una adecuada autoestima y necesarias habilidades sociales de adolescente, para cambiar su estilo de vida “autodestructivo” y reconstruir, desarrollar un proyecto de vida personal creativo y saludable.

                • El método patogénico de educación se evidencia por la: severidad excesiva, la indulgencia excesiva y la incoherencia de las actitudes de las figuras parentales (padres y madres), de los educadores (profesores y dirección de la escuela), o entre ellos (padres y madres y profesores) y, lo más grave es una actitud de indiferencia delante de la actitud del adolescente (baja autoestima).  

 

               Los estilos de vida de los y las adolescentes  del Grupo A y los del B evidencian un buen patrón de hábitos (ver TV, oír música, lectura, ejercicios, deporte, juegos, conversar c/ amigos, cultura, ir al cine/ shows/ teatro, cultivo de plantas, ir a la iglesia/ practicar la religión / doctrina / filosofía, reunirse con la familia/ amigos, pasear, viajar, etc..) cultivados y practicados cotidianamente, considerados muy saludables. Ocupan su tiempo libre y de ocio con prácticas regulares, fines de semana, y fiestas escolares de acuerdo con sus características individuales (físicas y propia identidad), motivaciones e intensidad de estímulos recibidos del contexto micro social (familia, escuela, grupo de semejantes) y macro social.

               • Los estudiantes del Grupo B de familias de las clases social alta y media alta, tienen un estilo de vida más diferenciado, y mayores oportunidades de elegir y practicar hábitos, actitudes de conductas más saludables (físicas, psíquicas y sociales), que los de adolescentes del Grupo A mayoría de clase media, que no cultivan hábitos semejantes con la misma frecuencia y proporción.

               • Los hábitos de consumo de drogas psicoactivas perjudiciales a la salud evidencian alta prevalencia de adolescentes, que tienen consumo regular de alcohol, tabaco, medicamentos y psicofármacos y práctica automedicación y con prescripción médica. Los estudiantes del sexo masculino evidencian alta prevalencia de bebedores habituales (cerveza, vino) en la frecuencia (fines de semana y fiesta) y nivel (alto) de consumo de alcohol, y baja de fumadores de tabaco habitual entre 10 a 20 cigarrillos/ día; y menor consumo de psicofármacos (anfetaminas, ansiolíticos hipnóticos y barbitúricos) y alto de analgésicos opiáceos, y medicamentos (minerales y vitaminas). Las estudiantes del sexo femenino evidencian alta prevalencia de bebedoras habituales (vino, cerveza) en la frecuencia y nivel (bajo) consumo de alcohol; alta de psicofármacos (anfetaminas, analgésicos opiáceos, ansiolíticos) y medicamentos; y fumadoras de tabaco. Las drogas ilícitas evidencian alta prevalencia de adolescentes (chicos y chicas) experimentadores de múltiplas drogas, las otras categorías de frecuencia uso último año, mes, semana y uso diario evidencian un decrecimiento consistente de substancias más consumidas: cannabis/ marihuana, inhalantes /solventes, cocaína, los alucinógenos y los opiáceos, los chicos se comportan distinto de las chicas. Los y las adolescentes de las escuelas públicas (Grupo A) presentan mayor consumo y comportamiento disfuncional de consumo de drogas, sean lícitas o ilícitas, con relación a los de las escuelas privadas (Grupo B). La edad de la primera experiencia de uso de substancias psicoactivas lícitas e ilícitas evidenció mayor concentración entre los 13 y los 15 años, pero el acceso ocurrió en edades bastante precoces (4 a 10 años).

                 El consumo de alcohol y tabaco evidencia la influencia de la familia, grupos de iguales, medios de comunicación, principalmente el alcohol, la alta superioridad de casos de embriaguez en la adolescencia, mayor tolerancia social, habiendo pocos esfuerzos de inhibir este hábito, de lo que es fumar; que existe mayor conciencia de los daños a la salud y la sociedad.

 

              ♥ Motivaciones sociales, experimentales, sintomatológicas y psicocognitivas que los adolescentes de ambos sexos estudiantes del Grupo A y B  justificaron la necesidad del consumo de  drogas tabaco, alcohol, psicofármacos y tóxicos, evidencia la necesidad de mayor relevancia de uso por tipo de sustancia “combustible” lícita e ilícita para amortiguar y llenar el vacío existencial y la falta  del amor y de la ley del padre en la angustiante vida cotidiana.

         

                  El autoconcepto emitido por los adolescentes evidencia diferencias entre los sexos. La predominancia de chicas que expresan autoconcepto positivo; los chicos predominan los que destacan indicadores de autoconcepto negativo. La autoestima de los adolescentes del Grupo B es más positiva,  que la de los estudiantes del Grupo A. En cuanto al sexo algunas actitudes positivas indicativas de alta autoestima (positiva) está presente en las chicas y otros en los chicos relación casual pobre autoconcepto, y  débil autoestima y la adicción a las drogas. Alta autoestima expresa un auto concepto adecuado y valorado de los EUS (material, corporal, social y espiritual). Autoestima positiva es un recurso interno del adolescente para enfrentar los desafíos de la vida, un antídoto eficaz contra las dependencias.

 

                  ♥ Creatividad: autoconcepto de imaginación creadora, nivel de conciencia y percepción del potencial de creatividad evidencia ser muy alto en los adolescentes de ambos sexos de las escuelas del Grupo A y los del Grupo B. Los perfiles creativos de los adolescentes evidencia que son dotados de capacidades inventivas y originalidad creadora en múltiples y amplias áreas como musical; artes plásticas; culinaria/ gastronomía; literaria; deportiva y lúdica; artes escénicas, teatro, humor, comunicación, tecnología, ciencia, cultura, política.

                    • El descubrimiento del contenido imaginario retenido en el inconsciente, y de la interacción de aspectos emocionales, afectivos y cognitivos favorecedores de la creatividad en la personalidad del adolescente/ jóvenes es un factor muy importante para  enriquecer su autoconcepto, rescatar la autoimagen y reforzar autoestima positiva para tener autonomía en tomar decisiones, capacidad para resolución de conflictos, mejor autocontrol, no permitir ser excluido socialmente y del derecho a la educación, y poder realizar  su proyecto de vida. 

                    • El potencial de creatividad del adolescente deberá ser reconocido por la familia el cuerpo docente y canalizado para utilización en la elaboración de materiales psicopedagógicos y planeamiento de estrategias educativas creativas de prevención al uso de drogas propuesto en el Modelo Holístico, siendo el adolescente estudiante sujeto-activo, participativo y ser auxiliado a interiorización de una escala de valores y desarrollar habilidades (físicas, psícocognitivas y sociales) dirigidas para tomar conciencia del valor de la vida y autoresponsabilidad de elegir/ adoptar actitudes de estilo de vida saludable interactuando en equilibrio con el medo ambiente, verdadera ecología humana.       

 

         El adolescente en general es el reflector de los valores (morales, sociales) y las crisis de la familia y de la sociedad. El joven drogadicto claramente se revela fruto y consecuencia de sí mismo y de una sociedad paradoxal y escindida.

 

         Los resultados obtenidos en el estudio justifican la importancia de investir más en investigaciones sociológicas, antropológicas y clínicas, para ampliar el conocimiento de múltiples factores de gran complejidad que están implicados en la problemática de la “drogadicción en la adolescencia”, y con la visión del psicoanálisis, evidenciar el significado inconsciente de las producciones imaginarias (sueños, fantasías, delirios), las creencias, actitudes, comportamiento manifiesto de un sujeto en la adolescencia.        

 

         Creo que sólo a través de un Proyecto de educación para la vida (ecología humana) mirando la prevención solucionará la problemática de la drogadicción (proyecto de muerte), con propuestas de intervención preventiva multidisciplinar y multidimensional, para reconstruir una nueva comunidad escolar centrada en la transmisión de desarrollo de un sistema de valores durante la infancia y adolescencia, y así, poder revertir el panorama actual de total descontrol e inoperancia de políticas públicas vigentes en el país.

 

Key Words: Drugaddiction in Adolescence, Policies and legislation, Epidemiology, Prevention, Holistic Model, Life Style, Risk Factors, Consumption of psychoactive substances, Psychoanalysis.

 

Title:  Drogaddiction in Adolescence, policies of action and prevention educational models: a comparative study of High-School students in Porto Alegre-RS-Brazil

 

 

 

“DROGADICÇÃO NA ADOLESCENCIA, POLÍTICAS DE AÇÃO E MODELOS EDUCATIVOS DE PREVENÇÃO: ESTUDO COMPARATIVO ENTRE ESTUDANTES DA REDE DE ENSINO MÉDIO DE PORTO ALEGRE-RS-BRASIL

 

Dra. Elizabeth  Remor  Krowczuk

 

 

 

RESUMEN DE TESIS DOCTORAL

 

         El estudio de esta tesis sobre drogadicción en la adolescencia pretendió descubrir, a través del análisis del Estilo de Vida de los padres y del propio adolescente, indicadores de factores de riesgo (nivel individual, microsocial y macrosocial) predeterminantes del consumo de substancias psicoactivas entre los estudiantes de enseñanza media de la ciudad de Porto Alegre – RS - Brasil; diagnosticar y revelar los perfiles de las figuras parentales, de los adolescentes y del profesor; mostrar la descontextualización de las políticas de acción y modelos de prevención al uso y abuso de drogas referidos en programas educativos de prevención escolar; y presentar un Modelo Holístico de Prevención al uso y abuso de drogas para las escuelas de la red de enseñanza pública y privada de la ciudad estudiada.

         Participaron de la muestra mil cuatro (1004) adolescentes; 462 del sexo masculino y 542 del sexo femenino. Esta muestra se seleccionó, intencionalmente, de ocho (8) escuelas de la red estatal, de las cuales, cuatro (4) escuelas de la red pública (Grupo A) y cuatro de la red privada (Grupo B) de la ciudad de Porto Alegre- RS - Brasil. Las edades de los sujetos se situó entre catorce (14) y veintiún (21) años.

         El Instrumento utilizado fue el Cuestionario sobre Estilo de Vida, para estudiantes, estructurado en dos partes: preguntas cerradas y preguntas abiertas.

         La metodología de análisis del estudio de campo fue de carácter cuantitativo con Técnicas de Estadística Descriptiva (promedio y porcentuales) y cualitativo descriptivo e interpretativo asentada en el Análisis de Contenido (Bardin, 1977; Krowczuk, 1988) del material obtenido a través de la Técnica de Torbellino de Ideas (Prado, 1995) o brainstorming a partir de las grandes categorías predefinidas, teniendo como referencia teórica el Psicoanálisis.

         Los resultados muestran que los estudiantes hicieron uso, alguna vez en la vida, de las drogas: alcohol (87,22%); tabaco (38,55%); medicamentos (35,70%); cannabis (79,39%); inhalantes /solventes (22,03%); cocaína (19,99%); alucinógenos (6,98%) y opiáceos (2,55%). Y (30,99%) consumieron drogas de uso ilícito alguna vez en la vida; experimentadores multidrogas (48,37%). Adolescentes de las escuelas públicas (Grupo A) presentan mayor comportamiento disfuncional de consumo con relación a los de las privadas (Grupo B). En lo que se refiere a los factores de riesgo identificados como facilitadores para el uso y abuso de substancias psicoactivas se destacan: conflictividad personal; inmadurez; baja autoestima y autoimagen corporal y social; ansiedad; depresión; victimización; estilo de vida irreverente (busca emociones, rebeldía); motivaciones sociales, experimentales, sintomatológicas y psicocognitivas del uso; influencia de la conducta adictiva de los padres, de los lideres de clase, de los amigos y grupos de iguales, de los medios de comunicación y publicidad; estructura familiar deteriorada; sufrimiento psíquico; presencia de patología socio-familiar; aislamiento y conflictos interpersonales en las relaciones con parientes, con compañeros y profesores; insuficiente grado de conocimiento sobre consecuencias del uso; no tener religiosidad; estilo de vida de los padres/madres (valores, hábitos, actitudes); estilo de educar antipsicopedagógico (padres, profesores); falta de preparación de los padres y profesores al abordar las consecuencias del uso; ausencia de estímulos del potencial creativo; ausencia de proyecto de vida personal; fracaso escolar; exclusión social y escolar; marginalidad: delincuencia; actitud social permisiva; poder de adquisición de drogas; pertenecer a nivel socioeconómico más elevado; ausencia de integración familia x escuela x liderazgo de la comunidad residencial; ausencia de planeamiento estratégico de programas de prevención; uso excesivo de mecanismos de defensa (familia, profesores, estudiantes, sociedad); comunicación de doble vinculo (doublé bind) padres y profesores.

         Los factores de riesgo identificados y las sugerencias de los estudiantes condujeron la elaboración del Modelo Holístico de Prevención. Las políticas públicas vigentes revelan modelos de prevención al consumo de drogas fuera del contexto y un discurso social inoperante de los gobernantes (nivel Municipal, Estatal y Federal) del país.

 

Palabras clave:  Drogadicción en la Adolescencia, Políticas y legislación, Epidemiología, Prevención, Modelo Holístico, Estilo de vida, Factores de riesgo, Consumo de substancias psicoactivas, Psicoanálisis.

 

Título: Drogadicción en la Adolescencia, Políticas de acción y Modelos Educativos de Prevención: Estudio Comparativo entre Estudiantes de la Red de Enseñanza Media de Porto Alegre – RS – Brasil.

 

 

RESUMO

 

         O estudo desta tese sobre drogadicção na adolescência objetivou descobrir, através da análise do Estilo de Vida dos pais e do próprio adolescente, indicadores de fatores de risco (nível individual, microsocial e macrosocial) predeterminantes do consumo de substâncias psicoativas entre os estudantes do Ensino Médio da cidade de Porto Alegre-RS-Brasil; diagnosticar e revelar os perfis das figuras parentais (pai e mãe), dos adolescentes e do professor; mostrar a descontextualização das políticas de ação e modelos de prevenção ao uso e abuso de drogas referenciados em programas educativos de prevenção escolar; e apresentar um Modelo Holístico de Prevenção ao uso e abuso de drogas para as escolas da rede de ensino público e privado da cidade estudada.

         Participaram da amostra um mil e quatro (1004) adolescentes, sendo 462 do sexo masculino e 542 do sexo feminino. Esta amostra foi selecionada, intencionalmente, de oito (8) escolas da rede estadual, sendo quatro (4) escolas da rede pública (Grupo A) e quatro da rede privada (Grupo B) da cidade de Porto Alegre – RS -Brasil. A faixa etária dos sujeitos se situou entre quatorze (14) e vinte e um (21) anos.  

         O Instrumento utilizado foi o Questionário sobre Estilo de Vida, para estudantes, estruturado em duas partes: questões fechadas e questões abertas.

         A metodologia de análise do estudo de campo foi de caráter quantitativo com Técnicas de Estatística Descritiva  (média e percentuais) e qualitativo descritivo e interpretativo assentada na Análise de Conteúdo (Bardin,1977; Krowczuk, 1988) do material obtido através da Técnica de Turbilhão de Idéias (Prado,1995) ou brainstorming a partir das grandes categorias pré-definidas, tendo como referencial teórico a Psicanálise.

         Os resultados mostram que os estudantes fizeram uso, alguma vez na vida, das drogas: álcool (87,22%); tabaco (38,55%); medicamentos (35,70%); cannabis (79,39%); inalantes/solventes (22,03%); cocaína (19,99%); alucinógenos (6,98%) e opiáceos (2,55%). E (30,99%) consumiram drogas de uso ilícito alguma vez na vida; experimentadores multidrogas (48,37%). Adolescentes das escolas públicas (Grupo A) apresentam maior comportamento disfuncional de consumo em relação aos das privadas (Grupo B). Quanto aos  fatores de risco identificados como facilitadores para o uso e abuso de substâncias psicoativas destacam-se: conflitividade pessoal; imaturidade; baixa auto-estima e auto-imagem corporal e social; ansiedade; depressão; vitimização; estilo de vida irreverente (busca emoções; rebeldia); motivações sociais, experimentais, sintomatológicas e psicocognitivas do uso; influência da conduta adictiva dos pais, dos lideres de classe, dos amigos e grupos de iguais, da mídia e publicidade; estrutura familiar deteriorada; sofrimento psíquico; presença de  patologia sócio-familiar; isolamento e conflito interpessoais nas relações parentais, com companheiros e professores; insuficiente grau de conhecimento sobre conseqüências do uso; não ter religiosidade; estilo de vida dos pais/ mães (valores, hábitos, atitudes); estilo de educar anti psicopedagógico (pais, professores); despreparo de pais e professores ao abordar conseqüências do uso; ausência de estímulos do potencial criativo; ausência de projeto de vida pessoal; fracasso escolar; exclusão social e escolar; marginalização; delinqüência; atitude social permissiva; poder de aquisição de drogas; pertencer a nível sócio-econômico mais elevado; ausência de integração família x escola x lideranças da comunidade residencial; ausência de planejamento estratégico de programas de prevenção; uso excessivo de mecanismos de defesa (família, professores, estudantes, sociedade); comunicação de duplo vinculo (doublé bind) pais e professores.  Os fatores de risco identificados e as sugestões dos estudantes nortearam a elaboração do Modelo Holístico de Prevenção. As políticas públicas vigentes revelam modelos de prevenção ao consumo de drogas fora do contexto e um discurso social inoperante dos governantes (nível Municipal, Estadual e Federal) do país.

 

Descritores:  Drogadicção na Adolescência, Políticas e legislação, Epidemiologia, Prevenção,

Modelo Holístico, Estilo de Vida, Fatores de risco, Consumo de substâncias psicoativas, Psicanálise.

 

Título:  Drogadicção na Adolescência, Políticas de ação e Modelos Educativos de Prevenção: Estudo comparativo entre  estudantes da rede de Ensino Médio de Porto Alegre – RS – Brasil.

 

 

 

ABSTRACT

 

         This doctoral thesis on adolescent drugaddiction aimed at finding out, by analyzing the lifestyle of parents and adolescents themselves, indicators of risk factors (individual, microsocial and macrosocial levels) that may predetermine the tendency to psychoative substances consumption among High School students in the city of Porto Alegre, RS, Brazil. The thesis also is intended to diagnose and to reveal the profiles of both the adolescent’s parents and the teachers; to show how the policies and models used in educational programs for the prevention of use and abuse of drugs in schools is not in keeping with reality, and, finally, to suggest a Holistic Model for Prevention of the use and abuse of drugs to be offered to both private and public schools in the city under study. 

         One thousand and four (1004) adolescents, four hundred and sixty two (462) male and five hundred and forty two (542) female, have been sampled. The sampling was intentionally taken from eight (8) schools in Porto Alegre, RS, Brazil, four (4) from the public network (Group A) and four (4) from the private network (Group B). The age-bracket of the subjects under study ranged from fourteen (14) to twenty-one (21).             

         The tool male use of for the research was a Questionnaire on Life Style, to be answered by the students, and divided into two parts, namely, closed questions and open questions. The analysis methodology of the field study was both quantitative, involving Descriptive Statistics Techniques (averages and percentages) and descriptive-interpretative qualitative, based on Content Analysis (Bardin, 1977; Krowczuk, 1988) of data obtained by means of the brainstorming technique, starting from the greater pre-defined categories and having Psychoanalysis as referential.

 

         Results have shown that, some time in their lifetime, students made use of the following drugs: alcohol (87,22%); tobacco (38,55%); pharmacy drugs (35,70%); cannabis (79,39%); inhalants/solvents (22,03%); cocaine (19,99%); hallucinogenic drugs (6,98%) and opiates (2,55%). 30,99% consumed illicit drugs at least once in their lifetime; 48,37% are multidrugs experimenters. Public school adolescents (Group A) display a higher dysfunctional behavior than their peers in private schools (Group B). Also, the study shows that the following risk factors identified as easing the way to using and abusing psychoactive substances outstand: personal conflicts; immaturity; low-level of self-esteem; low-level of bodily and self-image; anxiety; depression; victimization; irreverent life-style (emotion seeking; rebel behaviour); motivation to drug use due to environment, to yearning to experiment, to psychocognitive and symptomatic urges; influence of addictive behaviour of parents, of class leaders, of friends and peers, of midia and publicity; deteriorated family structure; psychic suffering; presence of family psycho-pathology; isolation and interpersonal conflict between parents and colleagues and teachers; poor knowledge of consequences of drug use; lack of religious feelings; life-style of parents  (values, customs, attitudes); anti-psychopedagogic teaching style (parents, teachers); parents and teachers are not prepared to approach the consequences of drug use; creative potential lacking in stimulus; absence of personal life project; failure in school; social and school exclusion; marginalizing; delinquency; permissive social attitude; being able to afford drugs; belonging to a higher socio-economic level; lack of integration among family, school, and local community leaderships; lack of strategic prevention programs; excessive use of defense mechanisms (family, teachers, students, society); parent-teacher double-bind communication.

         The risk factors that have been identified were the guidelines along which the Holistic Prevention Model has been structured. The public policies in power reveal not only that the models used to prevent the use of drugs is not in keeping with reality but also that the discourse of the governing officials (Municipal, State, and Country leves) is inoperative.

 

Key Words: Drugaddiction in Adolescence, Policies and legislation, Epidemiology, Prevention, Holistic Model, Life Style, Risk Factors, Consumption of psychoactive substances, Psychoanalysis.

 

Title:  Drogaddiction in Adolescence, policies of action and prevention educational models: a comparative study of High-School students in Porto Alegre-RS-Brazil

 

3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.

               > Programa profesional (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net