<%@LANGUAGE="JAVASCRIPT" CODEPAGE="1252"%> CUERPO Y LENGUAJE NO-VERBAL, LA CINÉSICA , LA MOTRICIDAD Y EL BALANCEO:
Revista Recre@rte Nº3 Junio 2005 ISSN: 1699-1834                                 http://www.iacat.com/revista/recrearte/recrearte03.htm

CUERPO Y LENGUAJE NO-VERBAL

LA CINÉSICA , LA MOTRICIDAD Y EL BALANCEO:

HACIA UNA ENTROPÍA GESTUAL ARMÓNICA CON UN DISCURSO INTEGRADOR

MARTA CASTAÑER

LLEIDA. ESPAÑA.

 

CINÉSICA Y MOTRICIDAD

Nuestras acciones corporales, con o sin intención comunicativa, son coextensivas a un universo de símbolos y, a su vez, al micro universo simbólico propio de la comunidad en la que nos hallamos circunscritos. El lenguaje verbal consensuado en cada una de dichas comunidades se suele servir de locuciones, expresiones tradicionales y analogías poéticas o prosaicas para desvelar el potencial comunicativo del cuerpo :

“... muchas veces en mi vida, con diversas personas, me he sentido así, de cristal transparente .”(Montero, R. 1996:151)

Desde el momento que constatamos que todo gesto, toda actitud corporal es motivada por nuestra esfera socioafectiva, surge inevitablemente la pregunta de si ¿puede la expresión de nuestro cuerpo pretender ser arbitraria como lo es nuestro lenguaje verbal?

Pretender comparar entre lenguaje verbal y lenguaje corporal es una pretensión bastante peliaguda, puesto que aunque seamos capaces de ver una concordancia e interdependencia entre ellos, su base material y expresiva es en esencia muy diferente.

Si bien me parece muy infructuoso intentar hallar cualquier tipo de traducción directa de lo verbal a lo no verbal, sí, en cambio es posible trazar:

•  Una conexión con grandes dimensiones de la cultura, a saber: lenguaje, mito y motricidad que, de una manera simple, voy a tratar aquí puesto que me parece esencial, no sólo para dotar de más argumentos la riqueza del lenguaje del cuerpo sino para promover una aclaración conceptual que sigue faltando dentro del ámbito de la motricidad y de la disciplina de la educación física y del deporte.

Dicha aclaración entronca, en cierta medida, con la idea del triángulo lingüístico aportado por Lévi-Strauss (1987) conformado por fonemas, palabras y frases .

Personalmente siempre me ha parecido que si tomamos el lenguaje verbal como epicentro del potencial comunicativo humano, constatamos que este se construye a imagen y semejanza de un bloque de pisos, dónde los ladrillos son los fonemas , cada habitáculo (cocinas, habitaciones, etc.) las palabras y cada piso en sí, las frases.

Lévi-Strauss utilizó la idea de triángulo lingüístico para contrastar las dimensiones de lenguaje, mito y música: “en la música existe el equivalente de los fonemas y el equivalente de las frases, pero falta el equivalente de las palabras. Por otra parte, en el mito existe un equivalente de las palabras y un equivalente de las frases pero no el equivalente de los fonemas. Por tanto en ambos casos falta un nivel” (Lévi-Strauss, 1987:75).

Si se intenta dar idea gráfica de ello obtenemos los triángulos lingüísticos con vértices truncos, que muestran el nivel ausente en cada caso. Así tenemos:

GRÁFICO 1

Podemos pues esbozar un paralelismo semejante para la comprensión de la motricidad que articula el lenguaje corporal, que bajo mi punto de vista participaría:

•  Del cinema , como unidad básica;

•  Las palabras como habilidades motrices o acciones observables sobre las que inferimos determinados significados (gestos emblemáticos, reguladores, adaptadores, etc.);

•  pero el punto trunco se halla en las frases.

Sí que quizás diversos gestos encadenados pueden dar idea de una pequeña frase, pero no tiene el alcance fraseístico que, por ejemplo posee el lenguaje específicamente elaborado para los sordos. Así el triángulo lingüístico que traza la motricidad es:

GRÁFICO 2

En este sentido, por ejemplo el mimo, como arte del lenguaje corporal, busca llegar a la frase, en cambio la danza no siempre lo busca o lo logra al igual que diversas disciplinas de la actividad física y del deporte.

Aún así no hay que entender ausencia de significación del lenguaje corporal en sí, la cuestión está en que debido a la gran ductilidad que posee, se circunscribe en diversidad de disciplinas motrices y deportivas con lo cual puede adquirir distintos niveles de significación.

Un acordeón nos sorprende por su gran alcance en relación con su extensibilidad y los registros de sonido. Sus pliegues y sonidos parecen no tener fin, si hacemos análoga esta idea a la del lenguaje corporal, comprobamos que uno de los factores que en mayor medida configuran el telón de fondo sobre el que resalta nuestro discurso cinésico gestual se halla en...

...EL BALANCEO BILATERAL DEL CUERPO HUMANO...

el cual, en definitiva, supone la base de nuestro fluir gestual continuo. Poseemos dos “vertientes anatómicas” que predeterminan una manera de movernos y de expresarnos corporalmente. Es una expresión de reequilibrio motriz la raíz de la cual se halla en el balanceo alternado de los pasos inscritos en cada una de las habilidades de desplazamiento; de la alternancia de los brazos al hablar y manipular aquello que tenemos al alcance con nuestras manos.

Los lados y vertientes simétricas de nuestro cuerpo hacen posible este balanceo constante en nuestra expresión corporal, es, como decíamos anteriormente, una predeterminación, una ley de vida de la cual no nos podemos escapar.

En contraste, la boca es única, no tiene una homónima y curiosamente solemos dar prioridad a la expresión hablada, que proferimos desde este órgano fonador, por encima de la expresión cinésica y motriz que se desprende desde cualquier polo de nuestro cuerpo con sus variados matices anatómicos.

En cierta manera podríamos llegar a entrever como la capacidad de comunicación que nos facilita el complejo simbolismo del lenguaje corporal nos predispone...

...HACIA UNA ENTROPÍA GESTUAL ARMÓNICA

Este balanceo anatómico que predispone nuestra expresión cinésica corporal nos permite, como decíamos, un equilibrio corporal que paradójicamente se sustenta sobre un desequilibrio continuo base de lo que podemos entender como entropía gestual .

La armonización y comprensión de dicha entropía me parece comparable a la que se desprende de una composición musical o coreográfica, es decir que desde mi punto de vista, la logramos gracias a la sabia combinación de dos dimensiones:

•  La melodía gestual generada por el encadenamiento continuado, y por tanto sucesivo, posturas y gestos propios de cada segmento anatómico que se implican en cada situación.

•  La armonía gestual como tal, cuando se conjugan de manera simultánea en el tiempo diversos matices gestuales que en base a ejes simétricos o asimétricos permiten establecer acciones motrices complejas.

De hecho esta realidad es la que me permite trazar el contexto de las investigaciones que centro tanto en el estudio como en la optimización de la dimensión comunicativa no-verbal de los docentes tanto del ámbito de la motricidad y de la educación física como de otras disciplinas. (Castañer, 1991,1992,1996, 1999; Castañer y Camerino 1998;)

EL DISCURSO VERBAL ES AL ANÁLISIS COMO EL DISCURSO NO-VERBAL ES A LA SÍNTESIS .

El contexto de comprensión de la realidad comunicativa en la que nos movemos se entiende a partir de la linealidad y secuencialidad que caracteriza al lenguaje verbal –como hemos comentado, proferido por el único órgano fonador que poseemos- lo cual impide emitir sonidos de manera simultánea, es decir que no podemos decir a y b al mismo tiempo, por tanto se puede asimilar el discurso verbal al concepto de melodía.

Por otro lado toda la dimensión de discurso no estrictamente verbal se caracteriza por la simultaneidad. La estructura diversa y a la vez bilateral de nuestra corporeidad nos permite generar posturas (dinamismo), gestos (dinamismo) y actitudes (significación) corporales de manera simultánea aspecto que incide sobre cuatro grandes dimensiones del ámbito de la comunicación no-verbal, a saber:

•  El paralenguaje compuesto por el conjunto de elementos sonoros que no tienen un significado verbal consensuado, son elementos como el timbre, entonación, silencio, etc.

•  La cinesia centrada en el estudio de posturas (estatismo), gestos (dinamismo) y actitudes (significación) corporales,

•  La proxemia que estudia uso del espacio social en el que interactuamos, entre el que cabe distinguir entre espacio íntimo, personal, social y público.

•  La cronemia que estudia el uso del tiempo social en el que interactuamos, combinando las posibilidades de simultaneidad y de secuencialidad.

La comprensión de dicho contexto no puede entenderse a modo de dimensiones aisladas sino de una manera conexa, integrada y sistémica. que la suelo representar a partir del siguiente gráfico:

GRÁFICO 3

En general no se suele tener en cuenta esta idea de integración de las diversas dimensiones comunicativas que poseemos, nos obstinamos en parcelar los saberes, los ámbitos y las disciplinas en cajones independientes con lo cual seguimos dando la espalda al gesto .

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

•  Castañer,M. y Camerino, O.(1991): La educación física en la enseñanza primaria .. Barcelona:Inde,1996.

•  Castañer,M. (1992): La comunicació no verbal de l'educador físic. Construcció d'un sistema de categories d'observació i anàlisi del comportament cinèsic. Tesis Doctoral publicada.

•  Castañer,M.(1996a): Pedagogia del gest i missatge no-verbal. Reflexions per optimitzar el discurs docent . Accèsit al premi d'assaig Joan Profitós,1994.Col.lecció Argent Viu.Lleida: Pagès editors.

•  Castañer,M. (1996b): < La metodología observacional aplicada al análisis de la comunicación no-verbal del discurso docente > . En Del Villar, F: La investigación en la enseñanza de la educación física. Universidad de Extremadura.(pp.27-53).

•  Castañer,M. (1999): < Elaboración de un sistema de categorías para la observación de la comunicación cinésica no verbal de los docentes > . En Anguera, M.T.: Observación en deporte y conducta cinésico-motriz: aplicaciones.Edicions Universitat de Barcelona. Nº 2, pp.71-105.

•  Castañer, M y Camerino, O (1998): La comunicació no-verbal: una eina per a optimitzar el discurs dels docents . Barcelona. Ediuoc. Universitat Oberta de Catalunya.

•  Castañer,M.(1999): El potencial creativo de la danza y la expresión corporal. Universidad de Santiago de Compostela.

•  Ferrés, J.(1996): Televisión y educación . Barcelona:Paidós.

•  Fromont, M.F. (1981): El mimetismo en el niño . Barcelona:Herder.

•  Goffman,E. (1973 ): La mise en scène de la vie quotidienne.1.La présentation de soi . París: Les Editions de Minuit.

•  Lévi-Strauss,C. (1987): Mito y significado . Madrid:Alianza editorial

•  Montero, R. (1996): Amantes y enemigos . Madrid:Alfaguara.

•  Poyatos, F. (1994 ): La comunicación no-verbal I. Cultura, lenguaje y conversación . Biblioteca Española de Lingüística y Filología. Madrid: Istmo.

 

3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.
               > Programa profesional (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net