LA CREATIVIDAD COMO VIAJE Y REMEMORACIÓN

PARIS, ROMA……EUROPA

¿CÓMO NO ENAMORARSE DE TI?

 

Héctor O. Castaño Zorrilla.

 

PARA VIAJAR, BASTA EXISTIR

DESEMPACANDO MIS RECUERDOS

 

 

 

………..Tan hermosa, tan dulce, tan lejos, tan cerca…………………………………………por que viajar es vida y en cada viaje hay una aventura, un sueño, una sonrisa, alegría, felicidad, aprendizaje, fiesta, música, comida, costumbres, gustos, amigos, cultura, fotos, gritos, museos, parques, gente, diversión, baile…………………………………………………………

Fue tan de repente, un lunes revisando vuelos, hoteles y listo, ya tenía un boleto de avión para salir.

Era un sábado esplendoroso, la mañana estaba en su punto para tener en lo más alto el alma viajera.

Estaba aterrizando en el aeropuerto Charles de Gaulle, sí me encontraba en París, inmediatamente mi búsqueda fue por un medio de transporte a la ciudad luz,  mí sorpresa: un autobús que me dejaba en el centro.

Me encontré en la oficina de información turística. Pregunte por un hotel barato y en el centro: 50 euros, me imagine un hotel malo, pero no, después de que en la Agencia de Viajes me habían conseguido el más barato por 85 euros y en las afueras de París, lo compro. Deje mis cosas e inmediatamente tome un sinnúmero de guías, folletos y demás para comenzar mi travesía por lo que sería una experiencia inolvidable; si que me encontraba en la ciudad luz. Tome el metro y fue cuando me di cuenta que sería mi transporte, mi nave, mi guía; les recomiendo infinitamente este medio de transporte que los puede llevar a todos los lugares de París: La Torre Eiffel, La Catedral de Notre Dame, el Museo  Louvre, el Museo Rodin, el Arco del Triunfo, Los Campos Eliseos, Euro Disney, etc…..se encuentra perfectamente conectado con el tren y pueden ir a donde sea, existe un mapa con gráficos de los lugares a visitar.

 

Ahí estaba llegando a la Catedral más hermosas del mundo, que digo, del Universo…….Notre Dame: impactante, deslumbrante, quede atónito y la carne se me puso de gallina, una lagrima se me quiso desprender, pero soportamos- aguantamos. Acelere el paso, quería conocer todo, me entro un hambre de turista, subí, baje…camine y fue cuando en lo más alto de la Catedral pude observar París, ahí estaba la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo……era un sueño del cual no quería despertar.

En Notra Dame, creía tener la suerte de que coincidiera mi visita con una misa y un grupo coral magnífico, pero luego me entere que los grupos corales, la opera, etc., era algo normal dentro de la Catedral, es un lugar que no se puede dejar de visitar. Deje la Catedral, pero me lleva una luz que nunca dejare de ver y sentir.

 

Me encontraba dispuesto a ir a mi destino o dichoso destino, mis ansias de amigos, familiares, conocidos, conocidas, películas, historias, cuentos, anécdotas, fotos, noticias, me dispuse a visitar la Torre Eiffel.

Presente y pasado deslumbrante ante mí, imponente, una fila para subirla, si que lo haré y de todas las formas posibles. Camine por sus alrededores, gente en picnic, enamorados, amigos, familias, el abuelo y el nieto, el turista solitario, fotos por un lado fotos por otro. Sí que tuve la oportunidad de encontrarme mexicanos, alemanes, rusos, africanos, de todo, era un deleite y en eso la Torre Eiffel se convirtió de la seriedad, formalidad, fortaleza, belleza de su color dorado a la fiesta, alegría, luz de su color plata; iluminada totalmente, brillante y deslumbrante, encendida por sus focos que se prendían y apagaban, todo un espectáculo ….vámonos ya no aguantaba más y a recorrer sus escaleras, el sentir el metal en los pies, el aire en la cara y poder disfrutar de la vista es algo que nadie se puede perder.

Quede en lo más alto de mi llegada, de un lado a otro observar y sentir París, la noche caía y yo sentía el olor, la magia y fantasía de París. Me vino a la mente una recomendación de un buen amigo: tienes que ir al Moulin Rouge, se me olvida, que hora, las 9:00 rápidamente me traslade, en un abrir y cerrar me encontraba en el Moulin Rouge, ahí estaba su molino, las luces, los turistas, se respira un ambiente  lucitano, que te invade el alma fiestera, ante la taquilla, mi mal inglés, mi regular español y el no saber nada de francés casi me deja fuera de disfrutar el show, no conseguí boletos para ese día, pero por suerte todavía habían para la última función del día siguiente………quería regresar adonde había dejado parte de mi alma parisina, nuevamente me encontraba en la Torre Eiffel y fue cuando subí a la medianoche para observar todo París, ahora sí por medio del elevador a lo más alto. A los enamorados les recomiendo este momento, es lo más romántico que pueden respirar: París a Medianoche.

 

Al día siguiente al museo del Louvre, por aquí y por allá, que cantidad de gente, por todas lados, impresionante el tamaño del museo dividido en dos enormes salas, que digo era una ciudad, caminar y caminar, que cantidad de obras, impactante y por supuesto lo más emocionante La Mona Lisa, que mujer, es una obra en la cual emana belleza, calor, suspiros, es el cielo, la luna, las estrellas, todo…..eso sí, uno espera ver un cuadro enorme y es pequeño, pienso que unos 70 cms., fotos por aquí y fotos por allá. Por la noche el espectáculo más maravilloso que he visto….el Moulin Rouge, me encontraba perfectamente ubicado: primera fila, un buen champán y una excelente vista, mujeres por aquí y mujeres por allá, de todo en todo, me encanto, varios actos, la película es sensacional, pero el espectáculo es 10 o 20 veces mayor, es como si hubieran 20 Nicole Kidman en el escenario, se los RECOMIENDO con mayúsculas.

 

En un abrir y cerrar de ojos emprendí mi vuelo para Roma.

 

Cómo dejar de emocionarme, una cita a ciegas con el destino: Roma y yo. Me sorprendió la cantidad de información, fue cuando me di cuenta que había hecho una excelente elección.

 

Hay que dejarse perder en sus calles, en cada paso se encuentra el Imperio Romano y su Belleza. En Roma el día y lo noche son mágicas. Se siente como si las miradas de todo el mundo estuvieran ahí. La Catedral de San Pedro, El Coliseo, La Capilla Sixtina, La Fuente de Trevi, El Foro Romano, tanto que ver y tanto que disfrutar.

 

Mi primera visita: La Capilla Sixtina, una enorme fila, pero que vale la pena, el museo es espectacular, tiene de todo, pero sin lugar a dudas lo más hermoso, impactante, bello, deslumbrante es la pintura de Miguel Ángel. Uno puede pasar toda una mañana admirándola, es algo indescriptible; inmediatamente busque la mejor ubicación: el centro y no baje por ningún momento la vista, todo había valido la pena por estar ahí; pase de una esquina a la otra. Todos los puntos, fue espectacular, ahí esta la creación y el fin del mundo, el encuentro y desencuentro del hombre; Dios y su infinita misericordia, toda la belleza y toda la oscuridad, puffffff……….es lo mejor que he visto.

Salí y hasta el día de hoy no me deja de pasar por la mente la pintura de Miguel Ángel, que dicha. Inmediatamente pase a la Catedral de San Pedro, imponente, es luz por todos lados, su explanada enorme y sus esculturas, la Catedral de San Pedro hace honor a su nombre, es piedra en piedra una fortificación con su toque místico y espiritual, me emocione al encontrar la capilla de la Virgen de Guadalupe, junto a la Capilla de San Pedro, fue como sentirme en Mi México Lindo y Querido. Tuve la oportunidad de celebrar la misa de las 12:00 y me encanto.

 

La Fuente de Trevi, sus estatuas, su Poseidón y todo en su lugar preciso; se percibe un ambiente y unas tremendas ganas de pedir un deseo, voltearse, aventar una moneda o dos monedas para regresar acompañado; y a desear con el alma más alta y dar batalla en el momento, sin importar el riesgo………..¿y que creen?........pues a mi regreso se me cumplió mi deseo…….estoy feliz…………..

 

Al día siguiente a caminar y visitar el Coliseo…….su dorado y su construcción son para recorrer por todo una mañana; hay visitas guiadas en todos los idiomas, uno sube y baja de un lugar a otro, lo recorre a lo largo y lo ancho; es fenomenal, tantas historias y tantas hazañas realizadas en el mismo.

 

En Roma no hay que dejar de comprar, la ropa es muy barata, una  excelente corbatas de seda a 9; una muy buena camisa sport a 5 euros o porque no de vestir a 9 euros; zapatos, pantalones, cinturones, etc.

 

Por la noche al foro Romano, no sin antes cenar un buen calzón y un buen vino blanco para brindar por el Imperio Romano, de ahí a la opera: Nabuco de Verdi en el mismísimo Foro Romano, he tenido la oportunidad ver varios espectáculos de opera, pero nada como este; se me pone la carne chinita de recordarlo. Su inicio y el final: impactantes.

 

2 días en París y 2 días en Roma, me bastaron para enamorarme de París y Roma, tan distintos, pero tan hermosos. París es la Ciudad Luz, es el romanticismo hecho realidad y puedo decirlo plenamente que aquí la realidad supera la imaginación. Roma, es Roma, el Imperio Romano, impactante y deslumbrante.

 

¡Qué preciosa es Europa, con su cultura y su gente!, ¡un eterno sueño! Esa alma viejera que suma y hace la posibilidad de ser Europeo, sin quererlo ser, quedas marcado ¿Cómo no enamorarse de ti?…..tan hermosa, tan dulce, tan cerca y tan lejos……..viajar es vida y en cada viaje hay una aventura, un sueño, una sonrisa, alegría, baile, felicidad, aprendizaje, música, fiestas, comida, fotos, regalos, personas, pinturas, esculturas, museos, obras, edificios, calles, paseos…………..

.................Por lo tanto quiero reflexionar en lo que pensaba Borges, que todo encuentro casual es en realidad una cita, y que todo amor es en realidad misterioso como la existencia misma y por lo tanto, conjetural y materia de ficción.

 

Nos vemos pronto.

 

 

Héctor O. Castaño Zorrilla.

 

 

 

3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.
               > Programa profesional multitalentos (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net