CREATIVIDAD DRAMÁTICA

Tomás Motos Teruel

 

 

      Dramatización y creatividad expresiva son dos términos que siempre aparecen relacionados en Educación. Existe un estado de consenso general en el hecho de que las actividades dramáticas desarrollan las habilidades creativas. Torrance (1.965), máxima autoridad en el campo de la conducta creativa, afirma que la dramatización en sus distintas formas puede ser útil para desarrollar la fluidez y la intuición. La validez de los procedimientos dramáticos como estimuladores de la creatividad está avalada por la investigación. Kariot (1.970) constató que ciertas habilidades puestas en juego en la dramatización son las mismas que se manifiestan cuando se administran los tests de creatividad de Torrance, a saber, flexibilidad, fluidez, originalidad y elaboración. Para Poveda (1.973) los talleres de expresión dramática son un buen medio motivador y proporcionan un excelente clima creativo. Diez, Mateos y Mechén (1.980) sostienen que las dramatizaciones escolares son, tal vez, la forma más completa de expresión creadora. Oberlé (1.989) comprobó experimentalmente que los juegos dramáticos desarrollan la creatividad.

      Las actividades dramáticas utilizadas en la clase de Lengua y Literatura con alumnos de Secundaria favorecen la expresión oral y escrita en el sentido que desarrollan la fluidez, la elaboración, la implicación personal y el lenguaje metafórico (Motos, 1.993).

      Durante los años setenta se impuso el empleo de las actividades dramáticas bajo la forma de creatividad expresiva. La dramatización se convierte en instrumento de expresión libre. Se tenía asumido que el desarrollo era un proceso que iba de dentro a fuera y que el profesor no debía interferir en él, sino que su tarea era simplemente ayudarlo a emerger. Su tarea resultaba aparentemente simple: facilitar la auto expresión del alumno, crear el clima favorable para que ésta emergiese, y las actividades propuestas se reducían a un simple laissez faire. De esta forma la creatividad quedaba circunscrita a la mera espontaneidad.

      Más recientemente la orientación ha cambiado, se ha puesto el énfasis en la solución de problemas. Esta innovación se fundamenta en el hecho de que la experiencia estética -en este caso, la experiencia dramática- enfrenta al sujeto con una situación problemática a la que ha de encontrar soluciones. Fundamentalmente lo que se está pidiendo al alumnado cuando hace una dramatización es que ponga en funcionamiento habilidades de pensamiento divergente.

 

Proceso creador y proceso de representación dramática.

      En una dramatización se reproducen en miniatura y en un tiempo muy breve las fases del proceso creador. Si observamos a un grupo realizando una representación vemos que se siguen estos pasos:

            1º Motivación por parte del profesor o profesora

            2º Propuesta del tema

            3º Discusión en grupo para determinar la anécdota, los personajes y las acciones.

            4º Improvisación por grupos y selección de propuestas.

            5º Representación ante los otros grupos

            6º Comentario de las representaciones realizadas.

      Este proceso implica el mismo tipo de habilidades que se recomiendan para estimular la creatividad. Los participantes han de plantearse preguntas sobre los personajes, el tema, la acción; imaginarse situaciones, formular hipótesis sobre las posibles consecuencias de una acción; proponer ideas para mejorar la representación y añadir situaciones nuevas; manejar los objetos atribuyéndoles nuevos usos; proponer distintos finales y elegir el más adecuado. Etc.

      Normalmente en las actividades dramáticas se siguen los mismos pasos que en cualquier actividad creadora. El paralelismo entre el proceso creador y el proceso dramático queda reflejado en el cuadro siguiente.

 


 

 

Proceso creador. La mayor parte de los investigadores identifican estas fases en el proceso creador:

Preparación: situación del sujeto en el clima favorable y con los medios adecuados para crear.

Incubación: elaboración interna de la obra; información y tanteo, análisis de la situación y búsqueda de soluciones múltiples.

Iluminación: plasmación de la nueva idea o fijación de la mejor solución encontrada.

Revisión: evaluación de los resultados; experimentación, corrección y puesta en práctica.

 

Proceso de representación dramática. La puesta en acción de una idea o imagen mediante el lenguaje dramático tiene las mismas fases que cualquier proceso de expresión artística. Estas son: percepción, acción y reflexión. La enseñanza-aprendizaje del lenguaje dramático en el ámbito escolar ha de seguir los pasos del proceso de creación en el arte dramático.

            Percibir: La percepción consiste en desplegar las antenas de los sentidos para captar los estímulos del exterior y luego dirigir la mirada hacia el mundo interior.

La tarea del profesor consiste en favorecer un clima de calma y escucha, una atmósfera dinámica y estimulante y en ofrecer al alumnado un amplio abanico de experiencias sensoriales que les ayuden a tomar conciencia de sí mismos y de la realidad exterior.

Esta fase se corresponde con los momentos de la clase de puesta en marcha y relajación-concentración.

            Hacer: El sujeto pone en acción sus imágenes interiores, elaborando, a partir de una situación o de un personaje, una representación. Aquí se coloca el acento sobre los medios e instrumentos con los que se realiza el aprendizaje del lenguaje dramático: la voz, el cuerpo y el entorno (espacio y objetos). Se corresponde con el momento de la expresión-comunicación.

            Reflexionar: Tiempo para volver sobre las actividades realizadas y apropiarse de las experiencias vividas anteriormente. De esta forma se favorece la toma de conciencia de los medios utilizados para la expresión. Se corresponde con el momento de la retroacción.

 

Momentos y actividades en la clase de Dramatización

      La estructura de una clase o taller de esta materia se puede concretar en las siguientes partes: a) puesta en marcha, b) relajación, c) expresión-comunicación, d) retroacción.

      Éstas, que son referenciales, pueden tener duración distinta. El núcleo central será normalmente la de expresión-comunicación.

      La puesta en marcha: Fase de arranque con la que se crea un clima lúdico que permite el trabajo posterior. Se realizan actividades que favorecen el contacto entre los participantes, el calentamiento físico y vocal, la desinhibición, la atención, la percepción, la imaginación. Se pretende facilitar la puesta a punto corporal, desinhibir, desbloquear y crear un clima que estimule el trabajo grupal.

      Relajación: El bienestar, tanto físico como psicológico, que provoca, favorece la disponibilidad por parte del alumno y estimula su expresión.

      Las actividades de relajación pueden tomar diferentes formas: relajación progresiva (tensión-distensión), relajación por concentración autógena, relajación por movimiento pasivo, relajación por acciones inusuales, relax imaginativo, etc. También es el momento de dejarse impregnar por la estimulación del entorno y por las imágenes sugeridas por el profesor o profesora. Para ello se han de ofrecer al alumnado experiencias de percepción (observación-exploración sensorial) y actividades que provoquen la memoria sensorial y afectiva y la imaginación.

      Expresión-comunicación: Es el núcleo de la clase de dramatización. Las actividades de expresión-comunicación estarán enfocadas a utilizar globalmente el lenguaje corporal y verbal. Se concretan en la exploración del cuerpo, de la voz y del medio (espacio y objetos) a través de improvisaciones no verbales y verbales que se realizan individualmente, por parejas o en microgrupo. Es importante situar estas actividades en un contexto lúdico y proponer ejercicios y tareas que provoquen variedad de respuestas.

      Con las actividades de expresión corporal el alumnado aprenderá que puede expresarse con la sola presencia, estática o en movimiento de su cuerpo en el espacio y se tratará de sensibilizarle ante los signos no verbales (mímica, gestos, posturas, movimiento, utilización de los objetos, etc.)

      En las actividades de expresión oral se pondrá el énfasis en la palabra, el sonido y el silencio. Se tratará de estimular al alumnado a que emplee al máximo sus recursos orales, para ello habrá que proponer actividades en las que necesariamente haya que utilizar la voz.

      Todos los elementos del lenguaje dramático se concentran en la representación, que es donde se utiliza conscientemente el lenguaje teatral. Para realizar la dramatización de forma práctica se pueden seguir dos caminos: proceso directo y proceso inverso.

 

a)   Proceso directo: el grupo conoce el tema, el texto o la historia que se quiere dramatizar, desde el principio. Y se procede de la siguiente forma:

            1) Juegos iniciales relacionados con el tema o la historia a teatralizar.

            2) Aproximación al texto o a la historia: lectura y comentario o relato oral por el profesor, según los casos...

            3) Propuestas de dramatización a partir de los personajes y de las situaciones, sugeridas tanto por los alumnos y alumnas como por el profesor o profesora.

            4) Improvisación en grupo sobre las propuestas sugeridas.

            5) Selección de propuestas.

            6) Dramatización definitiva

            7) Comentario

 

b) Proceso inverso: al grupo, que desconoce la historia, se le propone juegos que guardan cierta analogía con lo que se va a dramatizar. Este proceso se resume en los siguientes pasos:

            1) Juegos iniciales

            2) Ejercicios de improvisación por analogía

            3) Presentación de la historia o tema que se va a dramatizar

            4) Aplicación de las propuestas realizadas en el momento 2.

            5) Selección de propuestas

            6) Dramatización definitiva

            7) Comentario

 

      Retroacción: Es el tiempo de reflexionar sobre la experiencia vivida, de identificar las imágenes y de comunicar las impresiones, las emociones y las ideas experimentadas relacionadas con una actividad concreta o con toda la sesión. La retroacción ayuda igualmente a evocar y tomar conciencia de los medios utilizados para expresarse y conduce a un empleo más consciente del lenguaje dramático.

      ºLas actividades de retroacción se realizan fundamentalmente mediante un intercambio verbal en el que los alumnos y alumnas comparten la experiencia oralmente, en un clima que permita que los diferentes puntos de vista sean respetados. La retroacción puede hacerse igualmente presentando el resultado de un trabajo grupal. También existe la posibilidad de transponer el ejercicio a otras formas de expresión: escritura, dibujo, collage, etc.

 

Ejemplo de un taller de dramatización creativa expresiva (Nivel: Enseñanza Secundaria Obligatoria)

Objetivos.

Desarrollar la empatía

Producir textos con intención literaria desde una postura personal crítica y creativa

Prosificar y expansionar un texto en verso

      Reconocer el punto de vista del narrador, los tipos de narrador y la relación entre el punto de vista y las personas gramaticales usar el punto de vista narrativo.

 

1. Puesta en marcha

Ponte en su lugar

Se forman parejas. Cuando se indique, uno hablará de sí mismo adoptando el papel de alguien que le conoce bastante bien, por ejemplo: su madre, su padre, su mejor amigo o amiga, su profesor o profesora, etc. A continuación, el otro hace lo mismo.

Se repite la operación pero cambiando de personaje. Si uno antes ha hablado desde la perspectiva de la madre, ahora lo hará desde la del mejor amigo o de la del profesor.

Desde mi punto de vista

a) Se forman grupos de tres y se elige un hecho para contar, que haya ocurrido a alguno del grupo. Por ejemplo: una anécdota graciosa, un accidente, una operación, la obtención de un premio, etc.

A continuación se distribuyen los papeles de protagonista, testigo u observador e informador.

b) Cuando se indique, se narra oralmente el suceso al resto de la clase. El protagonista lo contará teniendo en cuenta que él es quien vivió la acción, por lo que ha de estar emotivamente identificado con lo relatado, expresando los sentimientos y pensamientos que, en el momento del suceso, pasaron por su mente.

El testigo u observador narrará, en primera persona, sin implicarse emotivamente, limitándose a referir los hechos.

El informador hace una visión sumaria de lo sucedido, relatando en tercera persona; no se implica emotivamente, se muestra indiferente.

c) Una vez que todos los grupos han intervenido, se comenta lo realizado.

 

2. Relajación

Se necesita una grabación de música de flauta con un tempo muy lento, por ejemplo el andante de la Sonata BVVV 1034 de Bach o música de los derviches danzantes de Konia.

Los participantes, sentados en sus asientos con los ojos cerrados y el cuerpo relajado, van siguiendo con la cabeza el movimiento de la música, imaginando como si la melodía saliera de la punta de su nariz.

 

3. Expresión comunicación

            3.1. Lectura del texto

Yo me era mora Moraima,

morica de un bel catar:

cristiana  vino a mi puerta,

cuitada, por me engañar.

Hablome en algarabía

como aquel que bien la sabe:

-”Abrasme las puertas mora,

Alá te guarde de mal”

-”¿Cómo te abriré, mezquina,

que no sé quién te serás?”

-”Yo soy el moro Mazote,

hermano de la tu madre,

que un cristiano dejo muerto;

tras mi venía el alcalde.

Si no me abres tú, mi vida,

aquí me verás matar”

Cuando esto oí, cuitada,

comenceme a levantar,

vistiérame una almejía

no hallando mi brial,

fuérame para la puerta

y abríla de par en par.

(Extraído de Poesía Tradicional, Ed. Arce, Madrid 1.978, pág. 223)

 

            3.2. Estimulación mediante torbellino de ideas

Tras la lectura y comentario del texto se trata de provocar la imaginación de los participantes para que aparten nuevos datos que el poema no proporciona. Para ello hay que imaginar una serie de detalles que no están en el texto. Esta tarea se puede dividir en dos fases: la primera referida a la forma cómo narra Moraima su desdicha; la segunda, al contenido de su narración.

Forma de narración: El romance está narrado en primera persona central, es decir, Moraima relata un hecho del que fue protagonista. Teniendo en cuenta lo anterior, contestar oralmente a las siguientes cuestiones:

¿a quién lo cuenta: a una amiga, a su nieta, a un juez, etc.?

¿qué otros personajes intervienen en la escena?

¿cuánto tiempo ha pasado desde que le ocurrió a Moraima su desgracia y el momento en que lo narra?

¿dónde está Moraima cuando hace la narración: en un burdel, en la fuente, en casa, etc.?

¿qué acciones físicas, tareas, realiza Moraima mientras hace la narración?

¿para qué cuenta Moraima su historia?

etc.

Contenido del relato:

¿qué hacía Moraima antes de la llegada del cristiano?

¿qué rasgos físicos y psíquicos destacaríamos en él?

¿qué ocurre una vez que ha entrado Mazote?

¿qué influencia tiene en la vida posterior de Moraima

su encuentro con Mazote?

etc.

Todos estos datos se utilizarán después para la recreación del relato.

 

            3.3. Tres puntos de vista

En grupos de tres: uno cuenta la historia de Moraima como si fuera este personaje, otro cuenta la historia como si fuera el moro Mazote, otro cuenta la historia como si fuera la vecina de la casa de al lado.

 

            3.4. Programa de radio “Presente histórico”

El presentador del programa es el profesor, que explica que en este programa se traen personajes históricos reales o imaginarios y se les hace una entrevista.

Sucesivamente va entrevistado a Moraima, a Mazote y a la vecina.

El resto de alumnos, que hacen de oyentes, plantea preguntas las preguntas que consideren oportunas, a cualquiera de los entrevistados, simulando que las hacen por teléfono.

 

3. Retroacción

Hacer nuevas versiones del texto

Muestras producidas

Aquel día la mora Moraima había ido a lavar como tantos otros días.

Moraima daba golpes a la ropa, intentando sacar una limpieza que ella sabía que nunca conseguiría.

Hacia veinte años de aquel fatal hecho. Hoy lo contaría, simplemente por desahogarse.

Ambiente de silencia. Miradas furtivas. Sus vecinas, que estaban en el lavadero, nunca hablaban con ella.

Preguntándose por qué, Moraima levantó la cara y una lágrima caía silenciosa.

Comenzó diciendo que ella a sus quince años era hermosa como una flor, pero alguien la marchitó, que un día estando en casa vino un hombre diciendo ser familia de su madre, ingenua le abrió la puerta, que aquel hombre diciendo ser familia de su madre, ingenua le abrió la puerta, que aquel hombre dijo llamarse Mazote... No dijo nada más. Su voz agria, rencorosa y rota no necesitaba explicar nada más.

La ropa que lavaba, casi nueva, estaba desgarrada, igual que ella se sentía por dentro. Su cara, hace tanto tiempo hermosa tenía los ojos hundidos, mirar agrio, la boca amarga y sabor de rencor.

Siguió contando que desde aquel día su vida se vino abajo y que nunca más volvió a reír.


                                                      (Libertad, 2º de BUP)

 

Era día de verano,

día de mucha calor,

cuando Moraima a su puerta

habla con un gran dolor

a Roara, amiga única,

que escucha con atención.

Ha pasado largo tiempo

de aquello que acaeció,

más ella lo siente aún dentro,

¡fruto de amargo sabor!.

En una noche de invierno

cuando aprieta la frescor,

estaba Moraima sola

durmiendo un sueño dulzón,

cuando a la puerta golpean

con rapidez y “estruendor

y hablando en algarabía

le dijo una fuerte voz:

- ¡Abre mora, por Alá,

abre a prisa y sin temor!

- ¿Cómo os voy abrir sin más?

¿Cómo os puedo abrir, señor,

si no sé siquiera quién sois?

- Hazme caso por favor,

el alcaide va tras mí

a un cristiano maté yo.

Moraima va pronto a allí

arropada en su mantón,

mas cuando abre su casa

algo la sobresaltó.

No es moro si no cristiano

el que a la puerta llamó.

Sorprendida está la mora,

su rostro palideció.

Rudo caballero armado

penetra por el portón

de la cintura la coge

sin menor vacilación,

¡Ay de la pobre Moraima

que todo allí lo perdió!

Su amado de guerras vuelve

y le invade la furor.

- Yo he de matarlo, Moraima,

todo sea por tu honor.

Los dos a muerte se retan.

Los dos la muerte llevó.

A la hermosa y triste mora

han partido el corazón.

Largos días han pasado,

más se acuerda sin rencor.

Las sus manos acarician

al fruto del deshonor.

                                                             (Carolina, 2º de BUP)

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

DÍEZ, M.D. y otros (1980): La creatividad en la E.G.B. Morava. Madrid

KARIOT, J. (1970): Creative Dramatics As Aid In Developing Creative Thingkig AlBilities. Speech Teacher, Vol.4, november.

OBERLÉ, D. (1989): Creativité el jeu dramatique, Meridiens Klincksieck, Paris

MOTOS, T. (1993): Las técnicas dramáticas: procedimiento didáctico para la enseñanza de la lengua y la literatura en la Educación Secundaria, Universitat de Valencia, Servei de Publicacions.

POVEDA, M. (1973): Teatro y Creatividad, Narcea, Madrid.

TORRANCE, E.P. (1965): Rewarding Creative Behavior, Englewood Cliffs, New Jersey.

 

Libros recomendados por sus orientaciones y sugerencias prácticas:

Para los Ciclos Inicial y Medio de Primaria:

ALBERTI, J. y otros (1988): Dramatización, Ministerio de Educación y Ciencia-Vicens Vives, Madrid, Barcelona.

ALABAU, A. y otros (1993): Unitats Didáctiques (I) Dramatització. El personatge. Generalitat Valenciana. Consellería d’Educació y Ciencia. Valencia

FERNÁNDEZ, J.A. (1988): Psicomotricidad y Creatividad Dinámica, Bruño, Madrid.

FAURE, G. y LASCAR, S. (1981): El juego dramático en la escuela, Cincel-Kapelusz, Madrid

Para el Tercer Ciclo de Primaria y Educación Secundaria Obligatoria:

CARRILLO, E. y otros (1987): Dinamización de textos. Alhambra, Madrid

CARCIA, L. y MOTOS, T. (1990): Expresión Corporal. Alhambra, Madrid

MOTOS, T. y TEJEDO, F. (1987): Prácticas de dramatización. Humanitas. Barcelona.

MOTOS, T. (1985): Juegos y experiencias de Expresión Corporal. Humanitas. Barcelona

CAÑAS, J. (1984): Actuar para ser. Fundación Paco Natera, Jaén.

EQUIPO CODA (1987): Creatividad teatral. Alhambra. Madrid.

Libros teóricos:

CAÑAS, J. (1992): Didáctica de la Expresión Dramática, Octeadro, Barcelona

BARRET, G. (1988): Pedagogía de la Expresión Dramática. Recherche en Expresión. Montreal.

 

3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.
               > Programa profesional multitalentos (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net