<%@LANGUAGE="JAVASCRIPT" CODEPAGE="1252"%> APRENDER PARA VIVIR: VIVIR APRENDIENDO
Revista Recre@rte Nº4 Diciembre 2005 ISSN: 1699-1834                              http://www.iacat.com/revista/recrearte/recrearte04.htm

 

APRENDER PARA VIVIR: VIVIR APRENDIENDO

José María Gasalla

 

Aquí estoy de nuevo con alguna reflexión en voz alta por si alguno de vosotros quiere compartir estos pensamientos de domingo por la tarde. Ya sabéis que cualquier comentario es muy bien recibido y si queréis utilizar nuestra plataforma para haceros oír, también aquí la tenéis, de momento con periodicidad bimestral.

A veces pensamos desde nuestra cortedad mental que la realidad (lo que los demás sienten, piensan y hacen) más o menos coincide con nuestra realidad. Y esto pasa principalmente cuando no salimos de nuestras coordenadas y tenemos dificultad de captar otras circunstancias, las cuales además cuando se divisan inmediatamente nos lanzamos a juzgar en base a nuestros propios criterios (¡bajo cuáles si no!) y cerramos los ojos, no vaya a ser que nos contaminen.

¿A qué viene este “discurso"?  Acabo de leer algunas cifras sobre abandono escolar, índice de lectura, conocimientos básicos entre los escolares españoles y son preocupantes, pues además en los últimos años la tendencia ha sido la de ir a la baja situándonos a la cola de la UE junto a Malta y Portugal.

De todas formas parece como si no hubiera que desanimarse, después las cosas se arreglan; como adultos la realidad es diferente; somos capaces de competir en todo el mundo, nuestra maravillosa intuición y capacidad de improvisación lo salvan todo. Y si no, nuestra simpatía latina compensa sobradamente a nuestra ineptitud en el uso de idiomas; con la expresión no verbal es suficiente.

El mundo actual en el que compiten países desarrollados y emergentes exige un “actuar diferencial y eficiente” y este actuar surge de un conocimiento, habilidades y herramientas que no son aquéllas que aprendimos hace veinte años; la obsolescencia del conocimiento en cada vez más áreas es cada vez más rápida; a veces dramática pues no da tiempo a terminar de aprender y ya tienes que dejarlo y comenzar en otra cosa (En mi libro " La Nueva Dirección de Personas" la denomino era de los acontecimientos inacabados).

Es por todo ello que ya nunca terminaremos conscientemente de aprender y buscar ese nuevo aprendizaje.  O al menos parece una necesidad.  Sin embargo, en el último estudio de la Comisión Europea sobre la educación, en el epígrafe que se refiere a la educación permanentemente, España, al igual que sucede con los escolares de enseñanza media, sale muy mal librada aunque en mi posible percepción como formador/ consultor en el mundo empresarial pudiese decirme que cada vez la gente se forma más.

En la UE un 10% de personas en edad laboral participan en algún proceso de actualización de conocimientos profesionales.  Por desgracia todos alumnos de poca representatividad de la media como indicador cuando existe una gran dispersión; de hecho en este caso España se encuentra a la mitad con un 5,1% .  A la cabeza se encuentra Suecia con un 35,8% .

Y no creo que se trate solamente de presupuesto -que también- sino principalmente de convencimiento.

Por desgracia, una gran oportunidad como la proporcionada con la creación de la FORCEM, dotada financieramente a través del Fondo Social Europeo, se ha desperdiciado y en vez de servir para estimular y apoyar las iniciativas en el aprendizaje empresarial se ha convertido en una especie de subsidio para los diferentes agentes de adentro y de alrededor de forma que en muchas empresas no hay mucha disposición a hacer formación a no ser que se le financie.  ¡Maravilloso!

Y entonces, ¿quién va a innovar si no se buscan nuevas ideas que se puedan después aplicar?  Pero que es eso sino aprender.  No existe aprendizaje si no se aprecia algún cambio a continuación.   Lo otro es acumulación de conocimiento y eso vale para poco en el mundo de la empresa.

Y precisamente esa actitud por querer seguir aprendiendo era la que ya en la “Learning Letter ” nº 1 identificaba como espíritu joven (aquél que siente y quiere seguir descubriendo para aportar, para sentirse útil a los demás, para ayudar a mejorar el mundo que nos ha tocado vivir).

Y aunque sea terminar desde la tristeza aunque con esperanza, acaba de morir un gran joven aprendiente y enseñante (porque el que aprende siempre enseña) que ha sido -y es- Peter Drucker, el gran Gurú de la empresa (hay otros muchos que ni llegan a ser “gurucitos” por mucho marketing que utilicen).

Peter Drucker ha seguido siendo joven hasta prácticamente el momento de su muerte.  Yo tuve la oportunidad de escucharle en varias ocasiones, la última cuando tenía 90 años de edad (ha fallecido a los 96).  Siempre iba por delante, desde mediados de los años 30.  No se conformaba con señalar los cambios necesarios a nivel de filosofía empresarial sino que desarrollaba modelos con altos niveles de aplicabilidad (como ejemplo recordemos “La Dirección por Objetivos”).  Tenía una gran visión sistémica que le hacía mirar no sólo hacia adentro de las organizaciones sino que ampliaba el marco hacia el mercado, los clientes antes de que el marketing irrumpiese como modelo de gestión.  Prácticamente todas las grandes Corporaciones americanas y europeas han sido influidas por sus ideas, ya sea directamente o a través de otros que las hemos utilizado.

Quiero que estas líneas sirvan de pequeño homenaje a este “joven sabio” que se renovaba de continuo dándole significado al concepto de autopoiesis de Maturana.
 Hasta pronto y ¡a seguir siendo jóvenes!

José María Gasalla
Presidente Grupo Desarrollo Organizacional

http://www.grupodo.com/espanol/newsletter/mail/noviembre_2005.htm
 

EL APRENDIZAJE

   "El error sólo se convierte en fracaso cuando no aprendemos de él."  

 

3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.
               > Programa profesional (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net