<%@LANGUAGE="JAVASCRIPT" CODEPAGE="1252"%> CASIGUEIRO: LA PIEL DEL SER EN CADA PIEZA
Revista Recre@rte Nº3 Junio 2005 ISSN: 1699-1834                                 http://www.iacat.com/revista/recrearte/recrearte03.htm

 

CASIGUEIRO: LA PIEL DEL SER EN CADA PIEZA

Dr. David de Prado Díez

 

Un artista que quiere llegar a ser un auténtico creador se constituye sobre tres pilares:

* Una personalidad curiosa y experimentadora con espíritu inconformista y ansia de perfección.

* Una optima formación técnica y teórica que ha agotado todos los contenidos, procesos y procedimientos de trabajo peculiares de su ramo.

* Una mente abierta y divergente dotada de pensamiento innovador, imaginativo e inventivo, que le lleve más allá  de lo dado en la cultura hacia un mundo desconocido e inédito.

El pilar de la información y dominio técnico es necesario y usual, pero no suficiente. Sin mentalidad creadora ni imaginación, realmente poco frecuentes, es imposible el progreso, (ir m s allá  de lo existente) y la aportación original (patentizar lo m s hondo, auténtico y peculiar del yo en productos y obras maestras, desconocidas y sorprendentes incluso para el propio creador.

Casigueiro es una personalidad rigurosa y serena, minuciosa y detallista, amante de la perfección. Nunca daría la imagen a veces usual del artista bohemio, rompedor, estrafalario, que provoca m s con sus excentricidades narcisistas que con sus auténticas aportaciones pacientes y laboriosas.

Su obra está  y estará  siempre quid s m s cerca de la filigrana conceptual preciosista y contenida que del expresionismo vitalista y derrochador.

Su trabajo con los materiales de arcilla y barro le acercan a la esencia de lo natural y primario para transcenderlo en sensaciones e imágenes igualmente descomplicadas y veraces pero llenas de resonancias y connotaciones intelectuales y afectivas: Frío en formas, magnético y torrencial en lo hondo.

Detrás de su quehacer artístico lleva la reflexión serena de la música callada, de un conocimiento técnico y experimental, reposado y repasado durante años, la plasmación interna de un espíritu dialéctico y dialogante con la materia: lo blando -cera/arcilla- cristaliza en jades, malaquitas y amatistas amorosas de misterio insondable.

Hay que asomarse con asombro al abismo del pozo, sin el tenebroso y tembloroso vértigo de caer en el caos del orden, en la plenitud de la nada, en el vacío del concepto. Porque el orden de Casigueiro invita al juego de la trasgresión. Su plenitud perfecta camina a la nada del ser, sólo esencia. Y el concepto condensa el vaciamiento de las apariencias accidentales, filigrana del Tao minimalista: un juego muy serio.

Casigueiro, a base de abstraer y quitar, desbrozando el objeto de apariencias, se deja la piel de su alma en cada pieza: pii‚lago de su ser en aparente marea de desatinos concordantes. Escucha el susurro íntimo de una caracola ancestral en cada obra: su conjunto una orquestal instalación de silencios a gritos. Escucha y hénchete de luz cegadora y esencias perpetuas. Respira la inmortalidad redonda del eterno retorno y el imperecedero devenir de lo estático: "Ex-Casi-gueiro es Casigueiro".

Lo encontrarás ¡encuéntrate! en la culminación de la perfección conceptual plástica de cada obra, en el rigor y experimentación técnica y en la búsqueda creativa honda y auténtica a cada paso. Es Casigueiro.

EL GRITO DEL SILENCIO EN SERIE EN SERIO (CASIGUEIRO Y EUROPA 94)

Por Dr. David de Prado Díez

 

"Tan simple que no dice nada y casi lo dice todo" (Casigueiro)

La poética creativa de Casigueiro late en lo simplemente esencial. Se ha despojado de "oropeles" incidentales e inútiles. Ir y venir de acá para allá, como locos, de la Ceca a la Meca sin ton ni son? O parar de una vez la sin razón del Guirigay infernal de modas transeúntes "tele-e basuras" de reality shows, eruditos postmodernos, ricos de concurro por un día, corrupción de millones (¿todos?), y la intemerata?. Casigueiro sereno y condensado, preciso e incisivo, quieto y perenne, como un clásico del XXI ­Sofrosine!

Casigueiro visualiza con detalles en su interior: Vibra conceptualmente, sin casi inmutarse. Plasma el grito del dolor/terror en silencios distintos ocres y acres, negros y rugosos. En serie pero con matices, encajonados entre las vitrinas opacas del acero negro, las monstruosas cabezas del mal y los corazones del odio al acecho. El enjaula los conceptos afines y afilados de miedo y muerte.

Arte con mayúsculas criticomprometido, silencioso y hermético, serial y variado, fieramente humano, como el cante hondo, contenido, sin aspavientos ni florituras.

Puro grito condensado contra la represión sutil y los señores de la guerra brutal! Sin panfletarismo barato y fácil. Pero más allá  del arte por el arte, como puro lenguaje formal y juego superficial, sin referentes subjetivos, objetivos ni sociales.

La serie Europa 94 de Casigueiro es una invitación a la expresión y compresión o lectura abierta y convergentes, a un tiempo, porque "cuantos m s elementos, m s turbio y confuso lo veo". Casigueiro tiene la virtualidad de visualización reductora de lo complejo a lo simple potenciador de sugerencias.

Todo lo aboceta en la pantalla de su mente, que es su libreta de apuntes. Como los sabios e científicos Einstein y Tesla.

En su escultura el grito humano vibra en esencias en serie (r pida). En serio (experimento). En silencio (comprometido). Con todo el rigor del mundo. Sarajevo ex-Sarajevo.

MARCHA FUNEBRE TRIUNFAL EN 2 TIEMPOS

Por David de Prado

 

I. La procesión va por dentro

 

En la torre, enlatadas las conciencias marchitas:

Ola congelada de calaveras, diente mellado

En serie en serio.

 

En el almario de mentes afiladas,

cruces cuajadas de paz-odio.

Aire, vibración estática de crespones negros

En serio en serie.

 

En el expositor fúnebre,

los torvos cerebros podridos en piedra

En serie en serio.

 

La tierra, Europa, Espadaña-España, Ex-Yugoslavia. En-tierra

En serio en serie.

 

Todo esta en orden. De batalla. Demencial

En serie en serio.

 

Negra cárcel perenne. Para el odio negro

¡A muerte!

En serio en serie.

 

II. Marcha triunfal

 

Dientes negros estragados de terracota, fiera

¡Silencio! Europa ¡A muerte!

 

Bunquer, mojón miliar de terror tronante oscuro

¡Silencio! Europa ¡A muerte!

 

La rancia razón turbia troquela monstruos enrejados

¡Silencio! Europa ­A muerte!

 

Ata y aprisiona, encierra y raja las sinrazones rojas

¡Silencio! Europa ¡A muerte!

 

Prohibido soñar en festivo. Infierno invernal en Sarajevo

¡Silencio! Europa ¡A muerte!

 

Rutinas enraizadas de odio fraternal ¡A muerte! fraternal.

Tañen de dolor todas las campanas del mundo ¡A muerte! fraternal

Silencios en serie.

 

Abrir de par en paz las fronteras infinitas del corazón

¡A muerte! fraternal

En serio en serie.

 

Comience impar-hable la marcha fúnebre triunfal de la conciencia anestesiada de Europa.

Ametralla a martillazos de paz.

 

Pan paz pan paz pan. Paz pan paz pan paz. En marcha triunfal

En serio en serie ¡A muerte!

3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.
               > Programa profesional (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net