La RUTA de la CREATIVIDAD

ENTREVISTA al Dr. Carlos M. MARTÍNEZ-BOUQUET

Lic. María Cristina Manitto

mcmanitto@hotmail.com

Buenos aires. ARGENTINA.

 

 

Qué es la creatividad

 

P: Ud., que viene investigando la creatividad, hace ya unos cuantos años ¿cómo la definiría?

R: La creatividad es un atributo humano. Algunos animales superiores son capaces de ciertos grados de inteligencia; no de creatividad. Pero todos los humanos poseen creatividad.

Creatividad es la capacidad:

de originar algo de la nada, o sea, de innovar, lo que he llamado creatividad A;

de transformar algo existente, imprimiéndole un sello personal y auténtico: creatividad B;

de expresarse en forma armoniosa, sin originar, en este caso, nada de valor, ninguna obra o producto o “performance”; pero que sí suele producir satisfacción y alegría y ser de beneficio para la salud psicofísica: creatividad C.

En la dinámica de la creación el creador recorre el camino que se extiende desde el centro de sí mismo, en el mundo espiritual, hasta el mundo de las formas y su obra arrastra destellos del espíritu que se reflejan en las formas de la obra.

 

Primeros contactos con la creatividad

 

P: ¿Cómo fue que Ud. – que es conocido como psicoanalista y psicoterapeuta de grupo – se dedicó al tema de la creatividad?

R: Soy médico, psicoanalista, psicoterapeuta de grupo, utilizo psicodrama, análisis bioenergético, psicoterapia transpersonal, y otros enfoques y técnicas

En el año 1972, al ocuparme del problema de las inhibiciones para escribir (una poesía, un informe, un cuento, un artículo científico), al emprender investigaciones – con el auxilio de metodología dramática – me topé con el tema de la creatividad. Desde entonces he venido investigando y desarrollando este tema. La primera sorpresa fue la presencia infaltable de un “Interlocutor Imaginario”, además del “Creador Activo”en todo acto creador. Siendo uno y otro, modos de organizarse la personalidad en función de la creatividad. Simultáneamente pude comprobar que los bloqueos y otras perturbaciones del proceso creador dependían, la mayor parte de las veces, de las características del interlocutor imaginario.

Otros hallazgos se han ido acumulando con el tiempo. Apliqué lo aprendido en talleres que coordiné en Buenos Aires, en otros lugares de América Latina y Europa. Vengo realizando cursos particularmente en Mallorca y Barcelona.

Me ocupé mucho de los bloqueos de la creatividad y de cómo promover la creatividad. Desde hace 26 años soy docente de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad Nacional de Buenos Aires, en función de mis aportes a la creatividad.

 

Algunos elementos acerca de la Teoría de la Creación y de la terapia para remover obstáculos a la creatividad

 

P: Denos, por favor, algunos adelantos más de su concepción teórica y de las aplicaciones prácticas de esa concepción, que ha instrumentado:

R: En primer término, crear requiere dos estructuraciones diferentes de la personalidad, una con función activa; la otra, con función receptiva. Otro aspecto: el proceso de la creación es una dinámica constituida por una serie de pasos sucesivos. He llamado“Ruta de la Creación” a este proceso. Podemos encontrar bloqueos en una u otra etapa de la Ruta, y también podemos encontrar talentos localizados. He desarrollado técnicas para desbloquear la creatividad, lo que resulta un trabajo puntual (focalizado en la creatividad y en una etapa de la Ruta, sin abocarse a un trabajo psicoterapéutico generalizado). En otros casos, cuando hay un conflicto psicológico extendido a toda la personalidad, donde el obstáculo a la creatividad es sólo un aspecto de la totalidad afectada, se hace necesario recurrir a las psicoterapias tradicionales, que se ocupan de la personalidad en forma global.

 

Creatividad y salud

 

P:¿Sus investigaciones sobre creatividad tuvieron influencia en su actividad psicoterapéutica?

R: Como le acabo de decir, mi interés en lo terapéutico me llevó a ocuparme de la creatividad y sus bloqueos. En los últimos años, los hallazgos acerca de la creatividad han revertido sobre mi práctica terapéutica general: cada vez se acumulan más evidencias de cómo la creatividad impedida, coartada, resulta patógena, o sea, es causa de enfermedad, produce síntomas. Es importante, pues, aún desde el punto de vista de la salud, no acumular la energía creadora sin dar a ese potencial lugar y posibilidad de expresarse. Además, puede encontrarse frecuentemente una correlación entre el origen de los síntomas y las distintas etapas de la Ruta.

 

La creatividad y el tratamiento de las neurosis

 

P: ¿Cómo podría un mejor conocimiento de la creatividad beneficiar el tratamiento de las neurosis?

Los conocimientos acerca de la creatividad pueden ser de ayuda en los tratamientos psicoterapéuticos tradicionales al preguntarse el terapeuta acerca de en qué etapa de la Ruta está situada una dificultad psicológica. Y muchas veces es posible trabajar sobre esa dificultad o síntoma con técnicas específicas desarrolladas para la creatividad. Así, la comprensión del proceso de la creación ayuda a conocer mejor una dinámica más global, una de cuyas perturbaciones constituye las neurosis.

 

Avances en el conocimiento del proceso creador

 

P: ¿Qué aportan sus investigaciones al conocimiento del proceso creador?

R: Ponen de manifiesto:

-Que se requieren dos estructuraciones de la personalidad interactuando para generar el proceso creador: una, activa, que podemos entender si pensamos en aquella parte de la personalidad que empuña la lapicera o que teclea la computadora y otra receptiva, aquella parte de la personalidad que sucesivamente o simultáneamente lee lo que la primera va pergeñando. O, si observamos las sucesivas actitudes de un pintor: cuando activamente da una pincelada y cuando se retira un poco hacia atrás y observa lo que acaba de agregar a la tela. No basta con la pasión activa del artista, se requiere otra pasión, ésta receptiva, para que la obra se genere y vaya progresando. Este segundo componente del artista, amoroso y receptivo, que valora y siente cariño por los actos y productos del primer componente, el aspecto activo, ha pasado en general desapercibido en la investigaciones sobre el proceso creador y en las técnicas para favorecer la creatividad.

-Que la crítica prematura es totalmente antifuncional, porque establece una exigencia destructiva o desalentadora, cuando lo útil y necesario sería una receptividad amorosa. Y que la crítica sí es adecuada, útil y necesaria en bien precisas etapas posteriores de la Ruta.

-Que el proceso creador es uno de los modos de hacerse presente una dinámica esencial de la vida y que podemos hacer mucho por la salud psíquica de un individuo si lo ayudamos a desbloquear su creatividad.

-Abre amplios campos para la investigación al afirmar que lo que conocemos como proceso creador en los seres humanos es meramente un aspecto de una dinámica básica del universo que vemos aparecer en campos tan disímiles como el de la biología  (ontogénesis), la pedagogía, la psicopatología y otros.

 


3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.
               > Programa profesional multitalentos (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net