<%@LANGUAGE="JAVASCRIPT" CODEPAGE="1252"%> La Analogía
Revista Recre@rte Nº4 Diciembre 2005 ISSN: 1699-1834                              http://www.iacat.com/revista/recrearte/recrearte04.htm

 

LA ANALOGÍA, FUENTE PINGÜE

DE ENERGIA CREATIVA

LO QUE HACE GENIAL A LA ANALOGÍA, MULTIPLICANDO SU POTNCIAL

Mauro Rodríguez Estrada

 

Capacitación creativa para la originalidad.

 

En nuestra sociedad de cambios acelerados; en nuestro mundo orientado al futuro; en nuestros mercados de competencia despiadada, las personas dinámicas con vocación de liderazgo y de servicio se sienten obligadas a capacitarse para producir ideas novedosas y originales.

Desde mediados del siglo XX se tomó conciencia de que la vida intelectual de los seres humanos no puede reducirse a conocer la realidad, sino que debe aprender a imaginar y diseñar mundos nuevos; es decir, se cuestionó el dominio descarado del pensamiento convergente, lineal, secuencial, y se resaltó la divergencia, el pensamiento lateral, el pensamiento paralelo. Y en tal contexto subieron los bonos de ciertas actividades que en épocas anteriores habían sido vistas como adornos y adminículos de lujo.

El tema de la divergencia en las imágenes es sumamente rico. Nos conduce al terreno de las figuras literarias: comparaciones, tropos, metáforas, simbolismos, paralelismos, parábolas, fábulas, apólogos, alegorías, metonimias, sinécdoques, caricaturas, parodias, antropomorfismos, proporciones, magia, homeopática...

La metáfora, núcleo clave del pensamiento creativo

Podemos considerar como núcleo dinámico del pensamiento creativo a la metáfora. ¿Cuál es la esencia de la metáfora? ¿Por qué es tan básica y esencial? Vale la pena analizar esta palabra griega para descubrir la riqueza y trascendencia del concepto.

Por un lado es parienta de meta -morfosis, meta -bolismo, meta -física, met -empsicosis; y por el otro es parienta de án- fora, semá- foro , fós- foro. La preposici ón griega metá pasa al latín como trans , y fora se convierte en fera o ferencia. Tenemos pues que una metáfora es una trans-ferencia de un terreno de la realidad a otro; como cuando decimos “esta oficina es una olla de grillos”, o “este instituto es un elefante blanco”, o “mi primo Juan es un águila para los negocios”.. Se trata de transferencias creadas, no por la naturaleza, sino por el sujeto que habla o escribe.

Y a su vez el dinamismo psíquico subyacente a las diferentes formas de metáforas es la tendencia a la asociación de imágenes y de ideas. Nuestros contenidos de conciencia no están en nuestra psique como bultos o cajas de cartón en una bodega; son entidades vivas que interactúan y se transforman. Podríamos compararlas a los alimentos ingeridos por un ser vivo, o bien, a las rebabas de hierro en un campo magnético.

Como se ve por la lista de términos dada aquí arriba, es muy amplia la gama de expresiones divergentes; y es pertinente preguntarse: ¿cuál es la forma más creativa, la más estimulante de la divergencia, la más preñada de posibilidades?

Analogías de siempre

Antes de responder, observemos cómo algunos hechos lingüísticos reflejan analogías de siempre percibidas por nuestros ancestros:

•  hipopótamo significa caballo de río. Es que los griegos clasificaron a este gran cuadrúpedo como caballo

•  horse shoe significa zapato de caballo. Es que los ingleses clasificaron la herradura como zapato

•  peinado en inglés se dice hairdress, literalmente “vestido del pelo”. Es que los angloparlantes no clasifican como nosotros

•  guante, en alemán, se dice handschuh, que significa zapato de mano. Señal de que para los alemanes el guante se clasifica como zapato

•  cacahuate se dice en alemán erdnuss (nuez de tierra). Es que los alemanes clasificaron al cacahuate o maní como una especie de nuez

Analogías tecnológicas de invención.

Hay que reconocer que estas analogías no son particularmente productivas, diríamos que son banales. Palidecen ante las que llevaron a algunos sabios a realizar grandes inventos que han enriquecido al género humano. Por ejemplo:

* Johann Gutenberg encontró una semejanza entre el estampado de las telas y la acuñación de las monedas, aplicó esto a la producción de libros y así inventó la imprenta

* Los hermanos Montgolfier encontraron analogía entre el aire caliente que sale con fuerza hacia arriba cuando se quema leña, y el proyecto de la fuerza necesaria para hacer ascender globos, y así iniciaron la navegación aérea.

* James Watt observaba la olla de la sopa caliente que empuja la tapa hacia arriba, refirió este fenómeno al problema de encontrar una fuente de energía, y así nació la máquina de vapor

* Durante sus excursiones de alpinismo Georges de Mestral sufría las punzadas de ciertas plantas espinosas adheridas a sus calcetines, y pensó en la posibilidad de aprovechar estas cualidades adherentes para cerrar recipientes, y así surgió el utilísimo invento del velcro.

* El vuelo del colibrí que se sostiene y se mantiene en el aire en un punto agitando sus alas, sin transportarse velozmente como los aviones, dio origen al helicóptero...

Analogías intencionalmente inspiradoras de inuición

Y si queremos quedarnos en el terreno de la expresión verbal, así como hay analogías intrascendentes, las hay muy inspiradoras de una intención luminosa. Estas últimas son las metáforas creativas

•  Una actriz despampanante es una estrella; - de Hollywood, o de donde sea

•  Una frase dinámica es un gancho publicitario

•  La coca cola es la chispa de la vida

•  La creatividad es un par de alas para remontarse a las alturas

•  Una tienda y taller de gafas es un hospital de anteojos

La asociación es ley psíquica básica, tan general como la gravitación lo es en la física, pero hay una diferencia de blanco a negro según que el mecanismo asociativo esté o no al servicio de una intención y de un proyecto.

La intención es una energía espiritual de primer orden. Implica la metáfora de la mente en tensión, como una cuerda que se estira, hacia un objetivo. Si se enfoca a un programa y a un proyecto motivador, se convierte en creatividad programada, principio unificador y energético. No hay que hacer caso de la pequeña incongruencia léxica de que de tensión (con s ) derive intención (con c ).

Curiosamente, con una analogía podemos explicar el valor de este tipo de analogía; y valga la redundancia: comparemos la diferencia de la fuerza del agua que baja de una montaña dispersa a lo ancho de toda su falda, y por otra parte, la misma agua, pero bien canalizada.

La vida real nos pone ante tres tipos de actitudes ante la vida:

•  El individuo superficial, rutinario, dependiente ; camina por la vida sin saber bien hacia dónde va... Sus energías quedan dispersas. No desarrolla sus potencialidades; vegeta en una mediocridad gris y lánguida.

•  El individuo consciente de que es el arquitecto de su propio destino , con propósitos claros, entregado a un plan de vida. Es como el proyectil enfocado hacia un punto. Despliega energía, pero corre los riesgo de la estrechez y de la rigidez

 

•  El mismo caso del anterior, pero con una explícita apertura a la divergencia. Es el sujeto que, sin perder energía, se enriquece continuamente, obtiene el máximo rendimiento de sus facultades y corre hacia el éxito con aportaciones nuevas eficaces.

 

Alguien preguntó un día a Newton cómo había podido dar con la ley de la gravitación universal. El sabio respondió con desconcertante sencillez: “Pensando siempre en la gravitación.”. Alguien comentaba frente al ilustre Pasteur que muchos inventos habían sido fruto de la casualidad, y con ello pretendía restarles el mérito a los inventores.

La respuesta de Pasteur fue genial: “Sí, pero la casualidad sólo favorece a los espíritus ya preparados”

¿Actividad analógica o mentes y estilo de pensar metafórico?

Tradicionalmente las facultades superiores del hombre eran tres y se enunciaban siempre en la misma forma; siempre en el mismo orden: memoria, inteligencia y voluntad. Las dos primeras se abocaban a captar y contemplar la realidad, y la tercera tenía la tarea de realizar operativamente las intenciones y proyectos; es decir, por un lado la luz y por el otro la fuerza. Este enfoque debe criticarse; es dañoso porque reduce la inteligencia a la contemplación y porque pone aparte a la facultad conativa. Desintegra y fragmenta; olvida que nuestro psiquismo es – debe ser – un organismo integrado. Un gran progreso en las ciencias humanas en los últimos años ha sido ver los proyectos como obras de inteligencia emocional: inteligencia impulsada por la emoción.

Una analogía creativa nos explica que nos parecemos a los vehículos (coches) que operan en dos claves: la fuerza impulsora (motor, motivo) y la luz que guía (la mente, el ojo del conductor).

De acuerdo con su etimología, la intención está abocada a ser una estructura virtual; un poder sobre el aparato psíquico, capaz de impulsar y dirigir desde el inconsciente. Ella trabaja día y noche. Se trata de encauzarla. A través de las intenciones, los propósitos y los proyectos, la creatividad viene a ser, no ya una inspiración de fuera, sino la energía encauzada, programada, dirigida, iluminada.

Una de las técnicas más populares de producción de ideas creativas es el brainstorming .

Siempre digo en mis cursos que conviene convertirla en mucho más que una técnica de producción de ideas originales: que puede llegar a ser un hábito intelectual, un estilo de pensar, una segunda naturaleza. Así también, a través de una toma de conciencia, la analogía puede llegar a ser un dinamismo mental habitual. Y de este modo el enfoque divergente enriquece y despliega la fuerza de la intención, de la vivencia que sostiene los propósitos y los proyectos.

 

3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.
               > Programa profesional (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net