<%@LANGUAGE="JAVASCRIPT" CODEPAGE="1252"%> Documento sin título
Revista Recre@rte Nº3 Junio 2005 ISSN: 1699-1834                                 http://www.iacat.com/revista/recrearte/recrearte03.htm

 

CREATIVIDAD, ASUNTO DE VIDA

Luz María E. Gómez A.

Bogotá Colombia

Luzmariagomez@cable.net.co

 

Resumen

 

Si como seres humanos que somos, inteligentes, autoeficaces, capaces de reconocer el sentido del humor, entendiéramos de una vez por todas que la creatividad es asunto de vida, que para mantener la vida inventamos, nos reinventamos y nos inventan en cada momento de incertidumbre, tal vez, podríamos ver la mágica realidad de la que hacemos parte, admirar esa naturaleza que nos es propia, la que nos permite jugar como niños y niñas, danzar como indígenas para celebrar la vida, investigar como hombres de ciencia, crear como el artista, creer como creen el hombre y la mujer común y corriente, todo esto, en incesante flujo de complejidades que se expresan en el rico y creativo entramado que define la vida, nuestra vida, tal vez, el universo y nosotros podríamos ser, al fin, lo que realmente somos, hacer lo que realmente merece hacerse, estar donde y como es mejor estar y tener lo que debe ser tenido, permitiéndonos mutuamente, en bella expresión de creatividad, vivir y realizar nuestras necesidades fundamentales, las que a cada ser del universo le corresponden por naturaleza, tal vez así, dejaríamos de insistir en creer que nuestra permanencia y calidad de la misma, depende de ases marcados bajo la manga, donde planeta, territorios, situaciones, personas y todo lo demás, son excluidos, controlados o aprovechados para nuestro exclusivo y egoísta beneficio o, definidos desde el altruismo negador de los si mismos.


CREATIVIDAD, ASUNTO DE VIDA

 

Poema

No pido mucho
Poder hablar sin cambiar la voz
caminar sin muletas
hacer el amor sin que haya que pedir permiso
Escribir en un papel sin rayas
.

O bien si parece demasiado
Escribir sin tener que cambiar la voz
Caminar sin rayas
hablar sin que haya que pedir permiso
Hacer el amor sin muletas.


O bien si parece demasiado
Hacer el amor sin que haya que cambiar de voz
Escribir sin muletas
Caminar sin que haya que pedir permiso
Hablar sin rayas
.

Miguel Martì Pol

 

Enviado por Internet por Ivan Camacho

Me está pasando que ahora que debo escribir sobre creatividad, por alguna extraña razón, esta no aparece, el tiempo se me acaba, he dado vueltas y vueltas y no se por dónde empezar, recurro a la teoría y no me convence, la práctica no me parece suficiente, dejo pasar el tiempo y el entusiasmo parece haberse desvanecido, descubro que el sentido de la obligación apaga la creatividad la cual, ante las presiones se esconde como las tímidas violetas, mi sentido de eficacia no aparece por ningún lado, yo se que se y que puedo hacerlo, sin embargo, no puedo construir el resultado, emociones y acciones no confluyen, no convergen.

Pienso si será como dice Daniel Goleman que “para que tenga lugar la creatividad, algo que se halla en nuestro interior debe cobrar vida en algo externo a nosotros” o si será al contrario, algo que está afuera a nosotros debe entrar a nuestro mundo interior para adquirir vida y luego, como la semilla dentro de la tierra, debe germinar y son sus expresiones las que nuevamente vuelven afuera generando un ciclo vital eterno y eficaz. ¿Será que en realidad no tengo nada dentro o será que lo que hay afuera no me mueve? ¿Eso será un problema? ¿Tengo un problema o no lo tengo? ¿A la creatividad la mueven sólo los problemas? ¿Qué es la creatividad?

Intentaré compartir con ustedes el camino que pienso recorrer para responder esta pregunta y de pronto lleguemos juntos o, tal vez, ustedes me compartan que había otras formas más eficaces para lograrlo.

Se me ocurre que puedo empezar por recorrer los caminos que más conozco, tal vez, me encuentre con las musas o los duendes de los mundos paralelos, esos que nos enseñan que lo esencial es invisible a los ojos, o será que debo más bien adentrarme en mares desconocidos para hacer lo que dice Manfred Max Neef sobre la creatividad “Derivar en estado de alerta” Haré las dos cosas.

¡Ah! Max Neef, camino conocido, viene a mi memoria el modelo de Desarrollo a Escala Humana donde Max Neef con Antonio Elizalde, Martín Hopenhayn y otros colaboradores, plantean que la creación es una necesidad humana fundamental; que las necesidades humanas fundamentales son fuerzas internas que motivan y movilizan; que esas fuerzas son simultáneamente carencias y potencialidades individuales y colectivas; que están codificadas genéticamente; que no son muchas y mucho menos infinitas, son sólo nueve y hay una décima que parece estar en proceso de codificación genética y, por último, que las necesidades no se satisfacen sino que se viven y realizan permanentemente.

Si la creación es una necesidad humana que debe ser vivida y realizada, individual y colectivamente ¿por qué no tiene un estímulo asociado que nos avise de sus carencias o de sus potencialidades, como ocurre con la de subsistencia, con la de protección? ¿Por qué todos no tenemos hambre (acuciante) de creación, sed (inaplazable) de creación, dolor (insoportable) de creación, atracción (urgente) de creación, pasión (obsesiva) de creación, ternura (turbadora) de creación? ¿Por qué cuando somos niños o niñas esa, sed, hambre, atracción, ternura que nos lleva a crear, está innegablemente presente? Una honesta niña de siete años admitió calmadamente a sus papás que Luis Miguel la había besado después de la clase. "¿Cómo sucedió eso?" Preguntó asombrada su mamá. "No fue fácil, " admitió la pequeña señorita, "pero tres niñas me ayudaron a agarrarlo."

Sabemos, aunque a veces lo ignoremos, que la vida es expresión constante de creatividad, tres mil millones de años creándose, recreándose y exhibiéndose exultante en la biodiversidad, como los niños y las niñas, plena de alegría: procariotas, eucariotas, microbios, bacterias, algas, hierbas, hongos, árboles, peces, abejas, ballenas, iguanas, leones, tigres, elefantes, gorilas, serpientes, gatos, perros, orquídeas, seres humanos, hombres, mujeres, niños, niñas.

Para entender tanta exhuberancia, tal vez, debamos devolvernos un poco y reconocer lo que nos es esencial, la fuente de toda sabiduría, nuestra naturaleza si, ya se, para muchos que creen firmemente que Dios es la fuente de toda sabiduría esto es una herejía, pero no, si Dios ha creado el universo a su imagen y semejanza, la naturaleza es parte del universo, luego ésta es la expresión mas cercana que tenemos de su sabiduría, entonces, por qué no comenzar por lo posible, por lo reconocible, a ver si algún día, hombres y mujeres, dejamos de ver el mundo como Ramiya, que una vez estaba buscando algo que se le perdió en la calle, debajo de un farol, cuando un amigo vino a ayudarle a buscar lo que se le había perdido ¿ Mas o menos por dónde se te perdió? le preguntó. Ramiya contestó, adentro de la casa. ¿Y por qué buscas afuera lo que se te perdió adentro? Porque aquí hay luz, dijo Ramiya. Las luces artificiales creadas por nosotr@s, de las que tanto nos enorgullecemos, tal vez nos deslumbren tanto que no nos dejan ver lo fundamental, lo que hay dentro, lo que somos, las respuestas a lo que se nos ha perdido.

ifícil adentrarnos en la creatividad sin aceptar primero que nuestra naturaleza es la de ser seres vivos ¿Qué significa ser un ser vivo? Mis maestras de primaria siempre decían que esas eran preguntas tontas, siempre se les contesta así a los niños y a las niñas, tal vez por lo obvias casi nunca tenemos respuesta y no por ello son tontas, deberíamos reconocer, más bien, nuestra ignorancia, nuestra impotencia para describir lo obvio. Deberíamos aprender de ellos a preguntarnos por lo fundamental: Un día una niñita estaba sentada observando a su mamá lavar los trastes en la cocina. De repente notó que su mamá tenía varios cabellos blancos que sobresalían entre su cabellera oscura. Miró a su mamá y le preguntó inquisitivamente, ¿Porqué tienes algunos cabellos blanco, mami? Su mamá le contestó: "Bueno, cada vez que haces algo malo y me haces llorar o me pones triste, uno de mis cabellos se pone blanco." La niñita digirió esta revelación por un rato y luego dijo, "Mami, ¿porqué TODOS los cabellos de mi abuelita están blancos? 

Jorge Wagensberg viene a darme apoyo en este momento, ya lo había hecho antes cuando sugería eso de los estímulos para avisarnos de la necesidad, sólo que él lo hacía con el conocimiento, la necesidad de entendimiento, por eso no lo cité. Él dice que “cualquier objeto real divide el mundo en dos partes: él mismo y el resto del mundo. Ambas porciones del mundo pueden influirse mutuamente a través de una superficie común real o imaginaria: la frontera. Cambios en uno inducen cambios en el otro. Algunos objetos, muy pocos, exhiben una rarísima propiedad, tienden a independizarse de las incertidumbres del entorno, son los seres vivos.”

n ser vivo según Wagensber, es un rincón del universo empeñado en distinguirse de sus alrededores. Estar muerto significa seguir mansamente los azares de entorno inmediato, calentarse cuando se calienta, secarse si se seca, agitarse cuando se agita, desgastarse si se desgasta, fluctuar cuando se fluctúa. Estar vivo es evitar que el resto del mundo devore las diferencias, es eludir el tedioso equilibrio final. 

Los seres vivos no se adaptan, una piedra se adapta porque ella se calienta mansamente cuando en su entorno inmediato aumenta su temperatura, en cambio, los seres vivos no hacemos eso, un ser vivo tiende a reorganizarse para que su temperatura se mantenga como si en el entorno no hubiera ocurrido nada. El ser vivo cambia para que nada cambie, el ser vivo se reinventa para permanecer, el ser vivo se recrea a si mismo, un ser vivo se inventó las glándulas sudoríparas .

A través del mundo viviente, la evolución no puede quedar limitada a la adaptación de los organismos al entorno, puesto que este está moldeado por una red de sistemas vivos capaces de adaptación y creatividad. Así pues ¿quién se adapta a quien?

Fritjof Capra

Ahora, la clave está en que tanto esfuerzo no se hace sólo para atender y responder a fluctuaciones concretas, determinadas y predecibles del entorno, sería todo un desperdicio de energía vital y la vida tiene un principio fundamental, la pereza: “Entre hacer y no hacer, mejor no hacer” ¿Por qué abandonar la confortable guarida para salir a un mundo incierto a buscar comida, bebida, remedios para la salud o incluso a una pareja a la cual convencer para una vida en común? ¿Por qué ahora y no luego? ¿Por qué desvivirnos por los descendientes en lugar de comérnoslos, con lo caro que son el estudio, la ropa, buscarles comida? pregunta Wagensberg, algo debe haber ahí que justifica el precio. Responder a las incertidumbres, a las otras naturalezas también en constante acción, debe ser asunto de vida, ni más ni menos .

Algunos seres vivos se inventaron el color de la piel para defenderse de la perpendicularidad de los rayos solares en las zonas tropicales del planeta ¿Será ignorar este saber lo que ha hecho que personas nacidas en otras latitudes, discriminen a los que tienen la piel de un color diferentes a la de si mismos? Seres vivos se inventaron, también, el desplazamiento a voluntad, alas, patas, aletas, pies, para recorrer territorios en busca del alimento que escaseaba, del clima que los amenazaba, reinventando con ello el territorio, llevándose puesto lo fundamental de su territorio anterior, el agua, por ejemplo; se inventaron la clorofila para producir y conservar el alimento por si el sol se demoraba en llegar, alacena eterna para nosotr@s, si la cuidamos. Frutos dulces para seducir, con espinas y amargos para cuidar lo fundamental, su esencia, la vida, nuestra vida; sistema inmunológico que ya no es un ejército para defendernos de los ataques externos sino, más bien, una red cognitiva autónoma, de aprendizaje y memoria que no deja nada suelto, donde su razón fundamental de ser es básicamente cuidar su propia relación interna y por tanto la capacidad de responder a las incertidumbres como dice, más o menos, Fritjof Capra que dicen Francisco Varela y sus colaboradores en París.

Muchos otros inventos, ojos que casi no ven, otros que ven demasiado, gargantas para hablar, macho y hembra para participar cooperantes y solidarios con la evolución del nuevo ser, el dolor, la alegría, la risa, el cerebro que piensa antes de actuar y, sobre todo, que sabe que sabe, la conciencia.

Y todo esto ¿Para qué? Para permanecer el máximo tiempo posible. Permanecer le da sentido a la acción, al invento, a la creación, a la interacción, al entramado relacional, a los resultados, a la diversidad, a la incertidumbre, a la vida, a si misma.

Si emprendes cualquier actividad, arte, disciplina, asúmela, llévala más allá de los confines de lo que nunca haya estado, llévala al más remoto de los confines, entonces habrás conseguido que entre en el reino de la magia.

Tom Robbins

Es para ese mundo de magia para el cual estamos hechos, ese mundo donde la incertidumbre es reina absoluta, ese mundo donde retarla en juego y danza, cuerpo a cuerpo, es lo fundamental; sabemos que siempre termina ganando, sin embargo, nuestro valor radica en hacer posible que no lo consiga, en prolongar el juego y la danza ¿Hasta cuando? Hasta siempre, si es posible, hasta cuando vencidos miremos alrededor y observemos el resultado: niños y niñas a los que se les permite dar rienda suelta a lo que realmente son; hombre y mujeres que mirando a su alrededor reconozcan lo que de único hay en cada ser, en cada momento, en cada territorio, en cada alegría en cada lágrima, en cada idea; ciencias y artes que orientan decisiones tales como que iremos a la luna sólo después de saber como ir y haber ido, al interior de cada un@; Estados y gobiernos solidarios donde la gente sea gente y no cosas o números, donde las cosas sean cosas y no más importantes que la gente, donde si tu rascas mi espalda, yo rasco la tuya en recíproca armonía.   Permítanme un espacio para definir la armonía , eso que hace referencia a que tomas del entorno lo que necesitas de él y permites tomar al entorno lo que necesita de ti. La que sabe que robar es, simplemente, como decía un indígena colombiano, no dar nada de si y, agrego yo, lo que rompe sin ser capaz de rehacer el entramado relacional que a tod@s y a todo une, a tod@s y a todo sostiene, a tod@ y a todo cuida y conserva hasta cuando se acabe la danza, el juego.   Si queremos sobrevivir al reto “Incertidumbre-Armonía”, el conocimiento es fundamental. Empecemos por reconocer qué son las incertidumbres. Vamos al diccionario: Incertidumbre, falta de certidumbre, certeza, conocimiento cierto, eso quiere decir que un ser vivo tiende a independizarse de la falta de conocimiento cierto. Aventura, prueba, ensaya, persevera si tiene algún éxito, insiste, no se abandona, continúa, se equivoca, vuele a empezar, si es que puede, si el error no lo llevó a dejar de serlo. Nuevamente los niños y las niñas ilustran el asunto: L a maestra se paseaba por el salón observando sus pequeñ@s alumn@s mientras dibujaban, cuando llegó a donde una niñita que trabajaba diligentemente, le preguntó qué estaba dibujando. La niña replicó, "Estoy dibujando a Dios." La maestra se detuvo y dijo, "Pero nadie sabe como es Dios." Sin pestañear, y sin levantar la vista de su dibujo, la niña contestó, "Lo sabrán dentro de un minuto." 

Como es lógico el éxito no siempre se consigue de una, tal vez a nuestra maestra no le guste el dibujo, tal vez y más seguramente, ni siquiera lo entienda, sin embargo, es apremiante perseverar, ensayar formas alternativas de acción, equivocarse, volver a empezar, aprender nuevas habilidades, esto implica que debe haber una condición previa, la creencia de que lo que queremos puede suceder, de que somos capaces de hacer que suceda, que para nuestro deseo no hay imposibles porque somos coherentes internamente y reconocemos nuestra historia, “toda” nuestra historia, a esto se le llama autoeficacia: opinión que cada uno tiene de lo que es capaz, en términos de ser, hacer, estar y tener, en determinadas circunstancias, no es tanto los recursos de que se disponga, como de la opinión que uno tenga sobre lo que se puede hacer con ellos. Aparece aquí, transparente, uno de los secretos de la creatividad.

La autoeficacia está soportada necesariamente en la calidad de nuestras predicciones, las que resultan de las experiencias y del conocimiento adquiridos vividos, emocionados, estos dos aspectos no pueden ser prestados ni robados, porque somos siendo y es siendo que somos. La ciencia ficción se engolosina con esta posibilidad, la de poder quitar, comprar, usurpar, para pasar a otros, o a si mism@, experiencias y conocimientos, faltaré ver, dijo el ciego y amaneció y no vio.

Hay tres leyes en el universo que rigen la posibilidad de predecir, que definen el entramado relacional, por tanto, las opciones de éxito ante las incertidumbres y, además, lo que le da sentido al inventar y al reinventarse:

  • Todo en el universo está conectado con todo
  • Todo va a alguna parte y
  • Ninguna opción para mejorar puede resultar gratuita. No hay desayuno gratis en el universo. Nada se transforma o cambia, si no es con base en el esfuerzo (energía), propio o ajeno, para pasar de una posición acomodada a una nueva y mejor posición frente a las incertidumbres, a partir de algún tipo de asimilación previa (información).

Llinás, un doctor paisano, muy eminente, tiene un ejemplo para ilustrar eso de la predicción y lo complementaremos con las leyes anteriores “Consideremos el simple acto de sacar una botella de leche de la nevera. No es un acto que implique mayor reflexión, pero requiere predecir el peso de la botella, su textura resbalosa y, finalmente, calcular el equilibrio compensatorio mediante el cual el movimiento de la botella al vaso describa una trayectoria eficiente y armónica (Todo está conectado con todo). A medida que recibimos información sensorial directa desde el exterior (todo va a alguna parte), ajustamos el movimiento y el equilibrio compensatorio requerido (Todo cuesta, no hay desayuno gratis). Incluso antes de coger una botella, ya habremos efectuado una aproximación premotora de lo que ha de venir, es decir habremos supuesto su peso y planeado el movimiento” y todo esto para alimentarnos y vivir nuestra necesidad de subsistencia. (Todo está conectado con todo). Neveras que refrigeran para conservar alimentos en tiempo de no cosecha, cultivos para producir cosechas, cosechas para alimentarnos y alimentar el ganado, pieles del ganado para hacer abrigos, abrigos para el cuerpo, cuerpo para dar abrazos, abrazos para el alma, todo, todo esto, como resultado de saber predecir.

Predecimos todo el tiempo, con conciencia o sin ella y esto nos conduce a un serio problema, la mayor parte de las personas creen que de la predicción necesariamente se debe pasar al control, no se deja espacio para nada más, se busca eliminar incertidumbres, negándolas, grave problema. La educación misma, en lugar de ser una oportunidad para aprender a prepararse y, efectivamente, saber responder en tiempo real a las incertidumbres, para inventar diversidades y ampliar complejidades, se limita a reproducir información, no siempre conocimiento y más bien permitir poca experiencia.

Negar las incertidumbres, catalogarlas como enemigos para disponer el cuerpo y el alma no para el juego y la danza sino para la lucha, el ataque y la defensa, es una de las razones fundamentales, sino la más importante, para eliminar el riesgo, la aventura, el ensayo y error, la creatividad y transformar la vida social, porque con la naturaleza es más difícil hacerlo, en escenarios artificiales, donde todos somos actores, donde todo debe ser programado, todo es deber, derecho, obligación y norma, donde lo poco que se crea son excusas, mentiras, ocultamientos, artilugios, oropeles, donde el castigo oculta nuestra impotencia frente al saber de un sabio, un artista, el niño, la niña. Los niños y las niñas otra vez: Pregunta la maestra a sus pequeñ@s alumn@s que a qué le tienen más miedo, uno contesta al diablo, otra a los castigos, uno de ellos levanta la mano y dice “al malamén” sorprendida la maestra le solicita que le aclare el asunto, el niño responde a su solicitud, diciendo que el Malamén debe ser lo más miedoso que existe porque todas las noches cuando se va a acostar su mamá lo hace orar y siempre debe repetir “Y líbranos de todo malamén”.

El control, soportado en el miedo conlleva necesariamente a excluir las incertidumbres de la conciencia, ignorando con ello, que son precisamente estas las que llevan a la evolución de la vida, son sus requerimientos lo que hacen indispensable la capacidad que nos define, la de evolucionar, la de encontrar respuestas creativas, ricas en diversidad y complejidad, para saber qué, por qué, para qué, cuando, cómo y dónde modificarse y modificar el entorno. En realidad no sólo hay evolución, hay coevolución, expresión magnífica de la necesidad de creación de la vida, esa que hace que se experimenten cambios estructurales continuos, mientras se preserva la esencia de ser o patrón de organización, como dice Humberto Maturana en su teoría de la autopiesis, donde demuestra que la creatividad, la generación de configuraciones que son constantemente nuevas, es una propiedad fundamental de todo ser vivo, el ser vivo se construye a si mismo.

Ampliar las opciones de coevolucionar requiere necesariamente, tener en cuenta otra característica de la vida, la inteligencia , concepto personal que me permito esbozar aquí: Inteligencia es la potencialidad de un ser vivo para observar, con todos sus sentidos disponibles, la realidad interna y externa, apropiar los principios operativos que las soportan, con el fin de prepararse y saber responder efectivamente, en tiempo real, ante las incertidumbres de la vida, apuntando con ello al sentido o propósito fundamental, individual y colectivo, que soporta su naturaleza.   Tal vez esta niña nos ilustre el concepto: Una niñita le estaba platicando de las ballenas a su maestra, ella le dijo que era físicamente imposible que una ballena se tragara a un ser humano porque aunque era un mamífero muy grande su garganta era muy pequeña. La niña afirmó que Jonás había sido tragado por una ballena. Irritada, la profesora le repitió que una ballena no podía tragarse a ningún humano; físicamente era imposible. La niñita dijo, "Cuando llegue al cielo le voy a preguntar a Jonás". La maestra le preguntó, "¿Y qué pasa si Jonás se fue al infierno?" La niña le contestó, "Entonces le toca a usted preguntarle".

Y qué es el humor sino, justamente, la muestra perfecta de la forma como terciamos de un saber a otro saber que no nos resulta predecible, que no conocemos, pero que es válido cuando alguien o algo nos lo pone de frente y nosotros somos quienes lo descubrimos, la risa surge precisamente ante lo inesperado, lo impredecible, pero ciertamente posible. Ya, la creatividad es una especie de sentido del humor de la vida. Otro secreto, sin humor no hay creatividad, si no le hacemos esguinces a los hechos, datos, números, programas, normas, tal vez jamás, jamás, sepamos qué es la creatividad.   Sin humor, sin una pizca de reconocimiento de la legitimidad del otro y de lo otro, con un poquito de descuido, algo de inconciencia, con nada de autoeficacia, algo menos de inteligencia, tal vez, estemos elaborando la receta que nos predestina a morir de inanición creativa, las especies vivas inapetentes de creación ya no existen.

¿Qué debemos hacer, qué tenemos que inventar para seguir siendo vivos, para hacer de la creatividad asunto de vida?

Las personas creativas a menudo experimentan una apremiante sensación de misión que las impulsa hacia delante aunque las probabilidades estén en contra de ellas.

Daniel Goleman

Ante todo, como dice Wagensberg, debemos elegir la incertidumbre como un aspecto relevante del entorno y no tanto el entorno en sí mismo, segundo, debemos aprender a mantenernos independientes de las mismas. Con las incertidumbres pasa lo que nos pasa a los hombres con las mujeres y viceversa, no sabemos que hacer con ellos o ellas pero sin ellas o ellos no podemos vivir, seguramente esta idea anda rondando por ahí en una canción o un poema y yo la atrapé sin darme cuenta y, por último, cuanto mayor sea nuestra capacidad de anticipación de la incertidumbre, mayor será nuestra independencia del entorno, es bueno aprender a predecir, enseñar a predecir, predecir para crear.

Acabemos con Wagensberg, bueno, cerremos su aporte con los cinco conceptos relevantes en un ser vivo, tal vez, nos sean luego de mucha importancia y no hay mayor tontería que despreciar la sabiduría, tal vez nos sirvan para comprender lo que nos es esencial, para saber por qué la creatividad es asunto de vida:

•  “Identidad” Un individuo vivo sólo es idéntico a sí mismo , lo que lo identifica como individuo es el conjunto de necesario y suficiente de propiedades que permiten afirmar lo anterior. Obsérvese a si mismo, o a si misma, y por más que crea parecerse a alguien siempre encontrará significativas diferencias. Un espejito será buena ayuda para lo físico, para lo que no, una buena mirada en unos ojos.

•  “La composición” Todo individuo vivo tiene una estructura que le da soporte material, hace referencia a una particular distribución de la materia a nivel atómico o molecular. Un buen microscopio jamás será suficiente para ver la compleja dinámica molecular que nos define.

•  “La integridad” Para ser un individuo vivo se necesita una integridad mínima y una composición definida dentro de una forma, expresa la individualidad misma del individuo, su unidad, su coherencia y tiene que ver con el grado de dependencia respecto del resto el mundo, se expresa, por ejemplo, en el tamaño, la forma.

•  “La diversidad” No se puede ser un individuo vivo sin una mínima diversidad en la estructura, en la composición y en la integridad , entendida ésta como un concepto externo, que mide la variabilidad de las integridades según un criterio de clasificación preacordado, finas o grandes variaciones al comparar respecto a ese criterio.

•  “La inteligibilidad”. La inteligibilidad de una forma es una particular combinación de su necesidad y su función la que afecta al individuo visto desde el resto del mundo y se aplica a todos los anteriores. Wagensberg cita a D'Arcy Thomson para definir este concepto de la siguiente forma: En la necesidad intervienen las condiciones del entorno favoreciendo la emergencia de una forma nueva o forzando la modificación de una que ya ha nacido. La necesidad depende del mapa de las fuerzas y la contingencia presentes en el entorno y de las dinámicas compatibles con tal situación: La necesidad es el conjunto de todo aquello que favorece la probabilidad de emergencia de un individuo, independientemente de la independencia de la incertidumbre del entorno”. Lo anterior se explica a partir de una metáfora: las montañas son independientes de que alguien las escale o de cómo lo haga. La función , significa otra probabilidad, la de superar la prueba de la independencia de la incertidumbre del entorno vía selección natural.

No todo había de ser risa y fácil, esto requiere lecturas y lecturitas, sin embargo, como todo en la vida, hay cosas que requieren tiempo para ser masticadas, digeridas o, como dicen nuestros indígenas de la amazonía, requieren mambearse, pero estos cinco conceptos son fundamentales para poder llegar a comprender, lo que dije al principio, crear es una necesidad.

Las necesidades, como fuerzas impulsoras y potencializadoras de la vida para cuidar su independencia de las incertidumbres adquieren aquí, nuevamente, relevancia porque tienen que ver con lo fundamental, así que regresemos a las necesidades fundamentales y existenciales que nos abrieron el camino. El ser vivo humano para permanecer e incrementar la calidad de dicha permanencia debe, necesariamente, permitirse y permitir vivir y realizar las necesidades fundamentales individuales y colectivas y con ello reconocer ese egoísmo altruista que nos caracteriza, darle vida, sacarlo del closet, como se dice ahora, hay que impedir que el egoísmo o el altruismo se nieguen mutuamente para convertirse en un pinche tirano, como dijo alguien que no me acuerdo.

El modelo de Desarrollo Humano que mencionamos y vamos a utilizar como referente, plantea que tenemos nueve necesidades humanas fundamentales y cuatro existenciales. Las primeras son: subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio, creación , identidad y libertad, también plantea que es posible que esté en proceso de codificación la necesidad número diez, la trascendencia. Las necesidades existenciales son: ser , hacer , estar y tener . Cuando estas últimas adquieren forma específica se convierten en satisfactores o medios para vivir y realizar las necesidades fundamentales. Estos últimos sí están influidos por la cultura, igual que los bienes: artefactos, conocimientos y tecnologías que afectan la eficiencia de los satisfactores.

Vale la pena aclarar aquí que lo que puede ser satisfecho es el deseo, expresión particular percibida de alguna de esas carencias o potencialidades, deberíamos decir, por ejemplo, deseo viajar y no, tengo la necesidad de viajar, aunque culturalmente todos lo aceptemos sin discutirlo, veamos por qué. Para el caso del ejemplo anterior, viajar es una forma de “hacer” que puede permitirnos vivir y realizar las necesidades de subsistencia y protección si con ello se consigue la manutención y cuidar la vida, es el caso de un aviador o un agente viajero; para un turista, la necesidad que se vive al viajar puede ser la de ocio o la de entendimiento, igual que lo sería para un estudiante extranjero o de quien asiste a un congreso, igualmente, se puede vivir la necesidad de libertad si es nuestra decisión personal cambiar de territorio, igualmente podemos vivir la necesidad de participación si vamos a ser parte de un evento científico, artístico o cultural. Podemos encontrar muchos ejemplos de satisfactores que, al igual que el de viajar, podemos ver cómo nos permiten vivir y realizar nuestras necesidades humanas fundamentales. Los satisfactores y los bienes son los objetos de deseo, no las necesidades.

No es fácil intentar una definición de las necesidades humanas fundamentales por cuanto implica tener que utilizar las necesidades existenciales, ser, hacer, estar y tener, incluso, esta es la razón por la cual la sociedad ha tendido a confundir necesidades con satisfactores y hasta con los bienes, sin embargo, siempre he considerado muy útil tener una aproximación de definición como referente, especialmente, cuando de dar un propósito o sentido a la vida se trata.

Subsistencia: Ser, hacer estar y tener como ser vivo.

Protección: Continuar siendo, haciendo, estando y teniendo como ser vivo en tiempo y espacio.

Afecto: Afectar a otr@s, o a sí mismo, o a lo otro con calor de vida (energía vital) a través de nuestras formas de ser, hacer, estar y tener.

Entendimiento: Comprender las interrelaciones que se dan en el universo, incluidas las que se dan con l@s otr@s, con lo otro y dentro de sí, sus causas, procesos y efectos (productos y consecuencias).

Participación: Ser, hacer estar y tener como parte activa del universo para realizar los procesos vitales de mantener, cambiar, regular, reparar, integrar, proyectar, transformar y reproducir.

Ocio: Tener y disfrutar de tiempo para ser, hacer estar y tener para y por sí mismo.

Identidad: Ser, hacer estar y tener para mantenerse siendo el mismo, la misma, diferente de otr@, independiente de la circunstancias de tiempo, modo y lugar, las incertidumbres.

Creación: Generar nuevas soluciones vitales de ser, hacer, estar y tener, tanto en el ámbito colectivo como en el individual, para el tiempo corto y para el largo .

Libertad: Optar autónomamente sobre el qué ser, hacer, dónde estar, qué tener, midiendo y asumiendo conscientemente las consecuencias que esto conlleve, tanto en el tiempo corto como en el largo, no sólo desde la perspectiva individual sino, también, y muy especialmente desde la colectiva, con l@s otr@s y con lo otro .

Trascendencia: Ir más allá de nuestra propia condición y naturaleza para ser, hacer, estar y tener en el tiempo y en el espacio , desde lo individual y, especialmente, desde lo colectivo .

Resulta particularmente interesante que algo tan obvio como identificar las necesidades humanas fundamentales, con el fin de saber orientar nuestra conducta hacia la elección de los satisfactores y bienes que nos lleven a vivirlas y realizarlas con la mejor calidad posible y garantizar nuestra independencia de las incertidumbres, no sea una actividad cotidiana de personas, grupos, empresas, sociedades y Estados, dado su significado e importancia para definir la calidad de vida individual y colectiva y darle sentido a la misma. ¿Tendrá algún sentido esta inconciencia? ¿Control social? ¿Supervivencia de algunos genes que se consideran de mejor calidad que los de otros y quieren ser conservados? Finalmente, no es extraño, los leones matan los cachorritos que no son suyos para que la leona se vuelva a aparear con él y puedan conservarse sus genes. ¿No habrá otra alternativa más creativa que ese desperdicio de cachorritos, de niños, de niñas, de soldaditos?

Un importante acto creativo humano sería generar formas específicas y nuevas de acción que permitan vivir y realizar las necesidades humanas, a través de las necesidades existenciales, formas de ser, hacer, estar y tener, que resulten de integrar lo que puede pasar, con lo que está sucediendo, con lo que se quiere que pase realmente, con las habilidades que se poseen a nivel cognoscitivo, social y conductual y esto debe hacerse de tal manera que, el resultado de esa integración sea hacer realidad el propósito, concretar el objetivo, de responder con eficacia, inteligencia y humor a las incertidumbres, con el fin de hacer viable la permanencia individual y colectiva, lo cual significa necesariamente, atender y cuidar las necesidades de lo demás seres, en la medida de las dinámica de interacción, la sostenibilidad la llaman algunos.

Vivir y realizar nuestra necesidad de creación requiere pensar en las formas de ser hacer estar y tener que pueden permitírnoslo. Unos ejemplos nos pueden ayudar a identificar muchos otros, esa será su tarea:

Formas de ser : Apasionado, voluntarioso, intuitivo, imaginativo, audaz, racional, autónomo, curioso, crítico, abierto, observador, desobediente, perseverante, inventor, receptivo, disciplinado, analítico.

Formas de hacer : trabajar, investigar, leer, aprender, curiosear, descubrir, romper, reconstruir, inventar, compartir, cooperar, saber, ver, aprender, ignorar, interpretar, conversar, negar, aceptar.

Formas de estar : Enfocado, alegre, motivado, ansioso, atento, conciente, preocupado, emocionado, entusiasmado, en dificultades, estar saludable, enfermo, en ámbitos de producción y realimentación, talleres, ateneos, agrupaciones, congresos, audiencias, en Internet, en el salón de clase, en la casa, en la calle, en espacios para expresar y compartir saberes y sentires.

Formas de tener : Habilidades, destrezas, emociones, método, capital social y financiero, salud, enfermedad, estudio, casa, oportunidades de aprender, amigos, contradictores y contradicciones, enemigos, literatura, maestros, conocimientos.

Plantea el modelo mencionado que si queremos definir o evaluar un medio en función de las necesidades que permite vivir y realizar, no basta con comprender cuáles son las posibilidades que el medio pone a disposición de los grupos o personas para realizar las necesidades, es preciso examinar en qué medida el medio estimula, permite, tolera, controla o reprime que las posibilidades disponibles sean ensanchadas y recreadas por los propios individuos o grupos que lo componen .

Uno de los aspectos que define una cultura es su elección de satisfactores.

  Manfred Max Neef.

Importante reconocer que la cultura es una creación humana que tiene mucho que ver con el análisis que estamos haciendo, dado que ella es la que orienta, define, regula y controla la forma como se valoran y expresan los satisfactores y los bienes, recordemos que no puede hacer eso con las necesidades, Aporto aquí el concepto de cultura que logré construir hace unos años. Cultura : Sistema social de interpretaciones cuyo significados valorados y compartidos por una comunidad humana específica, determinan la manera predominante, por tanto aceptada, de ser, hacer, estar y tener, con el objeto de que cada individuo en particular, así como el colectivo en general, puedan vivir y realizar sus necesidades humanas fundamentales de subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio, creación y, tal vez, trascendencia.

La calidad de vida dependerá de las posibilidades que el medio y cada un@ tenga y ponga a disposición de si mism@, de los demás y de lo demás para vivir y realizar todas las necesidades humanas fundamentales. Un buen indicador de desarrollo humano será, precisamente, el grado de igualdad de oportunidades que se tenga al respecto. Esa disponibilidad de satisfactores y bienes será de tanta más calidad cuando más necesidades se puedan vivir y realizar simultáneamente, este tipo de satisfactores los denomina el modelo como Satisfactores Sinérgicos. Son ejemplos de este tipo de satisfactores: La lactancia materna, la producción autogestionada, los juegos didácticos, la medicina preventiva, la promoción de la salud, los espacios para la innovación, la meditación y la televisión cultural, entre muchos otros.

Cuando un medio o una persona pone a disposición de si mism@, a disposición de l@s demás y de lo demás, satisfactores sinérgicos y se pueden vivir y realizar todas las necesidades humanas fundamentales hablamos del BienSER, BienHACER, bienESTAR y bienTENER , nueva forma para ampliar, en términos del desarrollo humano, lo que hasta ahora sólo se ha orientado al bienestar, concepto bueno pero no suficiente.

Vivir la necesidad de creación es, entonces, elemento fundamental de la cultura, de la vida, la creatividad es asunto de vida. ¿Qué es entonces la creatividad?

Creatividad es sonsacar (abstraer, cognocer, esta palabra me la acabo de inventar para explicar que el proceso es mental) de la esencia de los eventos, fenómenos, personas, ideas, hechos o cosas y del entramado de relaciones que provocan con sus interacciones, aquellos principios que, aplicados en nuevas formas de ser, hacer, estar y tener útiles, oportunas y eficaces, nos lleven a inventar hacia fuera y reinventarnos hacia adentro, con el fin de permitirnos y permitir a l@s otr@s y a lo otro mantener la independencia del entorno, la mayor parte del tiempo posible .

Cuando la humanidad comprenda su verdadera naturaleza y deje de negar lo que le es fundamental, tal vez, nos encontremos con el mundo mágico de la realidad, ese mundo que por incluyente reconoce que todo en el universo tiene su lugar y su razón de ser, ese mundo donde nosotros y el universo sólo somos siendo y somos siempre uno, ese mundo donde nos autoconstruimos mutuamente en ciclo vital eficaz incesante, aunque suene imposible como un dibujo de Escher, ese mundo donde la eficacia de nuestras acciones depende de que lo creemos y de lo que creamos, curioso juego de palabras que nos llevan a reconocer que creer y crear tiene la misma raíz, el mismo origen.

Estoy completamente seguro que yo, personalmente no tengo ningún talento especial, la curiosidad, la observación y el esfuerzo tenaz, combinado con la autocrítica es lo que ha permitido formular mis ideas.

Albert Eisntein

 

BIBLIOGRAFÍA

 

CAPRA, Fritjof. La trama de la Vida , Barcelona, Editorial Anagrama, 1998.

DAWKINS, Richard. El Gen Egoísta, Barcelona, Biblioteca Científica Salvat, 1985.

GOLEMAN, Daniel. La Inteligencia Emocional , Buenos Aires, Javier Vergara Editor, 1996.

GÓMEZ ACEVEDO, Luz María E. Guía General de Salud Ocupacional, Bogotá, Empresa Colombiana de Petróleos, 1997.

MATURANA R., Humberto. La realidad: objetiva o construida?, México. Universidad Iberoamericana, 1996.

MAX NEEF, Manfred; ELIZALDE, Antonio; HOPENHAYN, Martín. Desarrollo a Escala Humana una Opción para le futuro, Suecia, Cepaur, Fundación Dag HammarskjÖld. Upsala, 1986.

LLINÁS, Rodolfo R. El Cerebro y el Mito del Yo , Bogotá, Editorial Norma, 2003.

MORIN, Edgar. Introducción al Pensamiento Complejo, Barcelona, Gedisa, 1996.

SHELDRAKE, Rupert. Una nueva ciencia de la vida , Barcelona, Editorial Kairós, 1985.

WAGENSBERG, Jorge. “Complejidad e Incertidumbre”, en Mundo Científico , Nº 201, mayo de 1999.

WAGENSBERG, Jorge. “Ideas para la Imaginación Impura 53 Reflexiones en su propia sustancia”, Barcelona, Metatemas, Libros para pensar la ciencia, 1998.

 

3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.
               > Programa profesional (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net